Fernando Santa Isabel Llanos en Cardioprotección, El Blog de la Salud, Salud Brand Ambassador • beBee 20/9/2016 · 1 min de lectura · +400

El salvado de arroz previene el exceso de peso y el desarrollo de aterosclerosis

El salvado de arroz previene el exceso de peso y el desarrollo de aterosclerosis

La aterosclerosis es una enfermedad que se produce por la deposición e infiltración de lípidos –fundamentalmente el colesterol– en las paredes de los vasos sanguíneos. El resultado es un ‘endurecimiento’ de las paredes de los vasos y la formación de unas placas –las consabidas ‘placas de ateroma’– que, además de dificultar un flujo adecuado de la sangre, pueden romperse y provocar un trombo, lo que a su vez puede dar lugar a episodios cardiovasculares como un infarto de miocardio o un ictus. De ahí la importancia de evitar abusar de las grasas –o lo que es lo mismo, de los lípidos– en la dieta. Y asimismo, de incluir en nuestra alimentación aquellos alimentos que nos protejan frente al desarrollo de la aterosclerosis. Es el caso, como muestra un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Sevilla, del salvado de arroz.

Concretamente, el estudio, publicado en la revista «Atherosclerosis», muestra que el salvado de arroz mejora la vasodilatación y las propiedades estructurales de las arterias de resistencia, por lo que ejerce un efecto muy positivo sobre la salud cardiovascular. O así sucede, cuando menos, en modelos animales –ratones.


Múltiples beneficios

El salvado de arroz, esto es, el producto resultante de la molienda de las capas más externas del grano, es un alimento muy popular en muchos países de Asia y de América del Norte. Sin embargo, su uso en nuestro país se limita casi exclusivamente a la alimentación de animales. Todo ello a pesar de que, como han demostrado numerosos estudios, el salvado de arroz contiene multitud de sustancias funcionales con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, hipolipemiantes y antidiabéticas.

Y estas propiedades beneficiosas del salvado de arroz, ¿qué efectos directos llevan a cabo sobre la salud cardiovascular? Pues para averiguarlo, los investigadores analizaron el efecto de la adición a la dieta de un extracto enzimático de salvado de arroz en un modelo animal –ratones– genéticamente modificado para favorecer el desarrollo de obesidad, hipertensión arterial y aterosclerosis. Una investigación que, una vez más, confirmó los beneficios asociados al consumo de este alimento.

Hemos observado una mejora global de las piezas clave que aceleran el inicio y desarrollo de cualquier patología cardiovascularCristina Pérez Ternero

Como explica Cristina Pérez Ternero, investigadora principal del estudio, «en nuestro trabajo hemos podido observar que al suplementar la dieta de estos animales con el extracto conseguimos prevenir el incremento excesivo de peso y el desarrollo de hipertensión, así como mejorar el perfil lipídico, la resistencia a la insulina, la función vascular y el desarrollo de aterosclerosis. Además, vimos una mejora global en el estado proinflamatorio y de estrés oxidativo, piezas clave que aceleran el inicio y desarrollo de cualquier patología del sistema cardiovascular».

¿También en humanos?

Y este efecto positivo asociado al salvado de arroz, ¿puede también esperarse en los seres humanos? Hay que tener en cuenta que en el estudio se empleó un extracto enzimático del producto para protegerlo de la oxidación e incrementar la concentración de sus principios activos. Y asimismo, que el consumo humano para lograr unos beneficios similares debería ser de entre 5 y 25 gramos diarios –o lo que es lo mismo, un bol pequeño.

Sea como fuere, y si bien todas las investigaciones realizadas hasta el momento se han llevado a cabo con modelos animales, puede esperarse que el salvado de arroz también mejore la salud cardiovascular de los seres humanos. Y para constatarlo, ya se están diseñando nuevos estudios al respecto.

http://www.abc.es/salud/habitos-vida-saludable/abci-salvado-arroz-previene-exceso-peso-y-desarrollo-aterosclerosis-201609151407_noticia.html