Esther Peláez Ortiz en Turismo Publicista freelance • Freelance Hace 5 d · 1 min de lectura · ~100

¿Qué tendrá Marbella?

¿Qué tendrá Marbella?

Esa pregunta se hacían Los Chichos allá por el 79, cuando Marbella brillaba con luz propia desde

hacía más de 2 décadas.


¿Qué tendrá Marbella?

Y es que para responder a esa pregunta sólo tenías que acercarte a la ciudad (entonces pueblo) y

descubrir sus encantos. Existía un requisito imprescindible para disfrutar de las mieles de Marbella:

ser rico...o al menos lo suficientemente adinerado como para poder disfrutar de esa Marbella de lujo

y glamour que fue punto de encuentro para príncipes y demás miembros de la realeza europea, para

el star system de Hollywood, y para todo aquel que en aquella época fuese alguien.

Allá por los años 50 un Rolls-Royce se estropeó en Marbella, donde tuvo que parar su propietario,

el príncipe Alfonso de Hohenlohe, y donde quedó prendado del precioso pueblo de pescadores a

orillas de Mediterráneo. Sin dudarlo se compró unos terrenos, y construyó una casa para recibir las

visitas de sus ilustres amigos, a los que animó a comprar propiedades en la zona.

En vistas del éxito de su casa, siempre llena de invitados, en 1954 decidió convertirla en el Hotel

Marblla Club, signo de lujo y sofisticación que marcó el inicio de una nueva etapa para la ciudad.

Marbella se convirtió en un destino obligado, a la altura de Mónaco y Saint-Tropez, donde sus

veranos brillaban con luz propia...

Sin embargo, no fue el príncipe el único visionario, en Mayo de 1970 José Banús, un constructor de

renombre nacional, inaugura Puerto Banús en presencia de los entonces príncipes de España, D.

Juan Carlos y Dª Sofía, Rainiero y Grace de Mónaco...hasta el mismísimo Hugh Heffner estuvo en

dicha inauguración. Comienza la época dorada de Marbella: yates, lujo, fiestas, joyas, mucha diversión... 

es la época de  la jet set.

Hasta mediados de los 80 Marbella vive esta época dorada en la que su nombre es sinónimo de lujo

y glamour, de yates y sofisticación...sus últimos años en el candelero fueron eclipsados por la laca,

las lentejuelas y el glamour venido a menos de algunos famosos algo más “casposos” que los de sus

inicios.

En el año 91 Jesús Gil irrumpe en el panorama político de la ciudad, alcanzando la mayoría

absoluta, y convirtiéndose en el nuevo alcalde de la ciudad a través del G.I.L. (Grupo Independiente

Liberal). Con el firme propósito de devolver a la ciudad su antiguo esplendor, Jesús Gil se dedicó

durante sus casi 14 años de legislatura a hacer y deshacer a su antojo en una ciudad a la que dejó

sumida en deudas y desprestigiada por completo.

Tras estos 14 años, mucho ha costado levantar de nuevo la imagen de esta ciudad que quedó

desolada y mancillada tras el paso de diversos políticos de dudosa moralidad; en los últimos años

personajes como Antonio Banderas y Eva Longoria, o eventos como la Gala Startlite, están