Cómo hacer yemas de Santa Teresa- Repostería tradicional de Ávila

Cómo hacer yemas de Santa Teresa- Repostería tradicional de Ávila

Yemas de Santa Teresa. – En este artículo te enseñamos paso a paso cómo hacer de manera sencilla, la receta de un postre tradicional de Ávila, lleno de historia.

Este exquisito dulce, se elabora únicamente con yema de huevo y azúcar, se las da forma redondeada a mano, formando pequeñas esferas e irregulares entre ellas, como resultado de su elaboración manual.

Su color es amarillento, como la propia yema del huevo y están cubiertas de azúcar glaseada, teniendo una textura suave que se deshace inmediatamente en la boca.

Historia de las yemas de Santa Teresa

Las yemas de Santa Teresa tienen origen árabe.  Unos cuentan que es un producto elaborado por monjas antes de la Reforma Carmelitana y adquieren su popularidad durante la vida de Santa Teresa de Jesús. Posteriormente la fórmula se extiendo en diversas pastelerías de Ávila, y de forma tradicional y artesana se fue transmitiendo de padres a hijos.

 En cambio, otros dicen que las Yemas de Santa Teresa, se fabrican directamente en las pastelerías, concretamente en la pastelería de Don Isabelo Sánchez, hace 130 años.

Dicha pastelería aún existe, y el nombre de las Yemas de Santa Teresa, se adquiere porque la ciudad de Ávila, es una ciudad convento, donde se respira un aire teresiano en cada rincón de su bonita ciudad.

Ingredientes para elaborar las yemas de Santa Teresa

  • 12 yemas de huevo
  • Ralladura de la piel de ½ limón
  • 200 gr. De azúcar
  • 100 gr. De azúcar glass, para cubrir las yemas.
  • 10 ml de agua

Datos de interés

Dificultad: Media

Elaboración: 15 minutos

Reposo del dulce: 45 minutos

Elaboración de las Yemas de Santa Teresa

#1 En una cacerola añade 10 ml de agua, más los 200 gr. de azúcar y la piel de limón. Cocemos a fuego medio, hasta obtener un almíbar a “punto de bola”. Podemos usar un termómetro para comprobar el punto del almíbar. El almíbar estará cuando alcance la temperatura de unos 105 ºC.

Truco: Si no tenemos termómetro, retiraremos la cacerola, antes de que el almíbar coja color o bien para saber si el almíbar ha alcanzado el “el punto de bola”, coge un poco de líquido entre los dedos y si puedes hacer bolitas, es que el almíbar ya está.

#2 A continuación en un bol grande, se procede al “cachado” separar la yema de la clara y batimos las yemas. Una vez batidas las yemas, lo pasamos por un colador.

➡ Seguir leyendo la receta...😃


Cristina Capitán 12/10/2018 · #4

#1 Me alegro que te haya gustado la receta Ignacio. Muchas gracias

+1 +1
Cristina Capitán 12/10/2018 · #3

#2 Muchas gracias Marco Antonio

0

muy bueno...rico rico.... saludos de COBEPAN

0
Ignacio Orna (Nacho) 12/10/2018 · #1

Muchas Gracias por traer tan dulce información que me ha venido a recordar la canción "Alacena de las monjas" https://www.youtube.com/watch?v=3mZSDDb-BwU

0