David Navarro López to my followers Service Technician • Fawema GmbH May 18, 2019 · 1 min read · 20.2K

Desempleados: Victimas de la automatización?

Desempleados: Victimas de la automatización?

Muchos empleados observan con horror cuando la empresa en la que trabajan opta por modernizar y automatizar sus procesos.

Lo primero que les viene a la mente es, ¿a cuántos van a despedir? ¿Me tocará a mí?

La respuesta es fácil: Si, te van a despedir. La cuestión es cuándo, cómo y porqué.

Y eso no depende del todo de la empresa. En gran parte depende de ti.

Para entender eso, hay que tener algunos conceptos claros.

-Una empresa no es una obra social. Es un negocio. 

Y hay que verlo como tal, no importa si eres un alto ejecutivo o el que barre la puerta en tu empresa.

Y si no, que se lo pregunten a Nokia. Hace unos años, todo el mundo tenía uno. En aquel entonces, a nadie se le ocurriría que en 10 o 15 años, Nokia habría desaparecido del mapa.

Pues es lo que hay. Todas las empresas están condenadas a desaparecer, y con ellas los puestos de trabajo que las sustentan.

A no ser que sean lo suficientemente visionarias para irse modernizando y adaptando a los cambios.

Esto nos lleva al siguiente concepto.

-Renovarse o morir. 

La suma de los empleados es lo que forma una empresa. Si sus empleados no progresan, no crecen profesionalmente, la empresa no crece, y está destinada a morir prematuramente.

Cuando vamos al supermercado, y vemos que los productos de consumo diario mantienen o incluso bajan sus precios, no nos preocupamos, al contrario, nos alegramos.

¿Es en serio? A nadie se le ocurre pensar en cómo ha sido eso posible, cuando el costo del resto de cosas, energías, materias primas, sueldos, etc. no parece que haya parado de crecer.

Aquí no hay fórmulas mágicas.

O mejoran sus procesos, reducen personal, optimizan sus procesos, estrujan a sus proveedores, diversifican su producto, o ya pueden ir preparando las maletas.

Las empresas de éxito tiene la sana costumbre de estar en un proceso de mejora continua.

Evaluar sus costos, buscar nuevas maneras de hacer lo mismo de forma más eficiente, o buscar nuevos productos que se puedan adaptar a sus procesos existentes. Eso hacen.

Formar parte de una empresa y, simplemente, hacer lo que te mandan, te coloca automáticamente en la lista de empleados prescindibles, porque no has entendido que la empresa va a seguir progresando, contigo o sin ti.

Cada empleado debe hacer el mismo ejercicio de autocrítica y mejora continua que hace la empresa, o nunca será parte del núcleo “imprescindible” de la misma.

Por otro lado, juegas con ventaja.

Nadie conoce mejor que tú los detalles de tu puesto de trabajo, ni en qué se podría mejorar.

No importa qué posición ocupes en tu empresa, ni si tienes las capacidades necesarias para optimizar tu puesto de trabajo o aportar ideas para ello.

Lo que de verdad importa, lo que la empresa va a tener en cuenta, es que no sólo “hagas lo que te mandan”, sino que estés en la misma línea de pensamiento de la empresa.

Ningún empresario en su sano juicio va a prescindir de un empleado que tenga esa disposición, no importa su nivel de capacitación. Con esa disposición, la empresa ya buscará la manera de formarte y aprovecharla.

Y si no lo hace, ya sabes. Búscate otro empleo, porque esa empresa se va a caer, más temprano que tarde, y no despedirán a unos cuantos. Se quedarán todos en la calle.



Dedicado a Rodolfo Albornoz y Diego Guantay.

Créditos de las imágenes:

KUKA Systems GmbH - KUKA Systems GmbH, CC BY-SA 3.0,

20 Minutos


Jose Miguel Sirgo Pascual Jul 4, 2019 · #17

Totalmente de acuerdo al 100%, la evolucion social es imparable y genera cambios desde los albores de la humanidad.
La historia se repite en el presente de igual manera que en el pasado desaparecieron oficios como latero. fabricante de cirios, alfarero, aguador, sereno, herrero,barquero, pregonero, etc. Oficios que solo perduran hoy de forma anecdotica.
El avance tecnologico condenara a la extincion a ciertos trabajos humanos que la tecnologia hara que sean menos rentables.
Todo aquel que se empecine en permanecer anclado en lo mismo se condenara a la extincion.
Si sumas esto que es totalmente logico al particular caracter de los empresarios españoles que hay que echarles de comer aparte y tendremos un coctel perfecto para el desastre.
Lo se por experiencia y parece que mas que empresarios lo que tenemos por esas latitudes son EMPRESAURIOS y al decir esto no pretendo culpara al 100% a los empresarios, la cosa esta mitad y mitad.
Los que me conocen sabe que no soy de los que solo saben quejarse de las culpas ajenas.
Es tonto el que viendo que una locomotora viene contra el a toda marcha, permanece inmovil hasta que lo arrollan.
De nada sirve lamentarse del siniestro y mas hubiera valido ser mas precavido para evitar en lo posible que el tren te coja de lleno dejandote maltrecho.

+1 +1
juan ortega May 31, 2019 · #14

Hola señor y señora.
La crise financière de ces dernières années a eu de nombreux effets visibles sur notre économie, y compris un impact sur de nombreux Espagnols et un peu partout dans le monde. Je parle de la perte de confiance des établissements de crédit qui ont octroyé des prêts presque sans discernement à tous. C'est pour cette raison qu'un collegue de travail et moi meme avons placé un investissement conséquant pour aider nos jeunes start up a voler de leurs propres ailes pour le bonheur de tous.
Dirección de correo electrónico de contacto:
gonzalesfinancial2000@gmail.com

0

@Carmen Maria Izquierdo Hidalgo. Maria has a home run post here, thx for sharing!!!

0
David Navarro López May 21, 2019 · #12

#8 @Maria Carmen, gracias por compartir

+2 +2
David Navarro López May 21, 2019 · #11

@Clau Valerio gracias por compartir

0
David Navarro López May 21, 2019 · #10

#9 Antonio, aqui estamos para exponer nuestras opiniones, y la tuya es más que bienvenida, aunque difieras de entrada.
Por donde tú has pasado, también he pasado yo, te ahorraré los detalles. Por cierto, también he estado siempre en el mundillo del packaging, la hermana pobre y más desvirtuada de los procesos productivos. Por eso escribo lo que escribo. Si una empresa no valoriza a sus empleados por lo que pueden aportar, ya sabes...puerta. O eso, o te pilla la empresa en medio cuando cae. (que también lo he vivido)
Me tocó, con 50 años, emigrar, para encontrar una empresa decente. En España sobran empresas con nepotismo, amiguismo y todos los ismos, destinadas todas al desastre, que van sobreviviendo a base de trampas, pillaje y prácticas no profesionales. A cada cerdo le llega su San Martín.
Para triunfar mediante el trabajo, hay que estar en una empresa en que eso sea lo que tenga más valor. Si no es así, o cambia de herramientas, o cambia de trabajo. Y somos muchos que no conocemos otra cosa más que intentar ser profesionales.

+1 +1
Antonio Pérez Santiago May 21, 2019 · #9

No estoy de acuerdo. Efectivamente una empresa no debería ser una ONG, como dices, pero desgraciadamente parece que sí para algunos. Si los dueños de las empresas supieran lo que hacen sus mandos intermedios con sus trabajadores, desde luego que los despedidos deberían de ser éstos. Se dan muchos casos en que los más pelotas, no los que más trabajan, ni los que mejor hacen las cosas, permanecen en la empresa, confundidos como los que siguen la línea de la empresa y nunca tienen una opinión de crítica constructiva hacia su propia empresa, porque eso es muy difícil de aceptar. Son los que ya a las once de la mañana de un viernes están en el Mercadona con su pareja haciendo la compra del fin de semana, mientras a otros les dan las once, pero de la noche, trabajando aún, para pelear por el puesto de trabajo que tienen y los que más intentan superarse. Yo he sido comercial de una multinacional española y esto que he contado, lo he padecido, yo era el que más prospección de clientes hacía, el que tenía uno de los mejores márgenes de venta, uno de los que más vendía, bajando progresivamente en las ventas, conforme padecía el mooving de mi director comercial, debido a que, sin motivos, desde luego ninguno obejtivo, no le caía bien y claro el que salió fui yo. Esta práctica, no debe ser buena para una empresa y se da mucho. Se rodean de los que le dicen lo que quieren oir.

+1 +1

Me encanta @David Navarro López. Sencillamente genial. Comparto...

+1 +1