Primera parte, episodio 4 de Atrapados en la red



Primera parte, episodio 4 de Atrapados en la red














4

   Bienvenidos al foro de la Amistad.

   Creado por Juan:


   ...—Juan: Hola, buenos días amigos/as. Gracias por vuestros comentarios, doy la bienvenida a los recién llegados y continúo:

   …Nada más llegar a una de las principales capitales de España (y os pido disculpas por no desvelaros su identidad, ya que actúo así con el fin de no perjudicarla de manera gratuita) pude comprobar la situación dramática en barrios donde la gente dormía en la calle y la policía estaba siempre rondando y, a partir de aquello, mi vida y manera de pensar cambiaron. Conocí a personas de todas clases, fui adquiriendo experiencia y, sin saber ni cómo ni cuándo, me hice hombre antes de tiempo. En aquel mundo sucio y hostil, comencé a tener relaciones sexuales con mujeres mayores tan maduras que incluso por edad podrían ser mi abuela. Allí cogí mucha experiencia con las mujeres, y cuando me cansé de aquello que tantas ganas tenía… decidí regresar a casa. Fueron dos años muy duros y, además de tener que dormir en la calle, muchos días ni siquiera pude comer. Allí aprendí a tratar, respetar e incluso a defenderlas del machismo, las injusticias y la violencia conyugal. Con el pensamiento cambiado por cuanto me tocó ver y vivir, siendo un joven moderno que defendía a las mujeres, decidí volver a mi tierra: Extremadura, una tierra arraigada a las viejas costumbres y donde imperaba el machismo, ya que así había sido durante generaciones e incluso, además de tenerlo asumido, era defendido por las propias mujeres. Al regresar a mi pueblo, convertido en un “hombrecillo moderno”. Comencé a participar en todo tipo de manifestaciones, tratando de ayudar a los que padecían injusticias, allí donde hiciese falta me presentaba siempre de manera altruista... Con veinte años me hice donante de sangre y al poco tiempo me ofrecí de voluntario en Cruz Roja. Al cabo de un tiempo, tras cumplir el servicio militar, mi madre me aconsejó que me dejase de tantas tonterías y que fuese pensando en asent