Erick Angeles Preciado| in Médicos y Profesiones Sanitarias, Derechos Humanos, Sanidad y Medicina Gerontologo • independiente Aug 29, 2016 · 2 min read · +400

SOY ABUELA CUIDADORA… ¿Y MIS DERECHOS?

SOY ABUELA CUIDADORA… ¿Y MIS DERECHOS?En el marco de la celebración del Mes del Adulto Mayor y el Dia de las y los abuelos creemos necesario tocar un tema que en general se nos hace común. La figura de la abuela es bien conocida, y hasta en muchos casos amada, ¿Quién no ha disfrutado estar con su abuela en algún momento de su vida?

Actualmente podemos encontrar diversas imágenes que muestran lo divertido que es ir a visitar a este ser querido que nos da amor, nos protege y muchas veces es conocido como la “abogada de los niños”. Retomaríamos entonces, el papel que juega este miembro de la familia como vital para los que hemos ido creciendo al mismo tiempo que madurando siempre con la enseñanza de la abuela.

Mas, sin embargo, toda historia tiene su tinte negro y su mensaje oculto, talvez lo que estés a punto de leer no lo creas o lo veas como algo “que no te pasa a ti, ni a tu familia”, y es que, al delegar el cuidado de un bebe o un niño a una persona adulta mayor, no es del todo malo, desde el punto de vista gerontológico, sirve como un método de terapia para la persona adulta mayor y como un cuidado extra que se nos quedara si somos la parte cuidada.

Pero, ¿Qué pasa cuando deja de ser una terapia o una ayuda voluntaria, a ser una obligación? Al hablar de “obligación” debemos tomar en cuenta que muchas veces como madres o padres se nos hace fácil dejar encargado por un ratito a nuestro hijo y eso repito, es bueno. Se vuelve negativo y hasta cierto punto abusivo al momento que se convierte en una acción continua y que sobrepasa el límite. En algunos casos llegamos a violentar al adulto porque <<no cuidó bien a nuestro hijo/a>> sin saber que la repercusión a nivel psicológico es fatal para el adulto, ya que la idea de sentirse “inútil o inservible” se hace presente y la ve como una agresión directa.

La situación más alarmante en torno a este abuso familiar esta de lado de las mujeres, la figura de la abuela tierna y amorosa que nos recibe con una sonrisa se torna en un cuadro casi de película de terror al ver como es obligada y transgredida su libertad por tener que cuidar a su nieto o sus nietos. Debemos ser conscientes que el esfuerzo que tiene que hacer una persona mayor para cargar objetos o inclusive para estar corriendo detrás de un niño puede causar un accidente que lastime a ambos.

El mejor consejo que podría darse en este ámbito es el de comunicación entre familia, dejando en claro que la ayuda de parte de la abuela es únicamente VOLUNTARIA y que no debe exceder más de 5 horas, ni 3 días a la semana, tampoco incluye comida, cambio de ropa, o realización de tareas escolares como una obligación. El dejar en claro estos puntos es ejercer tus derechos y dar un paso adelante ante esta violencia silenciosa pero alarmante.

Lo anterior nos permite ver que los Derechos de los Adultos Mayores no han tomado la importancia que se requiere, e incluso muchos de ellos ni siquiera los conocen. Pero entonces, ¿CUÁLES SON LOS DERECHOS DE LOS ADULTOS MAYORES? El derecho a poder gozar de una igualdad real y efectiva, vivir en condiciones de dignidad y respeto a su integridad física, mental y emocional, a la alimentación, la familia, la participación en la elaboración de programas y políticas que atañen directamente al respeto y ejercicio de sus derechos, de la denuncia popular, del acceso a los servicios y ejercer de manera plena y efectiva sus derechos a la salud, educación, trabajo, seguridad social y certeza jurídica.

Finalmente me gustaría terminar mencionando, Abuelo, Abuela, Adulto Mayor y Adulta Mayor, defiende tus derechos, NO más violencia de género, NO más violencia intrafamiliar, NO más exclusión social. Unamos fuerzas y hagamos valer sus derechos al mismo tiempo que fomentemos la difusión de ellos.

“Envejecer debería ser una etapa llena de algarabía y libertad, sinónimo de que los años nunca han pasado en vano” Erick_A.SEGEIN