Fernando 🐝 Santa Isabel Llanos en El Blog de la Salud Alianzas Nueva Edificación • Securitas Direct 27/9/2016 · 2 min de lectura · +200

Hábitos saludables para reducir riesgo de la "enfermedad del olvido"

El Alzheimer se trata de una patología que no se puede prevenir, pero es posible tomar medidas para mantener el cerebro en buenas condiciones


Hábitos saludables para reducir riesgo de la "enfermedad del olvido"

La memoria que resulta más afectada es la de corto plazo, es decir, el paciente tiene muchas dificultades para recordar lo que hizo durante ese día.

Con el paso de los años, es normal que se vayan perdiendo algunas facultades: la vista no es la misma, el oído comienza a fallar y, algunas veces, la memoria se vuelve frágil. Si bien esto ocurre en la mayoría de las personas, es necesario poner atención a algunas señales que podrían indicar que se está en presencia de algo más, como el Alzheimer, cuyo Día Mundial se conmemoró hace unos días.

Pérdida de memoria, problemas de lenguaje, alteraciones conductuales, y desorientación de tiempo y espacio, son algunos de los síntomas más frecuentes para reconocer la aparición de esta enfermedad neurodegenerativa que provoca una pérdida progresiva de la capacidad intelectual, y que se manifiesta clínicamente como una demencia.

"En su desarrollo está involucrada la muerte de las neuronas cerebrales y la atrofia del cerebro, pero su causa definitiva se desconoce", explica Pablo Araya, neurólogo de Clínica Ciudad del Mar.

Juan Ignacio González, neurólogo de Clínica Universidad de los Andes, agrega que en lo que sí existe acuerdo es en que la mayoría de los pacientes tienen una combinación de factores genéticos, ambientales y de estilo de vida, que pueden afectar al cerebro. 

Y si bien no existe una forma específica de prevenir el Alzheimer, es posible tomar algunas medidas que pueden reducir el riesgo a padecerlo.

"Un estilo de vida saludable, con dieta balanceada, ejercicio acorde con la edad -por ejemplo, caminar-, asociada a un estricto control de factores de riesgo, como diabetes, niveles de colesterol e hipertensión arterial, son fundamentales para mantener un cerebro en buenas condiciones", señala González.

Pablo Araya agrega que, a lo largo de la vida también se pueden tomar algunas medidas que ayudan a cuidar la memoria, tales como:

- Aprender a tocar un instrumento

 - Aprend