Francisco Izquierdo Herrero en Comunicación y Periodismo, beBee en Español, Escritores Albañil, auxiliar de almacén y escritor diletante 10/3/2018 · 1 min de lectura · 1,3K

Vidas truncadas, fragmentos

Vidas truncadas, fragmentos  


   La historia acontace practicamente en Plasencia, una ciudad y municipio español de la provincia de Cáceres, situada en el norte de la comunidad autónoma de Extremadura. 

                                                                                                      *****

   La Historia comienza con la llegada de Antonio Hinojal Sánchez, el último hijo de José y Manuela, un matrimonio de mediana edad que vive y sacará adelante a sus hijos en  la Data, un barrio obrero ubicado en el extraradio de la que en su día recibiera el título de Ciudad Noble, Leal y Benéfica; la misma que fue fundada en el año 1186, donde el Rey Alfonso VIII la ennobleció e imprimió en su plateado escudo UT PLACEAT DEO ET HOMINIBUS (Para el placer de Dios y de los hombres).

                                                                                                    Capítulo I


   […] José era descendiente de una extendida y prolífica estirpe que durante generaciones había abastecido a la ciudad con todo tipo de pescado fluvial. Además de ser un hombre extrovertido, le placía gastar bromas y hacer reír a los demás y, a pesar de que tenía el hábito de exagerar cualquier situación que narrase, quienes le conocían lo consideraban una excelente persona[…].

                                                                                                        *****

   […] Manuela era una mujer comedida, sensata y reservada; motivo por el cual, recayó en ella la tarea de dirigir la casa y a todos los que en ella convivían y, además de encargarse del cuidado de los hijos, preparar la comida, limpiar la casa…, tenía que salir a vender el género por el barrio y, en los días de mercado, junto a la escalinata de la plaza de abastos. También era quehacer de ella, en auxilio de sus hijas, el reparar y fabricar las redes. Redes que acabaría rematando él, tras colocar en estas los flotadores de corcho natural en la parte superior y el plomeado en la zona inferior: todo ello, debía de estar bien equilibrado para que estas cubriesen desde el lecho hasta la superficie del río[…]. Si te apetece, puedes seguir leyendo.

                                                                                                        *****

Gracias por la atención.

¡Feliz día para ti y los tuyos!

Saludos



Anca Raileanu 10/3/2018 · #12

Y sin poder editar comentarios. Habrá que aprender a leerlos dos veces antes de darle al enviar.

+1 +1
Anca Raileanu 10/3/2018 · #11

#10 @Francisco Izquierdo Herrero, no soy ninguna feminista. Hasta tengo miedo de hablar del tema porque en cualquier caso alguien se molesta. Pero me gustó tu manera se describirlo, el tío va a pescar. La tía cuida la casa, los niños, va a vender el pescado y arregla las redes. Y me hizo gracia de hacer un resumen muy muy muy resumido.

+1 +1

@Anca Raileanu, sí, pero en este caso su labor era reconocida por todos y cada uno de los integrantes de la familia.

Gracias por la atención y por compartir.

Saludos

+1 +1
Anca Raileanu 10/3/2018 · #9

Manuela curra el doble

+1 +1
Hector Fong 10/3/2018 · #8

#5 okey amigo no te arrepentirás.Gracias.

+1 +1

#6 Gracias por tan gratificante acción.

Saludos

+1 +1

#4 Sin duda se trata de un ofrecimiento interesante. Lo tendré en cuenta para la próxima novela, no para la que estoy escribiendo ahora, ya que cuento con la portada.

Gracias por la atención y el ofrecimiento.

+2 +2