Gabriela Moreno en Motivación, beBee en Español, Salud Fundadora • Taller CerrandoCiclos 3/11/2016 · 3 min de lectura · +400

El tráfico también afecta a tu salud

El tráfico también afecta a tu saludSolo Dios sabe que cantidad de tiempo pasamos detenidos en el tráfico, no solo vehicular, también se considera trafico las interminables filas de personas en un banco, en un supermercado, en el aeropuerto, etc. por más que seas el tipo de persona “pro” ambiente, o un “bike lover” , siempre encontraras algún momento de congestión durante tu traslación de un punto a otro; prácticamente vemos nuestra vida pasar antes de llegar a nuestro destino; y a pesar de que nuestra queja predilecta es cuánto tiempo transcurrió para poder llegar, creo que pocos nos hemos detenido a pensar en como esto puede perjudicar, a mediano y largo plazo, la salud de nuestros organismos.

Vivimos rodeados de tendencias Fitness, somos excelentes fieles a los resultados del quemador de grasa y el entrenamiento en el gimnasio, adictos a leer el contenido de nuestras comidas; pero ¿realmente tenemos en cuenta nuestra salud física integral?, pues esta no se basa solamente en selfies de abdominales y batidos de proteínas, existen ciertos factores externos que nos están dañando la vejez antes de comenzarla y uno de ellos es el tráfico.

Comencemos por el tráfico vehicular; posiblemente este sea uno de los más dañinos para el medio ambiente y demás seres vivientes en el planeta; pero miremos este punto enfocándonos en el conductor del vehículo, el hecho de estar atrapado en un estacionamiento rodante, hace que varios elementos de tu cuerpo sobrecarguen sus sistemas de rendimiento; por ejemplo, tu cerebro este órgano es uno de los que más se ve directamente afectado al momento de un atasco en las vías , no solo porque la monotonía de tu paisaje te produzca somnolencia, sino también porque estudios especializados han comprobado que “el humo y los gases que emiten los autos afectan la capacidad de aprendizaje y memoria”; como si fuera poco, por otro lado podemos encontrar que el pasar mucho tiempo sentado (manejando los pedales del auto) te hace propenso a ciertos dolores musculares en varias zonas de tu cuerpo; así como también puede provocar cierto grado de daño urinario.

Tampoco podemos dejar de lado el nivel de estrés al que es sometido tu cuerpo mientras estas conduciendo; no solamente influye el tener que analizar la conducta de los demás conductores para evitar una colisión, si no también tus niveles de ansiedad por llegar al destino final; todo el proceso de conducir un vehículo de un punto A hasta un punto B, hace que tu cuerpo se someta ante una prueba de fuego que se vuelve rutinaria; con el tiempo no lo sientes como una amenaza a tu salud, pero tu cuerpo continua diariamente recibiendo la misma descarga de adrenalina, con mas o menos intensidad dependiendo el caso; lo que significa que cada hora que pasas intentando llegar a tu destino, la exposición constante al ruido del tráfico produce en tu cuerpo elevaciones de la tensión arterial y de niveles en sangre de potentes vasoconstrictores y hormonas ligados al estrés; en otras palabras, las endorfinas que ganaste ese día en el ejercicio matutino, van directamente a la canasta.

Por otro lado, si eres de las personas a la cuales su intuición ya le advirtió de todo lo anterior, y prefirió movilizarse en una o dos ruedas, para ustedes también existe la definición de tráfico, sobre todo al momento de cumplir con algunas obligaciones en bancos y entidades que requieren una fila de personas para llevar a cabo un trámite; este tipo de trafico, genera que al estar mucho tiempo de pie, los músculos se entumecen provocando dolor e incomodidad en las articulaciones; por otro lado, el traslado en su medio de transporte también en un agente de estrés que afecta al cuerpo; no solamente por el desgaste físico que se genera durante el trayecto; si no también porque debido al tamaño que su medio de transporte ocupe en las vías, es muy posible que usted sea invisible para ciertos vehiculos en el tráfico, por lo cual, si andar en un auto ya es cuestión de alta precaución, el andar en bicicleta requiere el triple de atención, ya que no solo se debe estar atento a los demás compañeros en la vía, si no también a las posibles imprudencias de los autos que no tienen buena visibilidad.

Resolver este inconveniente no es tarea simple; pues a pesar de que una posible solución sea el vivir cerca de su trabajo, o trabajar desde casa, siempre existirá un motivo o una excusa para movilizarte; otra de las alternativas, tal vez no tan económica, es el transporte público; es común que en hora pico sea un infierno, pero en los momentos en los que la gran mayoría de población de tu país no intenta llegar a sus respectivas casas, el transporte público puede ser una excelente opción, dejando el estrés de la vía en manos de un tercero; por ultimo, siempre está la opción de caminar ( distancias cortas obviamente), si caminas un poco al bajarte de tu auto y antes de entrar a tu casa, será una forma de drenar el estrés e indicarle al organismo que ya todo está en orden; si te bajas de tu bici y caminas los últimos kilómetros hasta tu destino, será como un pequeño estiramiento post entrenamiento; la idea es enfocarnos en nuestra salud y no en el destino final.



Pedro Gómez 3/11/2016 · #1

Nuestro organismo agradecería no estar sometido a esta tensión continua. Los problemas físicos y mentales no tardan en aparecer. Buen post Gabriela, saludos!!!

+1 +1