Gabriela Moreno solo con mis seguidores Fundadora • Taller Cerrando Ciclos 14/9/2018 · 2 min de lectura · 1,4K

La AMISTAD Millennial : ¿Cuándo fue que nos volvimos “amigos”?

La AMISTAD Millennial : ¿Cuándo fue que nos volvimos “amigos”?

CONCEPTO DE AMISTAD: Relación de simpatía y confianza que se establece entre personas que no son familia.

Si miramos lo que dice arriba, en ninguna parte dice “en la cual se tienen encuentros sexuales casuales”. Una relación sexual, sin importar la etiqueta que se le ponga, siempre ira directamente ligada al enamoramiento; debido a que este tipo de intimidad nos conecta con la vulnerabilidad de la otra persona, (en otras palabras, el apego comienza por el sexo); por ende, si entre “amigos” hay sexo, quiere decir que uno de los dos siente algo más que “simpatía” por el otro, mientras que la otra persona solo está llenando el vacío de su soledad con alguien con quien siente una leve compatibilidad.

La amistad millennial es un contrato complicado de interpretar, ya que, durante nuestra niñez quedaba plenamente claro que tu amigo(a) era solo un cómplice de aventuras y cotidianidad, pero en la actualidad el ser amigos implica que dos personas están en una relación, que a su vez no es una relación, y que esta es totalmente abierta a nuevos amores (al menos para uno de los participantes). Dentro de esta era moderna, el tener una amistad con alguien del sexo apuesto significa que dentro de ella hay ciertas funciones y restricciones que deben ser amargamente respetadas para poder continuar la “amistad”

Algunas de las funciones de una amistad hoy en día son:

· Acompañar la soledad del otro

· Siempre (o la mayor parte de tiempo) estar disponible para los planes que la otra persona desee hacer

· Preocuparte por los males físicos, mentales y emocionales de la otra persona

· Brindar apoyo físico y emocional en situaciones de despecho

Algunas de las restricciones dentro de una amistad hoy en día son:

· Hacer reclamos bajo cualquier concepto

· Están prohibidas las conversaciones sobre “que somos?” o cualquier tipo de sentimientos que puedan insinuar que son una pareja

· Dar y luego exigir reciprocidad

· Hacer drama por cualquier cosa (así la situación lo amerite)

Otra de las grandes diferencias entre la amistad de antes y la amistad millennial, es que de niños, cuando peleábamos con ese amigo(a), esa pelea era una tragedia griega que a final de cuentas terminaba por arreglarse en el siguiente desmadre; ahora, cuando “la amiga” comienza a reclamar lo que por derecho debería ser suyo, la amistad no se da por terminada, sino que esta es colocada en pausa, mientras se realiza el proceso de reclutamiento de un reemplazo, en dado caso de que esto no sea posible se evalúa la posibilidad de continuar con la “relación

Lo que llama mi atención es que ahora se ha vuelto tendencia ir por la vida defendiendo a capa y espada movimientos (como por ejemplo el feminismo), pero no se ha creado una campaña que diga que queremos un poco más de respeto a la hora de ligar, y con respeto me refiero a que si le compartes tus labios a una persona, al menos dale un pre aviso de despido decente y formal, antes de ir a compartir fluidos con otra persona; no le estamos prestando atención a la herida emocional (que tanto nos cuesta sanar) que nos produce estar en el limbo de una relación iniciada a medias, y preferimos entregarnos como adolescentes desbocados a las mieles de un placer que, a final de cuentas, nos brindara una larga listas de amargas preguntas sin respuesta en el futuro.

Como si lo anterior no fuera suficiente, nos encerramos tanto en la magia del amor que cuando nos dicen — “no, no tenemos nada, solo somos amigos” — tenemos el absoluto descaro de sentir un gran alivio, esto debido a que nuestro cerebro no está leyendo entre líneas la frase de “quiero tener algo contigo también, pero no quiero que el hecho de que hay alguien más te haga alejarte”, y erróneamente nuestras ansias de enamorarnos interpreta “amistad” como “esta persona está libre y solo para mí”.

Somos responsables de nuestras propias desgracias, y la raíz de estas no se encuentran en el no conocer lo suficiente a alguien, la matriz de todo comienza cuando dejamos de prestar atención a esa intuición, que intenta decirnos a gritos que esa frase de “ando buscando el estar con alguien” significa que está llenando un vacío; pero por alguna razón, preferimos dejarnos arrastrar por la improbable idea de que esta persona puede ser la inexistente excepción, y que está en efecto está buscando volverse a enamorar; si el tiempo es lo más valioso que tienes, porque decides seguir malgastándolo con una persona que solo te da migajas? , Después de todo, si esa persona no tiene claro que quiere hacer con su vida… de donde sacas la idea de que podrás construir tu futuro de manera sólida y estable dentro de una simple “amistad”? Si pudimos acabar con las barrera de comunicación, estoy segura de que tenemos lo que se necesita para acabar con el amor a medias.



Ignacio Orna (Nacho) 15/9/2018 · #2

Palabras que salen de un sentimiento muy profundo.

+1 +1

Buen Post @Gabriela Moreno. Esperar que alguien llene un vacío propio es la forma más fácil de no asumir nuestra propia responsabilidad y si algo sale mal poder tener la excusa perfecta de culpabilizar a alguien por algo que nos es propio. Lo hago Zumbarrrr!!!!

+1 +1