Francisco Izquierdo Herrero en Aficionados a leer, escribir y compartir, beBee en Español, Redes Sociales Albañil, auxiliar de almacén y escritor diletante 10/2/2018 · 4 min de lectura · +500

Segunda parte, 2ª partición de 2 del episodio 3 de Atrapados en la red


Segunda parte, 2ª partición de 2 del episodio 3 de Atrapados en la red


   —Albañil 62: Entiendo que ir de frente por la vida y mostrarse tal y como uno es, sin duda alguna, es la mejor de las caras que una persona pueda ofrecer de sí misma, y, a quien le interese bien, y al que no, pues, también. Nadie me va a imponer una cosa simplemente porque lo diga él y por eso me muestro como soy e incluso algunas veces lo exagero con el único fin de evitar perder el tiempo (me refiero a que exagero mi cara borde u ordinaria, como prefieras llamarlo). Soy una persona que, aunque actualmente no trabajo, me entretengo aquí no solo chateando, ya que tengo varias aficiones y entre ellas está la de escribir y la de participar en alguna que otra página. Cuando me conecto tengo abierto por los sitios que participo, y de ahí que aprovechando algún descanso lo empleo para responder a personas que me parecen coherentes tanto por como escriben y se comportan. El resto de usuarios me parece muy bien que intenten conversar, pero tendrán que respetar la decisión de la otra persona. Aquí nadie tiene que imponer nada y esto es algo que tiene que ser así, ya que mi tiempo lo empleo en las cosas que a mí me gustan y no para mantener conversaciones vacías que no conducen más que al aburrimiento y tienen que aceptar que cada cual es diferente, piensa diferente y tiene amigos diferentes… y que han de entender que en este lugar lo único que nos debemos unos a otros es respeto. Y si han entrado en el foro y les ha parecido diferente y les ha gustado, pues que sirva como ejemplo y cambien un poco y se dejen de crear tantos temas iguales o parecidos e incluso algunos basados en otros que tuvieron éxito. Aquí como en la vida hay que renovarse o morir y eso depende de cada uno y, en mi caso, en concreto, sigo el camino por dónde creo correcto; la vida me ha enseñado, después de andar por negros caminos, cual es el que he de seguir y cada uno tiene que aprender a vivir para sacar sus propias conclusiones. Y para ello: no hay nada mejor que mostrase como uno es y transcribir sus propias ideas y expresiones, quizás no sean tan bonitas ni estén tan bien escritas como las de otros; pero siempre te podrán identificar como persona y, a través de ellas, incluso reconocerán tu carácter.

   Por otro lado, procuro que el tiempo que voy a vivir, emplearlo en algo que me satisfaga, ya que es la única manera de no caer ni en la monotonía ni el tedio y esto requiere de sacrificio, o sea que te lo tienes que currar. En fin, cada quien es libre de vivir y gastar su tiempo cómo le venga en ganas, pero que respeten a los demás. Es así de simple, no es difícil de entender y solo es cuestión de aceptarlo.

   —Enfermera: Sí, concuerdo contigo, me gusta tú forma de pensar y me gusta mucho como escribes y, a pesar de que soy una persona normal y corriente, no me gustan todas las cosas que leo; sin embargo, cuando tú escribes: me llega al alma. Así lo siento y eso no me pasa con cualquier lectura, hablo con el corazón, y no halago a nadie, digo lo que siento, También se te ve un hombre de fuerte carácter, pero lo mejor de ti, creo que es la coherencia, algo que es difícil de encontrar habitualmente.

   —Albañil 62: Independientemente de las virtudes que pueda tener o no, si tuviese que decir cuál es la más notoria diría, sin dudarlo ni siquiera un segundo, que es la sinceridad y, del mismo modo, siendo conocedor que poseo infinidad de defectos, llevo tiempo tratando de erradicarlos y la verdad es que no es tarea fácil, pero reconozco que he logrado que estos no me creen graves consecuencias. Enfermera, he de decirte que, si te sintiese como una persona aduladora, ten por seguro que la conversación no habría llegado ni siquiera al 5% de lo intercambiado hasta ahora y como he dicho en alguna ocasión a lo largo de esta conversación: soy yo quien decido, quien se puede acercar a mí y quien no; aunque siempre respetaría la decisión que otra persona decidiese conversar. Hace tiempo cuando entré aquí en esta página en mi perfil tenia puesto algo que me definía bastante bien y lo que no entiendo es que hubiese personas que se equivocasen en quién y cómo soy, lo que me atrae o me repele de todo cuanto me rodea, lo voy a buscar en mis archivos y lo voy a subir tal cual estaba, espero que entiendas el mensaje que muchas personas de aquí me han demostrado no comprendieron absolutamente nada.

   —Albañil 62: «He tenido “problemas técnicos”», no soy ni pretendo ser perfecto porque la perfección es imposible de alcanzar, ya que como tal no existe y porque entiendo que no hay que perder el tiempo buscando algo que de antemano sabemos que no existen. Aunque entiendo y respeto que pueda haber personas interesadas en perder su tiempo y su vida en algo tan irreal e inexistente. Además, considero, que: si existiese la perfección y esta fuese persona, estaría representada en mi esposa: ya que no entiendo el por qué aguanta mi forma de ser y actuar. Soy consciente y reconozco que la convivencia conmigo es difícil, más que nada, por el hecho de que no me ando por las ramas y llamo o adjetivo a los animales, objetos y personas por su nombre.

Esto es algo que considero una virtud, pero, en cambio, hay quién lo interpreta como un gran defecto por mi parte.

   —Enfermera: Me alegra que te des cuenta que soy sincera cuando digo lo que pienso, en el relato que tienes subido en el blog “El camino”, me gusto mucho, porque al leerlo era como si te transportara y estuvieras en contacto con la propia naturaleza y me pareció muy bonita la reflexión. Puede que la convivencia contigo sea difícil, pero estoy convencida de que tu mujer sabe apreciarte y te acepta como eres, y eso pasa porque cuando queremos de verdad aceptamos a los demás tal y como son. No cabe duda de que eres afortunado, por tener a esa esposa a tu lado.

   —Albañil 62: La verdad es que sí, y, a pesar de que apenas estamos de acuerdo en algo, excepto que vivimos y compartimos nuestras vidas bajo el mismo techo, nos queremos y respetamos por encima de todo, es cierto que tenemos nuestros más y nuestros menos cómo cualquier otra pareja, pero creo que el éxito de la pareja depende de saber hasta cuándo o dónde uno puede llegar. La confianza, el respeto y la sinceridad son elementos claves que no han de faltar en cualquier tipo de relación, y creo que, partiendo de esas tres premisas se pueda llegar siempre a buen puerto.

   Por otro lado, estoy convencido de que la causa principal de los divorcios sea debido a que la mayoría de las parejas buscan personas de similares gustos, aficiones etc.

   Hoy tengo fiesta, me he levantado y he mirado el calendario; se acerca Semana Santa, las vacaciones hay que hacerlas y me pregunto ¿Por qué no descansar en casa en vez de París?[...].

                                                                                                         *****

Gracias por la atención.
Saludos