El Impulso Definitivo A La Mediación Electrónica: 12 Preguntas Y 12 Respuestas Sobre La Nueva Ley De Resolución Alternativa De Litigios En Materia De Consumo

El Impulso Definitivo A La Mediación Electrónica: 12 Preguntas Y 12 Respuestas Sobre La Nueva Ley De Resolución Alternativa De Litigios En Materia De ConsumoComparto un artículo que publiqué en https://nivolap.es/el-impulso-definitivo-a-la-mediacion-electronica-12-preguntas-y-12-respuestas-sobre-la-nueva-ley-de-resolucion-alternativa-de-litigios-en-materia-de-consumo/


A través de esta ley se realiza la transposición de la la Directiva 2013/11/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, relativa a la resolución alternativa de litigios en materia de consumo. En este texto se potencian claramente los mecanismos de mediación por vía electrónica para la resolución del conflicto, de ahí que el asesoramiento a través de abogados especializados en derecho y nuevas tecnologías en estos casos sea altamente recomendable.

De este modo la mediación electrónica en conflictos de consumo es ya una realidad en nuestro país a través de la potenciación de la Plataforma Europea Electrónica de Resolución de Conflictos de Consumo disponible desde el pasado año.

  • ¿A qué tipo de conflictos es aplicable esta ley? El ámbito de aplicación se centra en reclamaciones con componente transfronterizo o ante compañías áreas o financieras, lo que hace que pensemos que las distintas actividades relacionadas con el comercio electrónico sean realmente las principales actividades amparadas por esta ley.
  • ¿Podremos reclamar a través de dispositivos electrónicos? Existe una prioridad por el uso de medios electrónicos para gestionar la resolución de conflictos de consumo a través de la Plataforma Europea Electrónicas de Resolución de conflictos disponible en http://ec.europa.eu/consumers/odr/ Así, podemos observar como podremos presentar reclamaciones de este tipo a través de un dispositivo electrónico.
  • ¿A qué nos referimos con método de resolución alternativa de conflictos? Nos encontramos ante un método autocompositivo para la resolución del conflicto: la mediación. lEso quiere decir que nos encontramos ante un procedimiento basado en el método WIN- WIN (ganar-ganar) en la que las dos partes acaban saliendo beneficiadas con la solución del conflicto, cediendo en parte cada una de manera parcial a sus pretensiones.
  • ¿Eso quiere decir que si acudimos a mediación no podemos acudir al juzgado a resolver nuestro conflicto? En este sentido, la mediación, salvo su elevación a escritura pública no produce efecto de cosa juzgada, eso quiere decir que las partes podrán acudir, salvo en casos prohibidos en la ley, acudir a los tribunales para resolver el conflicto. Estamos así ante una vía complementaria y no excluyente a la vía judicial.
  • ¿Estamos ante un nuevo derecho para los consumidores? La mediación no contemplaba hasta ahora dentro de su ámbito de aplicación los conflictos en consumo, ya que la Ley 5/2012 excluía este método como modo de resolución. Constituye así un nuevo método de resolución para el consumidor.
  • ¿En qué consiste exactamente la mediación como método de resolución de conflictos en el sistema español? La mediación como método autocompositivo significa que un tercero imparcial aproximara a las partes en conflictos, para que ellas mismas decidan la resolución al conflicto. Eso quiere decir que el mediador en sentido estricto no puede proponer una solución al conflicto. Aún así, parece que la ley está más destinada a que sean Personas Jurídicas, acreditadas como “entidades de resolución de litigios” las que resuelvan estas disputas. Desde el punto de vista procesal podríamos discutir si a más que una mediación en sentido estricto, el legislador nos habla de un procedimiento de negociación, en la que las entidades pueden tener una actitud mucho más proactiva.
  • ¿Los empresarios también pueden activar el procedimiento de mediación? Estamos ante una mediación unidireccional, a través de conflictos de los consumidores frente a los empresarios. Por tanto, no será aplicable para conflictos dirigidos desde el empresario hacia el consumidor o para conflictos entre empresarios.
  • ¿La mediación siempre será voluntaria en materia de consumo? La mediación en España es por regla general voluntaria. Con esta ley se limita el principio de voluntariedad, puesto que será obligatoria para las entidades financieras y las compañías aéreas, que tendrán que participar en los procedimientos ante la entidad de resolución. Para el resto de conflictos de consumo la resolución por mediación seguirá siendo voluntaria.
  • ¿Cómo se desarrolla la mediación? El procedimiento de mediación se basa en una flexibilidad, por este motivo en el texto legal no se desarrolla procedimentalmente los pasos a seguir, los cuales deberán ser desarrolladas por las distintas instituciones de mediación. Aún así, existen unas fases fundamentales de toda mediadión: información, alegaciones, sesiones para el acercamiento de posiciones y exposición de pruebas, resolución y ejecución de la decisión.
  • ¿Quienes pueden ejercer como instituciones de mediación? Las entidades de supervisión o acreditación estarán a lo dispuesto en la Directiva de 2013, siendo aprobadas por el Ministerio de Justicia. Ahora bien en los casos de acreditación de instituciones de mediación para los conflictos en los que rige la mediación de manera obligatoria las entidades de acreditación estarán tasadas:
    • Para acreditar instituciones de mediación financieras la validación la realizarán la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la Dirección General de Seguros o el Fondo de Pensiones del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el Banco de España.
    • Para acreditar instituciones de mediación en reclamaciones que se encarguen de interceder en cuestiones de reclamación ante compañías áreas, la validación la realizará el Ministerio de Fomento la autoridad competente para la acreditación de entidades.
  • ¿Qué coste tendrá para el consumidor? En principio el procedimiento para el consumidor deberá ser gratuito, estableciéndose como un instrumento más de la empresa, quién deberá ofrecer este servicio a los consumidores, y así que lleguen a un acuerdo interno de tarifas con la institución de mediación correspondiente.
  • ¿Cuánto puede durar una mediación en materia de consumo? Se estipula una duración máxima de 90 días naturales para el procedimiento desde la fecha de registro de la reclamación. Aún así, existe la posibilidad de aumentar hasta otros 90 días la resolución si el conflicto fuera especialmente complejo. Eso quiere decir que ningún conflicto de esta naturaleza tardará en resolverse más de medio año.

Por Federico Bueno de Mata. Mentoring y CCO