BEBEE ES MI CAFETERIA PREFERIDA

BEBEE ES MI CAFETERIA PREFERIDA


En la cafetería donde cada día desayuno, siempre coincidimos los mismos. Es bien sabido que el ser humano es una especie de costumbres, y aquello que convierte en hábito ya le es muy difícil modificar. Tanto es así, que si sigues observando, llegamos incluso a ponernos en el mismo sitio, a pedir lo mismo, hacer los mismos gestos, saludamos a los mismos, e incluso hacemos las mismas bromas.

Bien y dirás ¿Y esto que tiene que ver con Bebee? No habéis pensado alguna vez, que entramos en las redes sociales y repetimos nuestros comportamientos como lo hacemos en la cafetería a la que vamos a diario. Es decir, vamos a ver los producer de los mismas personas, vemos los mismos perfiles, estamos opinando en los mismos sitios y así como si se tratara del día de la marmota de la ya famosa película. ¿No creéis que es bueno abrir nuestra mente y conocer cosas nuevas y diferentes? Es cierto, que cuando rompes lo que haces habitualmente surge dentro de ti una pequeña inseguridad que es fruto de romper tu zona de confort (palabra muy de moda, pero que en mi barrio significa, que te jode dejar de hacer siempre lo mismo) . Por otro lado ahí es donde está el verdadero aprendizaje y conocer a gente nueva que siempre es enriquecedor como ser humano.

Ahora bien, siguiendo con esta comparación diabólica con mi cafetería favorita, en ella, hay una serie de personajes que si mi instinto no falla se repiten a lo largo no solo de la geografía de este nuestro querido país, si no a lo largo de toda la especie humana:

· El hombre Ego. Este tipo en mi cafetería, si te conoce un solo minuto, y no sabe nada de tu vida, se encarga de decirte que ha triunfado en la vida gracias a su esfuerzo y buen hacer. Piensas, coño que gran tipo. El problema es que este tipo según pasan los días, solo habla de él no escucha, y lo suyo es lo mejor y se encarga de decirlo a los cuatro vientos. Necesita decirle al mundo entero que él es Dicaprio subido en el Titanic gritando SOY EL REY DEL MUNDO.

· El penas. Es aquel tipo, que da pena. Pero no solo por como habla, si no como viste, como habla, como respira….incluso hasta cuando saca tabaco se nota…..el tabaco sale de la máquina con pena.

· El regalaconsejos. Este tipo sin conocerte de nada, te regala un consejo. Pero un consejo profundo. No se para a darte un consejo sobre algo superficial como si es mejor el azúcar o la sacarina. Te da un consejo, de tu vida, de tu familia, de tu forma de ser e incluso de tu futuro. Su mente le engaña, y se va tan contento porque él cree que lo ha hecho para ayudar y realmente te ha tocado los huevos. Pero él se va de rositas, porque la educación en una cafetería es muy importante.

· El salao. Este da gusto. Este se lleva bien con todo el mundo. En España todo el mundo quiere a dos tios: a Rafael Nadal y al salao. Es simpático, correcto, siempre de buen humor, te saluda y te sonríe. Solo Interviene cuando le das pie. Es coherencia lo que vomita, y encima cuando considera te invita a desayunar, porque desea compartir contigo un momento del día. Son realmente encantadores.

· El bolingas mal educado. La vida de este hombre huele a pacharán del barato. Sus dientes parecen un teclado de un piano, pues tiene un diente blanco, dos negros, uno blanco. Los hay de dos tipos: adorables, o mal educados. Éste último que es del que hablamos suele situarse en la esquina del bar, y con ojos cetrinos busca su presa fácil, para vomitarle su mala educación, que entre otras muchas cosas le ha llevado hasta la esquina de ese bar. La gente no le quiere, y él lo sabe. Pero apaga ese fuego con otro chupito de licor de hierbas.

Y así podríamos ir etiquetando a gente, que existe y descubres cuando vas siempre al mismo sitio. Y no pensáis ¿Que estos perfiles estarán también en bebee? Pues claro. El ser humano es así, y repetimos clichés y etiquetas en cualquier ámbito o lugar en el que repitas visitas de manera periódica.

Ahora bien, hay una cosa muy buena en todo esto. Y es, que en la cafetería yo tengo la libertad de elegir con quien me voy a relacionar.

Siempre, con cariño y nunca con desprecio, puedes retirarte de los perfiles que no te gusten y buscar gente que te invite a un café para alegrarte el día. También te advierto, si vas a esa cafetería todos los días, hay determinados perfiles que no se darán cuenta que no quieres saber nada de ellos, y repiten, y repiten, y repiten su comportamiento, sin darse cuenta que simplemente lo que deseas es que no estén en tu vida.

En fin amigo, a esto se le llama vivir en sociedad, y relacionarte. De ti depende como lo haces, y sobre todo con quien lo haces. Os dejo que voy a tomarte otro café.

Francisco José Paredes Pérez



Alex Monsalve Antilaf Hace 7 d · #87

Aún está el puesto de Garzón disponible? 

0

Me interesa soy garzona con experiencia

0

Me interesa soy garzona con experiencia

0
Pamela Canavides 28/11/2018 · #84

Me gustaria saber mas de este puesto.

0
Susana Molina Guzman 11/11/2018 · #83

Yo solo quiero buscar un trabajo a mi medida 🤷‍♀️

0
Cintia Alves 2/11/2018 · #82

Me interesa ese empleo

0
Ignacio Orna (Nacho) 24/9/2017 · #81

No se porque me da que esteto que has escrito @Francisco Jose 🐝 Paredes Pérez Global Brand Ambassador me va a dar para escribir otro artículo.

+1 +1