Fernando Isaias Gomez Tipula en Abogados y Letrados, Legales y Fiscales Director Legal • Estudio Jurídico Gavilano, Gómez & Asociados SAC 9/1/2018 · 2 min de lectura · 1,1K

RTF N° 1928-2-2017, Sobre los contribuyentes del impuesto en los consorcios sin contabilidad independiente

RTF N° 1928-2-2017, Sobre los contribuyentes del impuesto en los consorcios sin contabilidad independiente

En la Resolución N° 1928-2-2017, el Tribunal Fiscal (TF) analizó un caso en el que Petroperú S.A. y el contribuyente conformaron un consorcio sin contabilidad independiente, mediante el cual Petroperú S.A se obligó a entregar los productos requeridos por los clientes al contribuyente en sus plantas de almacenamiento y este se obligó a efectuar el transporte del producto desde las plantas de almacenamiento de Petroperú S.A. hasta las instalaciones de almacenamiento de sus clientes. En tal sentido, señaló que la actividad del contribuyente en virtud del contrato de consorcio consistió en la prestación de servicios de transporte de bienes. No obstante, observó que Petroperú S.A. incluía en sus facturas los montos por la venta de productos y el transporte cobrado a los clientes del contrato de consorcio, incluyendo el IGV. Asimismo, dicha empresa, en calidad de operador del consorcio, emitía “Documentos de Atribución” en pago del servicio de transporte prestado por el contribuyente, atribuyéndole los ingresos que le correspondían como partícipe del contrato por los servicios brindados, sin incluir el IGV, conforme al inciso n) del artículo 2° de la Ley del IGV [1] . Para el TF la actividad desarrollada por el contribuyente se encontraba gravada con el IGV; además, dado que fue este quien efectivamente prestó el servicio de transporte, a él se le debía atribuir la calidad de contribuyente del IGV y, por ende, le correspondía declarar y pagar dicho impuesto, mas no a Petroperú S.A., como había sucedido, aun cuando a este último se le haya designado como operador del contrato de consorcio. Agregó que si bien las partes consorciadas designaron a Petroperú S.A. como operador y estipularon que esta entidad emitiera las facturas respectivas por el precio de los productos materia de venta más el precio por el servicio de transporte, dicho servicio era de cargo del contribuyente. Sobre la R. de S. N° 22-98/SUNAT que regula la emisión de “Documentos de Atribución”, señaló que su única finalidad es permitir que a través de estos documentos se atribuya crédito fiscal, costos y/o gastos, pero no ingresos, a los partícipes de un contrato de colaboración empresarial que no llevan contabilidad independiente. No obstante, también precisó que aun cuando pudiera asumirse que los denominados “Documentos de Atribución” tuviesen por finalidad atribuir ingresos a los partícipes de un contrato de consorcio que no lleva contabilidad independiente, ello no podría alterar el hecho que, según la Ley del IGV, el contribuyente por la prestación del servicio de transporte es el contribuyente y no Petroperú S.A. Finalmente, sobre lo señalado por el contribuyente en el sentido que según el inciso n) del artículo 2° de la Ley del IGV el servicio de transporte que prestó no se encontraba gravado con el IGV, al haber sido el aporte que otorgó para la operatividad del consorcio, el TF indicó que en el caso materia de análisis el contribuyente asumió obligaciones y responsabilidades en forma individual con terceros, por lo que el servicio que prestó no constituyó un aporte al consorcio ni se asignó a él, sino que se prestó directamente a terceros, operación gravada con el IGV y que corresponde a un supuesto distinto a lo regulado en la norma en mención. Sobre esto último añadió que dicha norma se ha realizado para evidenciar que tal supuesto no constituye un hecho imponible por cuanto no existe transferencia de propiedad ni prestación de servicios a terceros, dado que el contrato de consorcio que no lleva contabilidad independiente a sus partes contratantes no es un sujeto del impuesto, de lo que se deduce que asignar recursos, bienes, servicios y contratos de construcción a un sujeto que no existe no califica como una operación afecta al citado impuesto.