Cómo presentar un proyecto a inversores potenciales

Presentar un proyecto de emprendimiento  que sea lo suficientemente convincente y bien estructurado para lograr apoyo financiero de inversores tanto públicos como privados es un momento crucial y definitorio en cuanto a la viabilidad y existencia misma del emprendimiento. La necesariedad de los inversores es bastante fuerte en determinados proyectos.

Las reuniones donde presentas tu idea y especificas qué tipo de apoyo necesitas y en qué plazos puede ser motivo de estrés, pero el estrés puede ser mitigado si piensas la reunión cómo la oportunidad de poner a prueba tus habilidades de persuasión.

Cómo presentar un proyecto a inversores potenciales

Elabora un buen proyecto

Empieza por hacerte las siguientes preguntas: ¿cómo funcionará mi proyecto?, ¿cómo lo aplicaré? ¿de dónde obtendré los recursos para hacer lo que quiero? ¿a qué banco solicitaré los créditos rápidos sin mandar documentación que necesito? ¿cuáles prestamistas me ofrecen las mejores posibilidades?

La idea no es suficiente para comenzar un proyecto o para presentarlo ante los inversores; argumentar y sustentar la idea desde todo ángulo posible otorga credibilidad a tu propuesta y la hace susceptible a ser aceptada por los bancos o por los inversores que hayas citado. Ten en cuenta que solo podrás convencerlos a ellos si te convences primero a ti mismo de la salud financiera que puede tener tu proyecto.

El proyecto debe ser claro y objetivo. Sujeta tus pies a tierra y considera cuáles objetivos son verdaderamente posibles de alcanzar a corto, mediano y largo plazo. No autoengañarse es primordial. Analiza el proyecto varias veces antes de darlo por terminado y listo para su presentación.

Buena presentación oral

El éxito de una presentación no solamente se ubica en la estructura del proyecto dirigido a la junta de inversores, sino también cómo explicas el proyecto con tus palabras. Si no entiendes lo que tú mismo has hecho o no sabes cómo hacerlo atractivo para quien te escucha, difícilmente puedas convencer a alguien de invertir dinero en ti.

Habla de modo que contagies el entusiasmo que te genera el proyecto hacia quien te escucha, afirma con certezas que lo que tienes entre manos es una propuesta de valor que le otorgará beneficios siempre que esté dispuesto a asumir los riesgos que acompañan todo joven emprendimiento y novedad en el mercado.

Sé claro y puntual, no pierdas tiempo valioso en reiteraciones si no forman parte de tu plan maestro. Ir directo al grano es un valor que los inversores y empresarios expertos valoran mucho en las personas que tienen una buena idea que presentar.