David Sánchez González en Administrativos, Recursos Humanos, Auxiliares Administrativos Gestor Back Office 2/10/2017 · 1 min de lectura · 5,6K

Aunque sea alérgico... ¡Me encantan los gatos!

Aunque sea alérgico... ¡Me encantan los gatos!


Hoy va de gatos, la cosa…

Son unos animales fascinantes, lo sabían los egipcios ya mencioné en un post. Hace tiempo leí que este animalito proviene de una extinta raza que logró sobrevivir millones de años, llamada “miacis”, y que con el tiempo derivó en esta especie doméstica (en general) que vemos en hogares (y calles). Parece que no tiene nada que ver con los felinos que conocemos, el tigre, etc… Eso dicen. Es muy interesante, porque siempre he tenido la compañía de estos animales: la manía de estar siempre al acecho, la facilidad con la que dilatan sus pupilas cuando algo les llama la atención, el brillo de sus ojos en la oscuridad. En mi época escolar, se sentaba a mi lado a observar el movimiento del lapicero y meneando la cabeza, siguiéndolo con la mirada, dando toquecitos con la zarpa; o los alaridos de mi abuela Milagros, cuando preparando pescado, el gato se ponía pesado, por las piernas (o le robaba un boquerón…). También, el verlos dormitar al sol tranquilos, que obedece a su metabolismo, aparte de la actitud “morronga” que nos cause. Curiosamente, en el hospital en unas pruebas me preguntaron si tenía animales, ya que me indicaron que tenía alergia… Pero aún así, me encantan…

Para enfocar esto en la búsqueda de empleo y actitud en el trabajo, me picó la curiosidad (como a los gatos), un artículo que decía “¿por qué cazan los gatos?”, por qué son como son, fieles a su esencia, con esa especie de rebeldía marcada. Aquí pongo una parte de ese artículo:

“A pesar de ser domesticados, cazar es algo innato en los gatos. La caza depende de las presas en movimiento, por lo que siempre podemos atraer a un gato moviendo algo. No importa que se lo coma o no, siempre vendrá ante algo en movimiento. Esto sucede por sus genes inclinados a la caza… Su principal técnica es el acecho. Observar a la presa, saber cuál es su recorrido y olerla de lejos. Esperar y esperar, no importa cuánto. Si algo caracteriza a este animal es la PACIENCIA.

Y lo hemos visto muchas veces en casa, en vídeos, cuando jugamos con ellos, con el haz de una linterna en la pared, moviendo la mano debajo de una sábana, la extrema habilidad y equilibrio al ponerse en el filo de una barandilla con facilidad (recuerdo que un gato de angora blanco de una vecina se cayó al patio interior de mi casa desde un cuarto y, menos mal, lo pude recoger y casi no le pasó nada – un susto – pero, me llamó la atención la flexibilidad que tienen, los huesos (también le dolió, claro), y la velocidad con la que se levantó cuando vio a su dueña con su cestita y se metió en ella, asustado y dolorido…

El mercado de trabajo, y por extensión, las ofertas, oportunidades, planes de carrera, ascensos, contactos, siempre se “mueven”; nos llaman la atención, pero no nos las traen a casa: nos debemos mover, acechar, y estar vigilantes… Si esta criatura en origen y apariencia distinto, ha llegado hasta donde está, es por algo, ¡y no cambia el método! Nosotros somos racionales, más creativos, pero seguiremos aprendiendo al observar siempre a nuestro amigo cazador…EL GATO.




#1 Eso de que son solitarios es uno de los tópicos que se les atribuye, claro que depende de si son domesticos o callejeros.
Una de nuestras gatas nos despierta a diario frotando su cara en la mano, como diciendo quiero mimos, es la hora. Creí que lo hacia solo con mi hija, pero no, yo tambien he sido victima 😍.
Hay una abeja que realizó un producer muy bueno desmititificando los tópicos de los gatos.
Este tambien nos habla de ello https://javierbirlanga.wordpress.com/2013/05/07/realmente-son-los-gatos-animales-solitarios/
https://www.notigatos.es/el-gato-ese-animal-solitario/
Muy real esta frase
"El mejor consejo es esperar hasta que el gato te busque y, cuando lo haga, disfrutar de su compañía. Se quedará más tiempo contigo si es él quien toma la iniciativa".
No son solitarios creo que una mejor palabra para definirlos seria, selectivos.

+1 +1

"Mú saláo" :-)

+1 +1

Creo que en latín es "Catis gordus peludae..." :-D

+1 +1

Con 15 en la nave de mi padre tuvimos una gris como la del video, no recuerdo que raza es.

+3 +3

#6 no veas como pica 😂 tengo dias chungos dias muy chungos. El placer de acariciarlos, y sentir su ronroneo es terapeutico, eso de momento prima.

+1 +1

En Tres Aguas - un centro comercial aquí - fui al cine, y por la noche estaba tomando algo y salieron 2 a ver si veían algo de comer de los restos de Rodilla y estos sitios (había poca gente), y salvo el tamaño, uno más grande que otro, eran ¡idénticos! Con unos ojos preciosos, atigrados, pero de un color que no había visto nunca, blanco rayado, como vainilla, no sé como decirlo... Se ve que eran la madre y una cría. Bueno, un niño pequeño, como loco detrás de ellos... :-D

+2 +2
Ignacio Orna (Nacho) 2/10/2017 · #6

#2 Hiper alergia con gusto...

+1 +1