¿Qué ayudas para autónomos hay en 2018?

¿Qué ayudas para autónomos hay en 2018?

Ser autónomo ofrece un sinfín de ventajas. Como autónomo, se puede disfrutar, por ejemplo, de mayor libertad horaria o de un salario proporcionalmente más elevado que el de un empleado. Sin embargo, tiene también el inconveniente de que ha de asumir muchos más pagos y tiene muchas más responsabilidades que un empleado.


Una de las mayores preocupaciones de los autónomos tiene que ver justamente con los pagos, pues son muchos los que han de hacer al año. Por ello, en este post vamos a hablar de las ayudas que hay para autónomos en este 2018.


¿Qué ayudas para autónomos hay?

Hay varios tipos de ayudas: de las propias comunidades autónomas, de la Seguridad Social, de los bancos e incluso de las entidades de crédito online. Veamos algunas.


Subvención por darse de alta como trabajador autónomo o por cuenta propia. Esta es una de las ayudas a la que todos los emprendedores acuden. Y es que el hecho de tener un respaldo económico que ayude a hacer despegar el negocio es un alivio.


Esta subvención la regulan las comunidades autónomas y suelen conceder hasta un máximo de 10.000€. Está orientada a desempleados, a jóvenes de menos de 30 años o menos, mujeres desempleadas con discapacidad.


En caso de las víctimas de la violencia de género, a esos 10.000€ hay que sumarle un 10%.


Hay una serie de requisitos que deben cumplirse, uno de los más importantes es que te quedes como autónomo durante al menos dos años.


Eso sí, las cuantías son variables. Todo emprendedor que la solicite no va a recibir esos 10.000€, sino que depende en cada caso. Así, según las condiciones que se cumplan se puede obtener esa u otra cantidad.


En algunas comunidades autónomas, las convocatorias están cerradas o se cierran según periodos. En Madrid, en cambio, está abierta de forma indefinida.


Además de este tipo de ayuda, también las comunidades autónomas ofrecen la posibilidad a las empresas de solicitar becarios o trabajadores en prácticas. De esta forma, el empleado aprende y coge experiencia a la par que cobra y el empresario tiene personal cualificado.


Los préstamos para inversiones son otra de las soluciones que hay en caso de que el autónomo quiera invertir en acciones de futuro.


Y los microcréditos online son una opción para cubrir imprevistos de última hora.



En definitiva, los autónomos cuentan con un montón de ayudas a las que pueden acogerse de forma que puedan vivir más relajado y desahogado económicamente.


Y tú ¿conocías estas ayudas para autónomos?