Daniela M. de S.Valenzuela en IFB, Moeda Digital, kriptacoin & Bitcoin cadista 16/9/2017 · 5 min de lectura · ~10

Cloud

Administracion y creación de sistemas Cloud

La nube es un modelo de consumo de tecnología que está revolucionando la manera en la que las empresas implementan procesos de gestión. Si antiguamente todas las organizaciones se veían obligadas a adquirir tanto hardware como software para satisfacer sus necesidades de TI, en la actualidad disponen de muchas más opciones, con ventajas y ahorros significativos.

Cloud


¿Qué es la nube?

No es otra cosa que un conjunto de servidores alojados en centros de datos repartidos por todo el mundo y conectados a Internet, en los que se dispone de capacidad de cómputo, redes y almacenamiento, y se ofrecen a las empresas en modalidad de pago por uso. Eso evita todo tipo de inversiones. Desde las primeras y más significativas, hasta las incrementales y sucesivas, y también el mantenimiento de las mismas. Convierte el inmovilizado en activos informáticos en un coste mensual transparente y predecible.

¿Para qué sirve la nube?

Probablemente la estemos ya utilizando sin habernos dado cuenta. Un caso muy habitual es la gestión del correo electrónico. A día de hoy casi ninguna empresa gestiona internamente las infraestructuras de correo, que suponen tanto inversión en hardware como en software. Se contratan los buzones y se externaliza el servicio, de tal forma que añadir o reducir el número de buzones es una tarea sencilla e inmediata. Con el valor añadido que no tenemos que preocuparnos ni de la disponibilidad ni de la seguridad de los datos

La nube también podemos aprovecharla para establecer entornos de colaboración (vídeo conferencias, chats, edición compartida de documentos, portales), hospedar sitios web y blogs, crear y alojar aplicaciones corporativas, gestionar copias de seguridad cifradas con avanzados sistemas de recuperación de datos, hacer streaming de audio y vídeo, entregar software a petición, o poner en marcha soluciones de Business Intelligence para analizar datos y con ello detectar patrones y hacer predicciones que ayuden a la toma de decisiones en los negocios.

Básicamente la nube ofrece tres tipos de servicios: Infraestructura como Servicio (IaaS), Plataforma como Servicio (PaaS) o Software como Servicio (SaaS).

En Efficientic entendemos que todo este paradigma del cloud computing puede resultar algo complejo para las empresas, acostumbradas a albergar sus datos dentro de las oficinas y servidores locales, pero afortunadamente aspectos tales como la disponibilidad, seguridad y confidencialidad de los datos están más que resueltos.

Además, si el cliente deseara hacer modificaciones, el servicio sería inmediato pues Efficientic ofrece, entre sus otros servicios, soluciones de asistencia remota.


Por otro lado, fabricantes como Microsoft son capaces de aportar soluciones p