Enrique de la Rica en Política (en Español), PP (Partido Popular), Chistes - Humor Co-Founder, CEO & Dean • ESEUNE Business School 30/9/2016 · 1 min de lectura · +400

El fin de la nave Rosetta

El fin de la nave Rosetta

Érase una vez una nave espacial llamada Rosetta, que viajó hasta un lejano cometa para acompañarle durante su travesía hacia el Sol.

En la sonda iba un pasajero, un robot denominado Pedro que, en mitad de su aventura experimentó una mutación genética que le impedía responder de otra manera que fuera un “no” a cualquier propuesta. “No es no. ¿Qué parte del “no” no ha entendido?...”, comentaba enojado a todo aquel que le proponía alunizar en el planeta Mariano.

Se planteó cambiar el rumbo de la nave “Rosetta” siguiendo la estela de los podemitas pero los barones del consejo interestelar se negaron a obecer sus órdenes. Aquella fue la gota que colmó el vaso de su paciencia. El Emperador reía satisfecho desde Chile; el joven y apuesto Jedi había sido finalmente atraído por el poder del lado oscuro.

Darth Sánchez (como se hizo llamar a partir de entonces el otrora joven Jedi) se parapetó en el puente de mando de la nave “Rosetta” con su androide Luena, puso a sus Stormtroopers en los tornos para evitar el acceso rebelde al módulo Ferraz…. convocó el comité federal de la República… y el viernes 30 de septiembre la Rosseta se pegó tal hostia que no le quedó un solo pétalo.

Ahora un puño sujeta un rabo con espinas y parece que solo Rosa conseguirá que vuelva a ser una rosa.

El fin de la nave Rosetta




Enrique de la Rica 30/9/2016 · #3

Gracias Pedro!!! #2

+1 +1
Pedro Gómez 30/9/2016 · #2

Jajajaja...todos los personajes reales encajan perfectamente en cualquiera de las pelis de la saga Star Wars, enhorabuena Enrique por ese derroche de imaginación !!! saludos.

+1 +1
Javier beBee 30/9/2016 · #1

Jajajaja muy bueno !

+1 +1