Fernando Santa Isabel Llanos en Edificios Emblemáticos Brand Ambassador • beBee 3/10/2016 · 1 min de lectura · +100

¿Quieres conocer el Senado?

¿Quieres conocer el Senado?

Por diversos motivos he estado varias veces en el Senado de España, en Madrid, es un edificio muy interesante que os recomiendo ver, no solo por su significado a nivel político, sino sobre todo por su historia y el arte presente en cada sala. Os comento que el Senado se puede visitar, siempre que la actividad parlamentaria lo permita, de lunes a viernes, a las 10, 11, 12 y 13 horas. Además las visitas son guiadas y gratuitas (os recomiendo entrar en su página para hacer la reserva).

Algunos datos curiosos de Senado son los siguientes:

Antes de que el Senado se convirtiera en la Cámara Alta, su edificio había sido utilizado como refugio para una orden de frailes agustinos. En el siglo XIX tuvieron lugar una serie de remodelaciones en el Palacio del Senado para convertirlo en el salón de sesiones del Estamento de los Próceres.

El salón de sesiones: el que hoy se usa es semicircular como en las asambleas francesas, la versión anterior es una sala con dos filas de bancos enfrentadas, a la inglesa. Esta sala se utilizó en siglos anteriores, donde los senadores lo eran por designación Real y cuando la sala era la “cámara alta” de las clases nobles como apoyo al Rey y contrapeso de la cámara baja. La sala tiene unos palcos para las visitas de la cámara que seguían las sesiones desde allí. Hoy se usa poco, en la jura del cargo de los nuevos senadores o cuando el Rey aparece por allí.

¿Quieres conocer el Senado?

El salón de los Pasos Perdidos: Era un espacio de descanso entre las sesiones, donde los senadores descansaban o conversaban, a menudo cerrando acuerdos que luego se materializaban en la sala de plenos. Se llama de los pasos perdidos por ese caminar sin rumbo que a veces se usa para estirar las piernas y pensar. Está decorada con cuatro grandes murales que representan cuatro momentos históricos de España: la rendición de Granada, la entrada de Roger de Flor en Constantinopla, la jura de la Constitución de la reina regente María Cristina y la conversión al catolicismo del rey visigodo Recaredo.

¿Quieres conocer el Senado?

La biblioteca del Senado: cunado existía el convento este lugar era el claustro y a finales del XIX se convierte en la biblioteca, es de estilo neogótico inglés y sin duda una maravilla hecha de hierro, es única en su estilo, se utilizó prácticamente de manera exclusiva el hierro, para evitar incendios.

En la biblioteca se pueden encontrar desde libros de más de 500 años hasta la constitución de Cádiz de 1812, o piezas relacionadas con la evolución constitucional tan curiosas como las polveras que usaban algunas damas para distribuir o trasladar discretamente documentos que en su día estuvieron perseguidos.

Como curiosidad os cuento que el subsuelo del Senado esconde datos muy interesantes: existe un aljibe (hoy en día está cubierto), que fue durante varios años una “piscina de lujo” que provocó cierto rechazo en la opinión pública. Además existe una galería de tiro donde entrenan los policías del Senado y, al igual que en el Congreso, una serie de pasadizos hoy tapiados que conducían al Monasterio de la Encarnación, el Alcázar Real, el cercano Palacio de la Inquisición e incluso hasta el cerro de Garabitas en la Casa de Campo.

De verdad no os lo podéis perder os animo a visitarlo.


Fernando Santa Isabel