Fernando 🐝 Santa Isabel Llanos en Traducción y Localización, Traductor, Idiomas / Traductores Alianzas Nueva Edificación • Securitas Direct 5/7/2016 · 2 min de lectura · +700

Tecnologías en busca de la traducción simultánea perfecta

Tecnologías en busca de la traducción simultánea perfecta

Varios dispositivos (los auriculares Pilot y el micrófono ili especfialmente) aspiran a convertirse en el máximo referente en dispositivos de traducción simultánea. En 'software', los líderes son Google y Skype. Las complicaciones del lenguaje hablado hacen casi imposible que algún día la tecnología sea capaz de igual el trabajo de los intérpretes humanos.

Atrás quedaron los tiempos en los que, al viajar a otro país y entrar en modo turista, los ciudadanos debían ir equipados con un pequeño diccionario para defenderse mínimamente en el idioma local. Las nuevas tecnologías lo han hecho todo mucho más sencillo y aquellos poco duchos en lenguas extranjeras pueden recurrir a infinidad de aplicaciones que hacen la comunicación más fácil. Hace solo unos meses, el anuncio de un auricular traductor fue aún más allá e hizo a muchos soñar con el fin de las barreras idiomáticas.

El pequeño dispositivo, llamado Pilot, prometía traducir hasta cuatro idiomas (inglés, español, francés e italiano) en tiempo real sin necesidad de estar conectado a internet. Gracias a la expectación generada, el invento ha logrado toda la financiación necesaria a través de una plataforma de crowdfunding y sus creadores ya se han puesto manos a la obra para tenerlo listo lo antes posible. No es el primer invento de este tipo que intenta encontrar su hueco en el mercado. En el pasado CES de Las Vegas, se mostró al público el ili Wearable Translator, un pequeño dispositivo, algo mayor que un pendrive, que ofrece traducción simultánea sin necesidad de conexión a Internet —los paquetes de idiomas, voz y librerías quedan almacenados en su memoria— y que, a diferencia de los auriculares Pilot, no requiere del teléfono móvil para funcionar. googletag.cmd.push(function() { googletag.display('Intext'); }); Sin embargo, no todo es tan maravilloso como parece.

El día en el que un dispositivo tecnológico sea capaz de realizar una tarea comparable a la de un intérprete humano está muy lejos. De hecho, lo más probable es que no llegue nunca. Los dobles sentidos, la entonación o muchos de los errores que se cometen al hablar (discursos dubitativos, autocorrecciones, fallos que pasan inadvertidos...) complican mucho la tarea de traducción simultánea para una máquina (incluso la simple traducción de textos es aún bastante imperfecta).

Aun así hay cada vez intentos más afinados que buscan esa traducción simultánea ideal. La clave no está en el hardware (dispositivos como los c