Daniel Gutierrez Perez in beBee en Español, Escritores Ateniam Ambassador • Ateniam Apr 26, 2017 · 2 min read · +200

El amor ¿realmente duele?


No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas
Paulo Coelho

El amor ¿realmente duele?

El amor duele, claro que duele.


Tal vez lo digo porque ahora me siento con el corazón apretujado, pero vamos ¿quién no se ha sentido así antes?
Sinceramente es bueno, sentirse así y escribir, te inspira más, te libera el alma, pero el fin de este post es para preguntarse…


¿Realmente el amor duele?


La respuesta es NO.


El amor no duele ni tiene que doler.


Lo que duele son nuestras decisiones erradas, nuestra mala manía de apresurar las cosas, de que sean tal cual queremos, a nuestro ritmo, a nuestro paso y sin querer, nos vemos presos del mal de muchos y caemos sentenciados al mal de amores.

A veces nos preguntamos ¿por qué no funcionó? ¿En qué fallé? ¿Qué fue lo que no le gustó de mí? Pero nunca nos preguntamos ¿Era el momento correcto para comenzar? ¿Evaluamos nuestra relación de manera frecuente para detectar debilidades? ¿Era la persona idónea con la que debía estar?


Nos pasamos las horas, las noches pensando en nuestros errores, y sí, tal vez fuimos culpables de la situación, pero no evaluamos el porqué de las cosas, nos olvidamos que todo tiene un tiempo, un propósito, un momento, no recordamos que no es lo que queremos, sino lo que necesitamos, nos sumergimos tanto en la idea de “lo quiero y debo tenerlo” que olvidamos cuestionarnos “y si no es el momento o la persona y falla ¿qué sucederá?”.

El mal de amores siempre ha existido, siempre existirá, te pasó a ti, a mí, a todos, tal vez ahora eres una persona felizmente casada, con sus altibajos que todo matrimonio tiene, pero feliz y puedes presumir que pasaste 5, 10, 15 o hasta 20 años con tu pareja antes de casarse que hasta pueden ser inmunes al mal de amores, pero en alguna parte de tu vida, incluso en la niñez, aquella etapa donde sólo queda polvo de recuerdo, padeciste eso, es como la varicela, que al menos a 9999 de 10000 niños les da.

Pero entonces ¿cuál es la solución?

Para no enamorarte, no lo sé, pero para aplazar el momento, sí lo sé, distráete, patina, pinta, dibuja, escribe, compón música, aprende a tocar un instrumento, hay tantas cosas emocionantes que puedes hacer sin necesidad de una pareja sentimental, que cuando las vayas descubriendo, hasta quedarás asombrado cuan bebé se asombra con algo nuevo.

Pero… ¡Duele mucho!


Sí, duele, nunca he entendido por qué aunque tu mente sabe que es algo temporal, tu pecho te aprisiona como si estuvieses siendo aplastado por dos paredes, pero siempre recuerda estas 3 cosas:

    • Las cosas siempre pasan por algo.
    • Quien llega a tu vida, llega con toda una clase llena de lecciones, sólo basta poner un poco de atención para darse cuenta de cada una de ellas.
    • El dolor, con el tiempo cesa, sí, los recuerdos se quedan, la añoranza aparece, pero el tiempo, un poco de sanidad siempre te ofrece.

      Además, distrae el dolor, haz aquello que hacías antes y si no recuerdas lo que hacías, reinvéntate, es bueno dar un tiempo de luto por la relación, pero no selles con moño negro tu corazón, hay un alma vagando por ahí esperando unirse con tu corazón, como nunca antes alguien se ha unido, sólo es cuestión de esperar, entender los tiempos y esperar que la magia haga lo suyo.

      Si tú, como yo, te encuentras en un momento en el que desearías un corazón de piedra o al menos no tener tiempo como para desear una pareja, te recomiendo que no pierdas la fe, tarde o temprano, alguna persona loca llegará a tu vida y te hechizará como nunca antes y cuando te des cuenta, volverás a creer en el amor.


      Te dejo con una frase mía y una imagen muy coqueta…




      Nunca tengas miedo de enamorarte otra vez, pues el amor, junto con la fe y la esperanza, son del mundo el mayor motor. 
      Daniel Gutiérrez Pérez







      ¿Te ha gustado el artículo?


      => Márcalo como relevante

      => Compártelo en redes sociales:

      Presiona el botón "Compartir"  al final del artículo para que veas las opciones.

      =>Sígueme en Redes Sociales

      Daniel en beBee             Daniel en Twitter 

      => Mira mis demás publicaciones

      Daniel en Producer