Enrique González en Actitud, Emprendedores y Empresarios, Estudiantes y Universitarios Instructor • Centro Tecnológico de Especialidad Automotriz 9/2/2018 · 1 min de lectura · 1,2K

¡Un día excepcional!

¡Un día excepcional!

Hoy eh tenido un día excepcional, sin duda alguna estoy muy contento con ello; y todo gracias a la disciplina y hábitos que me prepusé a principio de año nuevo. No ha sido nada fácil pero perseverando podemos lograr cosas grandiosas que no sabíamos que somos capaz de hacer.

¿Alguna vez les han dicho que no se puede tener todo en la vida?

Pues eso no es cierto, todo depende de la perspectiva que lo veas, no importa lo que te suceda; sea malo o bueno, lo único que realmente importará es lo que tú decidas hacer con ello.

Hace unos días estaba algo triste por una situación que me ocurrió en el Instituto donde estudio , pero sin duda eh comprobado que cuando una puerta se cierra, otras dos se abren. Y es allí donde nosotros debemos de saber actuar, y tomar las cosas por los cuernos y domarlas. A través de nuestra disciplina, actitud y hábitos.


Realmente me siento muy satisfecho y feliz conmigo mismo, y no existe algo mejor que ese sentimiento hacía uno mismo. 

  • Estoy cumpliendo mis objetivos-metas
  • Puedo practicar el deporte que amo
  • Conseguí un trabajo que me impulsará en mi ámbito profesional 
  • Tengo una familia extraordinaria 
  • Eh comenzado algunos proyectos con amigos comprometidos y con una actitud muy positiva al igual que yo
  • Y sin duda alguna estoy seguro que es mi camino al éxito 
Aún así, aún no es tiempo de empezar a cantar victoria, pues debo decirles que si uno deja de trabajar en ello porque ya alcanzo el “éxito” deseado a un corto plazo, este podría no pasar de allí, y estancarnos y caer de nuevo en zona de confort. 
Siempre ten en cuenta que si ya conseguiste éxito en algo que amas, SIEMPRE PERO SIEMPRE, debemos tener la visión de decir: “Ok ya tengo éxito, ¿Y ahora qué? .... pues sencillo, debemos escalar a un pico más alto, buscando siempre mejora continua, y claro que sean metas aterrizadas.

No olvides que el éxito repentino es casi imposible de darse, porque detrás de alguien lleno de éxito seguramente hubo una persona que sus ideas iniciales no funcionaron, que quizás lo ha intentado muchas veces, y que sin duda a sentído el fracaso más de una vez. Pero todo es perseverancia día tras día, así que ánimo y siempre confía