Fernando 🐝 Santa Isabel Llanos en Salud Alianzas GGCC - Nueva Edificación • Securitas Direct 26/9/2016 · 3 min de lectura · +200

Aguas embotelladas: ¿cuál es la adecuada para mí?

El agua es fundamental para la salud. Y el agua embotellada es un muy habitual en la alimentación. Conviene tener información sobre ella. No olvides mirar las etiquetas. Simón David Rodríguez es experto en nutrición y tecnología de los alimentos. En este artículo describe y clasifica estas aguas y explica sus propiedades y beneficios

                             

Aguas embotelladas: ¿cuál es la adecuada para mí?


Atrás quedaron los días en los que el agua embotellada, a la que se le atribuían propiedades curativas, se vendía en farmacias con la etiqueta de “agua mineromedicinal”.

Esas aguas envasadas – que respondían al interés de la población por los balnearios europeos- son ahora productos alimentarios sometidos a estrictos controles de calidad y seguridad que cuidan y preservan su pureza original.

Ya no se venden en farmacias, pero su diferente composición en minerales puede ofrecer beneficios para la salud: es una “bebida natural con efectos saludables, que aporta minerales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo”, según el Instituto de Investigación de Agua y Salud (IIAS).

Pero, ¿en qué se diferencian las aguas embotelladas? ¿Cuáles son los tipos de aguas con minerales? ¿Hay alguna mejor que otra?

Clasificación

Existen diferentes tipos de clasificaciones de aguas, pero las que nos podemos encontrar para beber embotelladas básicamente son tres: las minerales naturales, las de manantial y las potables preparadas.

Las aguas minerales naturales se obtienen directamente de manantiales o fuentes perforadas y poseen una composición mineral específica; las de manantial son captadas directamente de la superficie, y son puras microbiológicamente, pero sin las características de las aguas minerales; y el resto son aguas potables preparadas de diversas procedencias y tratadas para que cumplan los requisitos de consumo público.

Más del 96% del agua envasada que podemos encontrar en los estantes de cualquier establecimiento corresponde a aguas minerales naturales, casi un 2% es agua de manantial, y el resto son potables preparadas, según datos de la Asociación Nacional