Curiosidad... ¿Por Qué Es La Competencia Más Importante Para El Futuro?


Si pensamos que la velocidad del cambio e innovación en los últimos 10 a 15 años ha sido avasallante, yo diría que ¡no hemos visto nada aun! La revolución tecnológica, de la información y el conocimiento que estamos experimentando aumentará su velocidad y se hará exponencialmente más rápida, y al mismo tiempo más caótica e incierta. 

La razón es muy simple, más personas (y ¡robots!) estarán en una feroz competencia por participación en el mercado o por la creación de mercados completamente diferentes. En los próximos 5 años, más de 3 mil millones de personas saldrán de la pobreza y se unirán a la clase media, para llevarla a entre 4.5 y 5 mil millones de personas. Las probabilidades de que haya más experimentación, invención e innovación de todas estas personas aumentarán dramáticamente en los días y meses por venir. 

El “World Economic Forum” ha llamado a esta revolución The Fourth Industrial Revolution o La Cuarta Revolución Industrial y ha identificado 10 competencias que serás críticas para el futuro: resolución de problemas complejos; pensamiento crítico; creatividad; gerencia de personas; coordinación con otros; inteligencia emocional; toma de decisiones; orientación al servicio; negociación y flexibilidad cognitiva. 

Sin embargo, muy pocas personas están hablando de la madre de todas las competencias, la única que distinguirá a los humanos de los robots, y a los emprendedores exitosos de los demás. Esta competencia es la más poderosa de todas. Creatividad, invención e innovación empiezan con ella. De hecho, imaginación y creatividad no son más que una expresión de esta competencia. Estoy hablando de curiosidad … y lo mejor de ella es que es gratis y todos nacemos con ella.

Ahora, ¿por qué no hay más líderes corporativos y organizaciones hablando y promoviendo más curiosidad en sus culturas? Muy simple: 

  • La curiosidad es puesta en marcha a través de preguntas. Y preguntar usualmente implica desafiar el estado actual de las cosas y la experticia de muchas personas. La mayoría de las corporaciones están diseñadas para promover eficiencia y estandarización, suprimiendo la curiosidad, creatividad e imaginación. Tener a alguien en el equipo haciendo preguntas sobre el porqué la compañía hace lo que hace, en la forma en la que lo hace, podría revelar muchos puntos débiles. Y, usualmente, a los líderes no les gusta esta clase de insubordinación contra su sistema.
  • La curiosidad desafía experticia a niveles muy profundos. De hecho, la “experticia” está sobrevaluada y está perdiendo su valor muy rápidamente en estos días. Mientras más gente está generando información y conocimiento, es simplemente imposible para una persona individualmente conocer siquiera el 10% de su campo. La curiosidad trae a la superficie las brechas de conocimiento y a los “expertos” (usualmente aquellos en posiciones de autoridad dentro de la empresa) no les gusta eso. La curiosidad es inconveniente para aquellos que todavía creen que es posible mantener monopolios de información.
  • Muchas empresas y su liderazgo senior aún tienen una mentalidad de medir y recompensar exclusivamente resultados, descuidando los procesos de creación y experimentación, y las experiencias de aprendizaje. Estoy crea una enorme presión en las personas para dejar de detener sus preguntas y sus esfuerzos creativos, para enfocarse únicamente en producir y hacer más y más. Esta es una evidencia más de un sistema de evaluación de desempeño equivocado, en el cual hay mucho peso en metas orientadas a resultados, en lugar de curiosidad, invención e innovación. Ocurre frecuentemente que las compañías premian más a aquellos que producen mucho de lo mismo, ignorando a aquellos que preguntan y crean valor para el futuro. Lo triste/y bueno es que estas compañías están siendo rápidamente disrupted (¡trastornadas!) y reemplazas por aquellas promoviendo curiosidad.

¿Cómo o por qué la curiosidad es la madre de todas las otras competencias que son necesarias para la sostenibilidad, rentabilidad y relevancia en el futuro? ¿Por qué las organizaciones y sus líderes deben prestar más atención a la curiosidad? 

  • En tiempos de cambios profundos sin precedentes, más personas se están enfocando en las respuestas y no en las preguntas. En realidad, los grandes innovadores de todos los tiempos empezaron con una pregunta, innovaron, y continuaron mejorando con más preguntas. Son las preguntas las que revelan lo que hace falta hacer. Las respuestas tienen fecha de expiración, mientras que las preguntas son para siempre.
  • En los pasados dos años se creó más información que en toda la historia de la humanidad antes de eso. Hay respuestas, data e información en todos lados. Pero solo las mentes ágiles y curiosas pueden ver problemas para resolver u oportunidad para explorar en medio de toda esa información. La única manera de lograrlo es haciendo las preguntas que nadie ha hecho antes, o hacerlas de una manera diferente, de tal forma de generar resultados distintos a aquellos que ya se han producido. Muchos innovadores están enredados con data, sin saber qué hacer con ella. En lugar de tratar de hacer sentido de todas esas respuestas, hacer las preguntas más controvertidas podría ser más útil.
  • En tiempos en los que las máquinas (robots, computadoras, inteligencia artificial) pueden almacenar todo el conocimiento e información que la humanidad genera (¡lo cual está ocurriendo ya!), crear nuevos patrones y conexiones de forma única será la clave para diferenciar capacidad de almacenaje versus pensamiento y razonamiento basado en curiosidad. La gente con una curiosidad insaciable hará las preguntas que las máquinas no pueden. Las máquinas son analíticas, pero los humanos también somos emocionales.


Por ejemplo, usando solo tres de las competencias identificadas por el World Economic Forum, esta es la razón por la cual curiosidad es la madre de todas ellas. No puede haber resolución de problemas sin saber el tipo de problemas que se deben resolver. Y esos problemas son traídos a la superficie haciendo preguntas y siendo curioso. Luego, creatividad no es más que una expresión de la curiosidad. 

La toma de decisiones depende de hacer las preguntas correctas. Y aquí es en donde los líderes y gerentes tienen una de sus principales responsabilidades para el futuro. Ellos no serán los expertos en tener el conocimiento, simplemente porque lo que sea que sepan será obsoleto en cuestión de meses o pocos años. En su lugar, ellos serán los expertos en hacer preguntas críticas y duras, y juntar a los equipos para crear más preguntas y encontrar soluciones. 

Para infundir curiosidad como una competencia corporativa en la organización, se debe dejar que la gente haga preguntas, sin importar el tipo de información que pueda revelar. Por ejemplo, haciendo sesiones de solo preguntas o lluvia de preguntas es esencial para encontrar áreas de oportunidad o problemas para resolver. Y, finalmente, rediseñar el sistema de evaluación de desempeño de metas únicamente orientadas por resultados a metas que reflejen aprendizaje, procesos y experimentación, en las que la curiosidad y creatividad realmente sean promovidas. 

¿Qué estás haciendo en tu posición y tu organización para promover curiosidad como la más importante y la madre de todas las competencias para el futuro?


Follow me on Twitter: @erubio_p

Visit my blog: www.innovationdev.org

------------------------------------------------------------------------------------------

About the Author : Enrique Rubio is an Electronic Engineer and a Fulbright scholar with an Executive Master’s Degree in Public Administration from Syracuse University. Enrique is passionate about leadership, business and social entrepreneurship, curiosity, creativity and innovation. He is a blogger and podcaster, and also a competitive ultrarunner. Visit the blog: Innovation for Development and Podcast. Click here to follow Enrique on Twitter. 

#leadership #bestadvice #innovation #organizational #development #engagement #motivation #learning #growth #creativity #whatinspiresme



NO one 20/5/2016 · #3

Yo creo que la competencia no es un aspecto en el que nos debamos enfocar pero definitivamente es importante siempre saber en donde ubicarla.

0
Nadia Nadia Love 19/5/2016 · #2

#1 difiero de esa, opinion ya que la competencia, es el preambulo de los grandes males, cuando te educas o piensas así, para mi opinión, no es bueno, se puede ser curioso, innovador, pero en vez de competir, si te unes a más mentes brillantes, consigues alcanzar lo que imagines...La competencia es el inicio de las guerras, de los avasallamientos y muchas cosas mas, nos educaron para competir, cuando filosofos y grandes premios nobeles, siempre piensan igual, que la unidad hace y crea mucho mas que la competencia. Son formas diferentes de ver las cosas. Si te rodeas de grandes, Creces, si solo compites, ..Solo estas compitiendo contra ti mismo (Sigmound Freud)

0
Daniela Umpierrez 19/5/2016 · #1

Sin competencia estaríamos estancados; gracias a ella, la tecnología avanza tan rápido que ahora son reales cosas que veíamos en películas cuando éramos unos niños... y para esto se necesita ser curiosioso, entre otras cosas... Como dijo Albert Einstein «No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso». Excelente buzz @Enrique Rubio!!

0