Diego Fernando Ramírez Ossa in Gestión del Conocimiento Empresarial, Directivos y Ejecutivos, Gestión Administrativa Subdirector Científico • E.S.E. Hospital San Rafael Sep 14, 2019 · 1 min read · 3.1K

Las cinco habilidades de un líder integral

Las cinco habilidades de un líder integral


Una de las necesidades de las compañías en la cuarta revolución industrial es contratar a líderes o hacer que sus jefes se conviertan en ellos. Y no es para menos. En tiempos donde la inteligencia artificial y las máquinas juegan un papel relevante, el valor diferencial está ligado a las capacidades humanas.

Es por eso que las empresas se han visto obligadas a incluir personas “integrales” con el fin de mejorar el rendimiento dentro de la empresa, tal como asegura Patricia Vargas Rojano, gerente de Right Management Colombia. De hecho, el riesgo de no contar con ellas podría afectar los procesos internos, pues su rol permite desarrollar nuevas dinámicas de trabajo para lograr metas de forma rápida y sin afectar el clima laboral.

Para Vargas, es necesario separar la idea tradicional de que los títulos académicos son un factor determinante para seleccionar a un líder integral. “Hoy ya no es suficiente una titulación porque hay varias capacidades que no son instruidas por las universidades o no son llevadas a situaciones reales, por eso la importancia de desaprender lo tradicional y enfocarse en los nuevos retos que está trayendo el mercado laboral”, asegura.

Esos desafíos pueden ser solventados, en su mayoría, a partir de las llamadas habilidades blandas. Según Right Management, estas son las capacidades que deberían tener los líderes integrales y que podrían dotarlos de atributos gerenciales.

1. Innovación 
El líder debe ser capaz de proponer soluciones novedosas y diferentes a los problemas dentro de la empresa, así como crear estrategias que orienten a su equipo a los resultados positivos.

2. Trabajo en equipo
Aunque puede ser una habilidad considerada cliché en la actualidad, no todos logran desarrollarla en su totalidad. La persona que tenga la capacidad de generar confianza y romper con el eje de la subordinación, es capaz de llevar a su equipo a lograr las metas trazadas.

3. Humildad para aprender
La ruptura de la verticalidad en las organizaciones es un común denominador. Las empresas se han transformado en escenarios más flexibles, donde las personas pueden avanzar en sus conocimientos, por lo que el líder debe ser humilde al reconocer que sigue aprendiendo del día a día y de las personas con las que trabaja.

4. Análisis de datos
Tener la capacidad de interpretar datos desde una perspectiva transdisciplinar y usar las herramientas tecnológicas a su favor, no solo aporta al desarrollo de la organización, sino fomenta su crecimiento personal y profesional.

5. Reconocimiento 
Aprender a conectarse consigo mismo y reconocerse como un miembro más del equipo ayuda a que se actúe con sabiduría. Esto le permite identificar sus oportunidades de mejora y cambiar la forma en la que reacciona ante diversas situaciones o comunica los mensajes.


Que buen aporte!!!

0

Excelente articulo y de mucha utilidad

0