Fernando 🐝 Santa Isabel Llanos en Salud Alianzas GGCC - Nueva Edificación • Securitas Direct 26/9/2016 · 1 min de lectura · +400

El médico, el mejor suplemento otoñal

El médico, el mejor suplemento otoñal

Después de un merecido verano, con sus días de relajación y alejados del trabajo, la llegada de septiembre y del otoño provocan una desazón que cuesta mucho superar en las primeras semanas. A su vez, el progresivo cambio de la meteorología y el menor número de horas de luz solar pueden castigar la moral y el ánimo de la vuelta a la rutina.

Una de las tentaciones para levantar los bajones de energía no es otra que la apuesta por los suplementos alimenticios o de vitaminas como ayuda en tiempos de debilidad sin que exista de por medio el consejo médico. “Pero es que dicen que tenemos que tomar vitaminas porque son muy buenas para la salud” es un pensamiento que invita a recurrir a estos complementos, si bien cabe preguntarse de qué manera deben ingerirse estas sustancias.

Practicar regularmente una dieta sana y variada, con abundancia de frutas, verduras, lácteos, carnes y pescados, es el primer paso para que el cuerpo reciba las vitaminas y minerales necesarias para el correcto desarrollo de su actividad. No obstante, los rigores del otoño y la sensación de debilidad pueden invitar a un consumo excesivo y descontrolado de estos suplementos.

El médico, el mejor suplemento otoñal

La sobrevitaminación sin receta tiene múltiples efectos adversos

De esta manera, la clave reside en visitar a personal médico especializado para que ellos evalúen los distintos factores a tener en cuanta a la hora de recetar o recomendar unas determinadas medidas, dado que son los doctores quienes mejor conocen los riesgos de un excesivo consumo de vitaminas.

Tal y como señala un informe llamado Suplementos vitamínicos y minerales en la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares y el cáncer, gestionado por la Agencia de Investigación y Calidad sanitaria, estos complementos no recetados no ayudan a prevenir episodios cardiovasculares ni a generar mejoras notables en la salud.

A su vez, el exceso de estas sustancias no siempre se elimina adecuadamente del organismo, además de que pueden elevar las probabilidades de sufrir cáncer de pulmón o cáncer de próstata. La vitamina A, por su parte, tiene efectos adversos en la salud ósea si se ingiere en demasía, mientras que la D tampoco es positiva para los riñones o los pulmones, que pueden sufrir calcificaciones.

Por lo tanto, la mejor manera de superar la depresión postvacacional o un duro inicio del otoño consiste en apostar por una dieta variada, sin que falten cinco piezas de fruta diarias, y una siempre beneficiosa actividad deportiva. Si estos consejos no funcionan, pasar por la consulta en busca de una opinión experta ayudará a que, de forma natural o mediante la receta de algún tipo de ayuda, la vuelta a la rutina se haga incluso llevadera.


www.proyectomasvida.com