Gabriela Moreno en Motivación, beBee en Español, Salud Fundadora • Taller CerrandoCiclos 3/11/2016 · 3 min de lectura · +400

El tráfico también afecta a tu salud

El tráfico también afecta a tu saludSolo Dios sabe que cantidad de tiempo pasamos detenidos en el tráfico, no solo vehicular, también se considera trafico las interminables filas de personas en un banco, en un supermercado, en el aeropuerto, etc. por más que seas el tipo de persona “pro” ambiente, o un “bike lover” , siempre encontraras algún momento de congestión durante tu traslación de un punto a otro; prácticamente vemos nuestra vida pasar antes de llegar a nuestro destino; y a pesar de que nuestra queja predilecta es cuánto tiempo transcurrió para poder llegar, creo que pocos nos hemos detenido a pensar en como esto puede perjudicar, a mediano y largo plazo, la salud de nuestros organismos.

Vivimos rodeados de tendencias Fitness, somos excelentes fieles a los resultados del quemador de grasa y el entrenamiento en el gimnasio, adictos a leer el contenido de nuestras comidas; pero ¿realmente tenemos en cuenta nuestra salud física integral?, pues esta no se basa solamente en selfies de abdominales y batidos de proteínas, existen ciertos factores externos que nos están dañando la vejez antes de comenzarla y uno de ellos es el tráfico.

Comencemos por el tráfico vehicular; posiblemente este sea uno de los más dañinos para el medio ambiente y demás seres vivientes en el planeta; pero miremos este punto enfocándonos en el conductor del vehículo, el hecho de estar atrapado en un estacionamiento rodante, hace que varios elementos de tu cuerpo sobrecarguen sus sistemas de rendimiento; por ejemplo, tu cerebro este órgano es uno de los que más se ve directamente afectado al momento de un atasco en las vías , no solo porque la monotonía de tu paisaje te produzca somnolencia, sino también porque estudios especializados han comprobado que “el humo y los gases que emiten los autos afectan la capacidad de aprendizaje y memoria”; como si fuera poco, por otro lado podemos encontrar que el pasar mucho tiempo sentado (manejando los pedales del auto) te hace propenso a ciertos dolores musculares en varias zonas de tu cuerpo; así como también puede provocar cierto grado de daño urinario.

Tampoco podemos dejar de lado el nivel de estrés al que es sometido tu cuerpo mientras estas conduciendo; no solamente influye el tener que analizar la conducta de los demás conductores para evitar una colisión, si no también tus niveles de ansiedad por llegar al destino final; todo el proceso de conducir un vehículo de un punto A hasta un punto B, hace que tu cuerpo se someta ante una prueba de fuego que se vuelve rutinaria; con el tiempo no lo sientes como una ame