Fernando 🐝 Santa Isabel Llanos en Zaragoza Alianzas Nueva Edificación • Securitas Direct 18/5/2016 · 2 min de lectura · +200

La decadencia de las 'joyas' de la Expo


Casi una década ha pasado desde que la Exposición Internacional de 2008 convirtió a Zaragoza en la capital del mundo. Con el paso de los años, el espíritu de la Expo fue quedando atrás, y con él, el esplendor de los pabellones y edificios que en 2008 acogieron a más de un centenar de países y 220 ONG.

Una partedel complejo ha sido reconvertida en edificios de oficinas y allí está la nueva sede de los juzgados de Zaragoza. Pero muchas de las construcciones, sobre todo las más señeras, no han encontrado un nuevo uso y hoy sufren las consecuencias de ocho años de abandono y falta de mantenimiento.

La Asociación Legado Expo Zaragoza 2008, que tiene como objetivo defender y difundir el legado material e inmaterial de aquella muestra, acaba de publicar un informe en el que repasa, uno a uno, el estado de los edificios más emblemáticos del complejo. Y el balance no es nada positivo.

Según ese trabajo, uno de los peor parados es el pabellón de Aragón,un edificio inspirado en una cesta de frutas de Aragón, que hoy se ha convertido en un enorme nido para las palomas. Legado Expo asegura que se trata del edificio “más vandalizado” y que la falta de mantenimiento hace que su estado sea “lamentable”. El informe critica que no se le haya dado uso alguno tras la Expo y que no haya tampoco ningún proyecto conocido para su uso a corto o medio plazo.

Otro de los edificios con más problemas es el pabellón de España. Obra del arquitecto Francisco José Mangado Beloqui, representa un bosque de chopos de la ribera del Ebro, construido a partir de 750 pilares de barro cocido. En 2009, el pabellón recibió tres importantes premios de arquitectura: el de la Unión Internacional de Arquitectos, el García Mercadal y el Premio Nacional de Arquitectura.

Hoy, ocho años después, Legado Expo denuncia que su estado es “cada día más preocupante”. Muchas de las piezas de barro están rotas y se han desprendido, y el edificio está vallado para evitar accidentes. En cuanto a su posible recuperación, el Gobierno central ha incluido diferentes partidas en los presupuestos generales del Estado, pero nunca ha llegado a ejecutarlas. Tras la Expo se anunció que iba a albergar el Instituto de Investigación del Cambio Climático, pero en 2013 se descartó esa posibilidad. “No existen plazos públicos –denuncia Legado Expo- para su apertura ni uso definido”.

La asociación critica también el estado dela telecabina. En 2015 se desmontaron las cabinas de la insfraestructura, pero los cables y pilares que las sostenían siguen allí. Legado Expo denuncia que “jamás se le ha dado la más mínima oportunidad” a un proyecto que “ supondría la promoción turística de Aragón y de toda la zona”. “Para estar en esta situación, mejor desmontarlo”, señala el informe.

En cuanto a la Torre del Agua,la asociación critica la falta de mantenimiento y reclama que se reabra el edificio, como ya