Daniel Sachi en Emprendedores y Empresarios, Directivos y Ejecutivos, Recursos Humanos Director General • Riskout International 26/2/2018 · 1 min de lectura · 5,8K

Si quieres que alguien te diga qué hacer, no busques un coach

Si quieres que alguien te diga qué hacer, no busques un coachLas palabras coach o coaching se han hecho muy comunes en las organizaciones.

Cuando uno pregunta qué es, rápidamente se lo asocia con directores técnicos o entrenadores porque es lo que se ve en las películas americanas.

Y de allí que se espera que el coach sepa mucho de cada cosa sobre la que va a aconsejar, que dirija las acciones, que capacite, que defina estrategias, que entrene y otras tantas cosas que nada tienen que ver con la actividad de un coach por nuestros pagos.

Y realmente esto es un problema porque se generan expectativas de la relación entre el coach y el que recibe el coaching (coachee), que son absolutamente irrealizables.

Si hablamos de saber mucho sobre lo que se va aconsejar (Pensando en nuestras actividades laborales), esto requiere de mucha experiencia acumulada sobre muchos aspectos muy difícil de encontrar en una sola persona. Es trabajo de especialistas.

Si hablamos de capacitar, el hecho de transmitir conocimientos requiere que el coach posea los mismos y las herramientas para hacer esta transmisión efectiva y que se haga carne en el otro. Y si esperamos que la capacitación sea en competencias laborales, otra vez es trabajo de especialistas.

En el caso de definir estrategias, esto implica que el coach tiene mucho que ver con el negocio o giro de la organización y sus particularidades, no es labor simple para un externo y se parece más a la actividad de un dueño o un alto mando interno.

Ver más en 

https://www.riskout-intl.com/single-post/2018/02/26/Si-quieres-que-alguien-te-diga-qu%C3%A9-hacer-no-busques-un-coach


Desde que encontrar trabajo se ha convertido casi en una utopía para un gran número de personas, han aflorado infinidad de profesiones dedicadas "supestamente" a favorecer la inseción laboral utilizando términos o anglicismos que, a pesar de contar con la versión en castellano, utilizan como si fuera algo novedoso con un claro objetivo: intentar sacar los cuartos a quienes anhelan imcorporarse al tan demandado y renovado mercado laboral, ese en el que para ejercer como un simple auxiliar de almacén, es decir, un mozo de almacén de los de toda la vida, ha de estar preparado para realizar tareas de recepción de mercancías, organizar el almacén, mantenerlo limpio, introducir los datos en el ordenador, saber varios idiomas... y total para recibir un salario neto de 800€

+2 +2

Cualquier profesional de cualquier área, sea la que sea sin excepción... debe prepararse para su vida profesional. Una cosa son las profesiones y otra las personas que desempeñan esas profesiones. Una titulación no hace una profesión y mucho menos a un profesional. Este Post nos brinda la posibilidad de reflexionar sobre ello sin, por mi parte, no sólo circunscribirme al coach, pues hay tantas y tantas personas que te pueden decir qué hacer y cómo: fontaneros, electricistas, bomberos, médicos, abogados....

+2 +2