Eduardo Fuentes in Negocios y Empresa May 21, 2020 · 1 min read · +100

Por qué desarrollar un negocio por fases

Invertir en nuestra propia empresa es siempre emocionante. Al fin y al cabo, construir un proyecto de negocio propio, manejado por nosotros mismos y según nuestros propios parámetros es el más alto sueño de libertad profesional al que podríamos aspirar en nuestra sociedad. 

Por qué desarrollar un negocio por fases

Si además nos centramos en ese sector que dominamos, en el que probablemente nos movemos como pez en el agua, la experiencia se vuelve directamente vocacional. 

Aun así, es un error pensar que el hecho de desearlo allana el difícil y arduo camino que supone crear una empresa, constituir al equipo profesional necesario y alcanzar los objetivos que nos hemos marcado.

Toda creación de una nueva empresa debería desarrollarse por fases, y cada fase debería presentar una serie de criterios objetivos, concretos y sobre todo alcanzables. De nada sirve pecar de exceso de ambición al principio de nuestra andadura, cuando la situación todavía no se ha consolidado ni fluye como debería. 

Al fin y al cabo, hay una realidad económica que no podemos ignorar: disponemos de una fuente financiera que puede ser mayor o menor según el caso, y que puede estar constituida de ahorros personales o de préstamos online España, pero que sigue siendo limitada. Esa limitación es, de hecho, la que marcará el ritmo de crecimiento y nuestras decisiones.

Por otro lado, el hecho de ir progresando no implica que no podamos en algún momento dar marcha atrás. Debemos prepararnos para la posibilidad de equivocarnos en algún momento, de calcular mal, o de hacer algo que veíamos claro pero que en realidad no ha sido una buena idea. Puede ser cualquier cosa: desde el alquiler de una oficina defectuosa, hasta la contratación de un trabajador que ha demostrado no ser tan eficiente como su currículum y la entrevista de trabajo prometían.

Incluso un retraso en la adquisición de ayudas de prestamistas o del pago de un cliente puede ser catastrófico para nuestro negocio si tenemos un timing minuciosamente medido y que debemos cumplir a rajatabla para no sufrir pérdidas. Por eso, planificar y disponer de un plan de emergencias son claves en la supervivencia empresarial.



Hola @Eduardo Fuentes te recomiendo leer esto, probablemente sea de tu interés https://bit.ly/2zVJ09Z

0