Diana Marcela Montoya en Moda y belleza, Moda Mujer, Estética y Belleza Consultor 1/12/2016 · 3 min de lectura · +900

Chic y barato: de compras con poco presupuesto

Nota: las marcas y precios mencionados en este artículo son exclusivos de Colombia.

“El que busca encuentra”… Eso dice el adagio aludiendo a que casi cualquier cosa en la vida se puede hallar cuando se busca con tenacidad, empeño o tesón; y aunque aplica para muchas circunstancias, se ajusta muy bien a la hora de comprar ropa, porque a casi todas las mujeres las seduce la idea de adornar su cuerpo con prendas o accesorios que les ayuden a mostrar su identidad con un sello personal, más allá de los prototipos o estándares de belleza establecidos socialmente.

El acto de adquirir las prendas que cubren el cuerpo constituye más que una transacción comercial, es una declaración de los más internos caprichos o deseos y la manifestación del poder adquisitivo y del holgado o apretado presupuesto con el que se cuenta en el momento de invertir en el armario.

Es por eso que a la hora de comprar, las mujeres de verdad, las que trabajan, se montan en un Transmilenio, hacen mercado y administran el dinero haciendo que alcance para la leche de los niños, así como para la falda, los tacones o el vestido con el que irán a la oficina, o que usarán para la cita romántica con el novio hacen actos malabares sumando aquí, quitando allá y ajustando por acá cada peso que se invertirá en trajes, atuendos y ornamentos.

Y es que comprar con poco presupuesto es un arte. Me dediqué a esta labor, casi detectivesca, de buscar por aquí y por allá ropa para armar tres looks para el mismo número de ocasiones, y si bien es cierto, la oferta de los almacenes en los centros comerciales es grande y hay ropa para todos los gustos, no siempre es verdad que aplique a todos los presupuestos y cuando lo hace, por lo general, no satisface las expectativas esperadas.

Por eso, como buscando una aguja en un pajar, recor