Gabriela Moreno en Emprendedores y Empresarios, Comunicación y Periodismo, Oficios y profesiones Fundadora • Taller CerrandoCiclos 8/11/2016 · 4 min de lectura · +500

Stalkear o no Stalkear, esa es la cuestión

Stalkear o no Stalkear, esa es la cuestiónEn esta era de híper información , queremos saberlo todo y queremos saberlo ya!, nuestras vidas serian perfectas si google nos dijera el por qué nuestro ex decidió terminar la relación; o si nos llegara una notificación al celular en el momento en el que nos van a ser infieles; debido que no se ha podido inventar aun tal maravilla, optamos por la clandestina opción de Stalkear, entiéndase, investigar y espiar a nuestro objetivo lo más a fondo posible, sin que se nos vaya accidentalmente un like durante el proceso. Todos alguna vez hemos realizado esta delicada tarea en algún momento de nuestras vidas, ya sea para saber si nuestra ex pareja ya encontró su felicidad en alguien más, o si el futuro cónyuge de nuestra mejor amiga tiene antecedentes penales; estamos tan acostumbrados a obtener la información que deseamos al alcance de un click, que colapsamos en pánico cuando la vida real nos demuestra que los sentimientos no se pueden digitalizar; pero…¿Es sano stalkear?, ¿Cuándo podemos hacerlo sin que hayan consecuencias? A continuación veamos un poco, el que, como y cuando de stalkear

Primero que nada se debe tener en cuenta que a nadie le gusta ser espiado, a pesar de que a nosotros nos encante ver las noticias de situaciones “infraganti” , la realidad es que nos incomoda muchísimo ser los protagonistas de una situación similar; preferimos regodearnos en saber quién nos espió, a tener que aparecer en la lista negra de los que espían; el arte de Stalkear va desde mirar sus fotos en internet, hasta pasarte por la calle de su domicilio para comprar el mismo helado que venden cerca a tu casa; en decir, todo aquello que sea llevado a cabo para investigar cualquier aspecto de la vida de la otra persona sin su consentimiento; para realizar esta tarea sin ser percibido, solo hay que googlear la palabra “Stalkear” para que salgan al menos unas 15 websites con alternativas para ser aplicadas sin ser descubierto.

Esta técnica se aplica con mayor frecuencia al momento de una ruptura amorosa, durante esta etapa es normal que busquemos por cualquier medio la mayor cantidad de respuestas, en el menor tiempo posible; es por ello que corremos a la redes sociales en nuestro papel de espías secretos, para poder obtener pistas y determinar quién es el culpable del crimen; no es para nada sano que a pocas semanas de la ruptura tomes el “stalkear” como tu nueva vocación; esto debido a que toda la información que percibimos en la red social es únicamente sugestiva, es decir, puede que tu ex suba una foto donde aparece con una amplia sonrisa, pasándola de lo mejor en un sitio nocturno; pero no hay forma de saber si realmente la estaba pasando bien, o la foto fue tomada bajo los efectos de ahogar sus lágrimas en alcohol; solemos aferrarnos a la primera cosa que nuestra ex pareja publique, y tomarlo inmediatamente como una indirecta hacia la relación difunta, o peor aún, como indiferencia total hacia la ruptura; pero seamos honestos… cuantas veces compartimos contenido únicamente por impulso? Cuantas de las publicaciones que compartiste en tu red social te detuviste realmente a analizarlas y decir “me identifico con esto, va con mi personalidad, voy a compartirlo”?; lo cierto es que haces esto con 1 de cada 10 publicaciones, el resto son simplemente cosas que se hicieron virales , llamaron tu atención y decidiste darle “compartir”; lo mismo sucede con tu ex pareja, se conecta a las redes sociales para desconectarse del mundo e intentar no pensar en nada, por lo tanto (y sin pensarlo demasiado) le da like a esa amiga que parece supermodelo, y que a ti siempre te ha caído mal, de la misma forma que le dio like al gato que jugaba en una caja; solo que tus sentimientos están tan heridos, y tu cerebro esta tan enfocado en buscar un porque, que solo ves el like que le dio a ella; ten siempre presente que, a menos que cambie su estatus de soltero a enamorado públicamente, absolutamente todo lo que veas será una simple sugestión de tu mente en una alianza patrocinada por tu corazón roto.

Entonces… cuando puedo stalkear a mi ex?; si no quieres desangrarte por la herida, hazlo cuando ya haya pasado más de un mes de haber terminado todo, cuando ya te hayas adaptado a la fase de duelo, y te sientas con la fuerza suficiente de continuar y seguir adelante; de esta forma no te enfocaras solo en la foto del fin de semana en la súper fiesta, veras un contexto más completo y coherente de sus publicaciones, lo que te llevara a sacar mejores conclusiones de cuál era su estado anímico con respecto a esa época del rompimiento; esto puede brindarte una especie de cierre, pues tal vez lo que te aferraba al dolor era la idea de que esa persona fuera tan feliz sin ti, y al espiar sus publicaciones te das cuenta de que, después de la segunda semana de haber terminado, no publico absolutamente nada; lo que implica que si tuvo una etapa de duelo por la relación entre ustedes; de igual forma puedes encontrarte que a un mes de haber terminado ya publica fotos con la leyenda “Tomando vino para calmar las mariposas en el estómago” o aún más cursi “ Y llego a mi vida para cambiar mis gafas de blanco y negro a tecnicolor”; esto también es una forma de cierre, pues te das cuenta que todo el listado de culpas y defectos que te hecho en cara para terminar, realmente eran sus deseos de estar con alguien más.

Se debe tener en cuenta que cuando la persona que quieres espiar es tu actual pareja, es porque posees poca o nada de confianza hacia esa persona, ya sea por sus hechos en el pasado, o por las heridas del tuyo; es por ello que se recomienda que, si tu nivel de desconfianza es tan alto como para revisar toda su actividad en redes sociales, lo mejor es que esa relación termine, y dediques un tiempo a solas contigo para sanar tu corazón antes de retomar o reiniciar una relación; en estos casos, no importa si llevan un mes o diez años, jamás dejaras de espiarle; pues una vez que la confianza se ha roto, esta es casi imposible de recuperar; aun si la persona no te ha hecho nada para desconfiar, y simplemente te estas cuidando la espalda en un supuesto “por si acaso”, hay algo en ti que no te deja liberarte y confiar, por lo tanto, sin importar si le encierras en las cuatro paredes de una cárcel, tu confianza no volverá a menos que realmente desees trabajar en ello dentro de ti.

Stalkear no es algo que sea sano, y mucho menos algo recomendable para hacer, pues de cualquier forma estas invadiendo el espacio privado de la otra persona, y tú por tú lado estas removiendo cada cicatriz y picando las heridas con una navaja; siempre habrá una parte del ego que se pavonea cuando a tu ex se le va un like a una de tus fotos; pero ¿Cómo se ve afectada tu percepción sobre esa persona cuando esto pasa?, tal vez como alguien cobarde que no busca enfrentarte de forma directa, o quizás como alguien que se está rebajando al invadirte de esta manera; ten muy en cuenta que cada cabeza es un mundo, y que lo que tú crees que al otro va a agradarle, puede terminar tomándolo como una ofensa imperdonable; no olvides que el que busca encuentra, y muchas veces lo que encuentras en veinte veces más doloroso de lo que imaginabas, por lo tanto…¿ estas dispuesta(o) a someterte a ese nivel de dolor?, te invito a pensar dos veces antes de dar click en su perfil y que te detengas a pensar que de bueno puede salir de todo ello antes de que ya sea demasiado tarde; después de todo… crees que el stalkear pueda brindarle algo positivo a tu vida?