Yo no soy producto de tu imaginación

Yo no soy producto de tu imaginación


Hay sensaciones raras: como cuando te dan la mano para saludarte y está blanda, cuando ves a una mujer muy arreglada con un bote de cerveza por la calle o si en el metro alguien al coger la barra toca tu mano sin querer.

Pues bienvenido al mundo de tu imaginación. Ese mundo está lleno de tus prejuicios, de tus experiencias pasadas, de tus percepciones y se nutre de tus valores y tu educación; se moldea con tu entorno e incluso en ese escenario hace malabares la genética.

Y gracias a ese mundo y al desconocimiento del autismo, si vemos a una persona balanceándose y repitiendo las mismas cosas nos asusta y acercamos a nuestros hijos a nosotros como si hubiéramos visto a un ultra que viene a machacarnos por no pensar igual que él.

Pues no amigo, no. Eso balanceos repetitivos o esas repeticiones de frases hechas son típicas y muy dadas en personas con autismo. Evidentemente no presumo aquí de ser el más valiente, pues tiendo más al otro lado.

Pero lo que quiero trasladarte es que ante esta situación mantén la calma, pues es muy improbable que una persona con autismo te agreda. Otra cosa es que al exteriorizar su alegría, su frustración.........Seguir leyendo :)


Fotografía: David Martín Alonso

Descubre todos mis escritos en: http://www.reflexionesdeunautista.org