En búsqueda del Santo Grial Empresarial - Parte III

Las organizaciones que están en búsqueda del “Santo Grial” empresarial como se analizó en los capítulos anteriores, deben saber que la maximización de utilidades es una consecuencia y no es el fin mismo que se debe perseguir, y el camino a seguir está centrado en la realización de los sueños e ideales sociales y beneficios hacia el otro para construir un mundo mejor, construyendo desde allí su organización, las acciones a seguir para ir cumpliendo este objetivo de implementar una empresa y sociedad que queremos construir a partir de esta visión social conlleva la alineación estratégica con el modelo de negocios y la arquitectura empresarial que conlleva la estructura orgánica, los procesos de negocios, el modelo de operación, y el modelo tecnológico que apoye las estructuras antes definidas.

Este nuevo paradigma de gestión empresarial que se centra en un beneficio social, transformando a los empresarios y emprendedores en articuladores y facilitadores de nuevos pilares estratégicos más allá de la academia, pero que han sido utilizados por grandes gestores de importantes organizaciones, cuyas instituciones no sólo se han consolidado exitosamente con grandes utilidades, sino que lo más importante han mantenido su vigencia en el tiempo de generación en generación.

En la actualidad el avance de las tecnologías de información y comunicaciones, de las ciencias, especialmente la neurociencia, neurobiología, y las nuevas vertientes ontológicas y epistemológicas de las relaciones humanas, así como la gestión de las organizaciones, y de las nuevas metodologías inter, multi y transdisciplinarias que han revelado junto a los recursos energéticos de la biosfera y a otros descubrimientos, propuestas e investigaciones que han sostenido que la gestión de las empresas debe sostenerse y estar enraizada definitivamente en la sociedad, y por ende en las personas que conforman una comunidad, esto es importante ya que todo confluye a que la mirada paradigmática de estar en constante “guerra” con la competencia como lo plantea intrínsecamente Michael Porter de estar constantemente pendiente de obtener ventajas competitivas con respecto a la competencia, se transforma ahora en una mirada de “paz y amor”, en el sentido de entender que el valor está en el beneficio social, primero al interior de las organizaciones, ya que todos los que colaboran en la co-construcción de la visión social forman un todo que da sentido a la empresa, y es desde esa cohesión que los servicios y