Fernando Santa Isabel Llanos en El Blog de la Salud, Salud Brand Ambassador • beBee 26/9/2016 · 2 min de lectura · +200

¿Cigarrillos electrónicos ayudan a dejar de fumar?

¿Cigarrillos electrónicos ayudan a dejar de fumar?

 

La pregunta de si los cigarrillos electrónicos pueden ayudar a las personas a dejar de fumar es objeto de acalorados debates.

Los estudios que ven la eficacia de los dispositivos como ayudas de cesación han sido poco claros, pero en el mejor de los casos, sugieren que funcionan tan bien como los parches de nicotina.

La incertidumbre que rodea el uso de los cigarrillos electrónicos también conocido como ‘vaping’, no impidió que un organismo gubernamental en el Reino Unido concluyera en un nuevo informe que los cigarrillos electrónicos pueden ayudar a las personas a dejar de fumar.

El informe, publicado por Public Health England (Salud Pública de Inglaterra), declaró que los cigarrillos electrónicos son 95% más seguros que los cigarrillos normales, y que las “oportunidades de salud pública” de estos dispositivos deberían ser maximizadas.

Los autores del informe recomiendan que una gama de opciones para receta médica basadas en cigarrillos electrónicos estén disponibles, así como lo están otras terapias de reemplazo de nicotina.

“Estoy de acuerdo con el Reino Unido en que ellos van a dar licencias médicas para los cigarrillos electrónicos para que estén disponibles en el contexto de las ayudas para dejar de fumar, a diferencia de lo que hacen en este país, en donde son anunciados en todos los sentidos, excepto para el cese”, dijo Michael P. Eriksen, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estatal de Georgia.

“Pero pienso que (el informe) exagera la evidencia de que los cigarrillos electrónicos son un milagro para dejar de fumar”, dijo Eriksen. Los dispositivos parecen ayudar a las personas a dejar de fumar casi tanto como las terapias de reemplazo de nicotina, sin embargo, la mayoría de los fumadores aún no tienen éxito en dejar de fumar, dijo.

Para aquellos que usan los cigarrillos electrónicos como una ayuda para dejar de fumar, la meta es cambiar por completo a estos productos y luego, eventualmente, dejarlos también. “Eso sería un logro significativo para la salud pública”, dijo Eriksen.

Muchas son las personas llamadas ‘fumadores duales’, quienes usan tanto el tabaco como los cigarrillos electrónicos, y no está claro si finalmente eliminan de manera gradual a los primeros.

Debido al nivel de nicotina en los cigarrillos electrónicos, dejar de fumar podría ser tan difícil como renunciar a los cigarrillos regulares, dijo el doctor Jason Jerry, un especialista en adicciones en la Clínica Cleveland.

Aunque los cigarrillos electrónicos probablemente son más seguros que los cigarrillos de tabaco, la estimación del 95% es probablemente demasiado alta, dijo Eriksen. Esa cifra se basa en la opinión de expertos y no en estudios científicos, y podría hacer que los ex fumadores piensen que pueden comenzar ‘vaping’, agregó.

En lugar de cigarrillos electrónicos, Jerry aconseja a los pacientes que prueben terapias de reemplazo de nicotina. El nivel de nicotina en esas terapias es conocido y regulado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), mientras que entre los productos para vaping, el nivel puede variar, dijo. También hay problemas de salud con el glicol de propileno, un ingrediente importante en muchos cigarrillos electrónicos, saborizantes y aditivos.

“Los cigarrillos electrónicos son probablemente menos perjudiciales para nuestra salud que los cigarrillos de tabaco, pero todavía hay mucho que no sabemos”, dijo Jerry.

Si, efectivamente, los cigarrillos electrónicos fueran autorizados en el Reino Unido, eso podría hacerlos más seguros porque habría una mayor regulación de los ingredientes, dijo Eriksen.

La ventaja para las empresas sería que luego podrían hacer afirmaciones sobre su producto, diciendo que es una ayuda para dejar de fumar. Hasta la fecha no hay cigarrillos electrónicos autorizados en el Reino Unido, aunque el nuevo informe anima a la concesión de licencias.

No hay regulaciones federales sobre los cigarrillos electrónicos en los Estados Unidos. “Todo el mundo está esperando a la FDA”, dijo Eriksen. La administración de Obama ha solicitado la autorización para regular los productos como los cigarrillos regulares.

“El Reino Unido y la Unión Europea están más adelantados y Estados Unidos podría seguir el ejemplo de lo que ellos han hecho”, dijo Eriksen. Las regulaciones de la UE incluyen una prohibición de la publicidad de los cigarrillos electrónicos y el requisito de que los productos tengan etiquetas de salud.

Muchos estados en Estados Unidos tienen reglas acerca de los lugares en donde las personas puede hacer vaping y normas que impiden la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad. Existe la preocupación de “si se trata de un producto mucho más atractivo para los adolescentes con todos los sabores como goma de mascar y otros sabores”, dijo Jerry.

Un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades descubrió que el uso de cigarrillos electrónicos entre los estudiantes de secundaria se triplicó de 4,5% en el 2013 al 13% en el 2014. En ese tiempo, el uso creció entre los estudiantes de la escuela media del 1% al 4%.

http://www.grandesmedios.com/cigarrillos-electronicos-ayudan-a-dejar-de-fumar/