Guillem Recolons Argenter en Marca Personal y Personal Branding, Directivos y Ejecutivos Formador y Consultor • Ponte en Valor 3/6/2018 · 2 min de lectura · 1,4K

Si no fuera humana, seguramente hubiese cantado mejor

Esta frase “Si no fuera humana, seguramente hubiese cantado mejor” la pronunció María Callas, la considerada mejor soprano de todos los tiempos. Tuve el placer de ver el documental “María by Callas” dirigido por Tom Volf (2017). Lo curioso del documental es que es la historia de la diva contada sobre todo por ella misma. Cartas de su puño y letra, entrevistas que concedió…

Si no fuera humana, seguramente hubiese cantado mejor

Según la sinopsis de FILMAFFINITY, se trata de un “íntimo retrato de la vida y el trabajo de la cantante de ópera Maria Callas. Con testimonios de la propia Callas, Onassis, Marilyn Monroe, Alain Delon, Yves Saint-Lauren, John Fitzgerald Kennedy, Luchino Visconti, Winston Churchill, Grace Kelly, Liz Taylor y otras personalidades que conocieron a la diva.”

Esta mujer no tuvo una vida fácil, pero no te quiero avanzar nada. Si puedes, pásate por el cine a verla, sin prejuicios (tipo > no me gusta la ópera). Solo para entender que la parte visible de un iceberg esconde a menudo miedos, complejos, interminables horas de esfuerzo, juventudes robadas y mucho más.

Pero volvamos a la frase, que pronunció pocos años antes de su muerte prematura a los 53, “si no fuese humana…”.

La perfección no parece algo posible en el ser humano

Llevo algunos posts insistiendo en este concepto: si es perfecto, difícilmente es humano1. Ya, podríamos decir que obras como La última cena (Da Vinci), o El rapto de Proserpina (Bernini) o la actuación de Nadia Comaneci en las barras asimétricas en Montreal 1976 son perfectas. En realidad, rozan la perfección. En un futuro muy próximo, posiblemente un robot lo hará perfecto.


Detalle de “El rapto de Proserpina” de Gian Lorenzo Bernini


La cuestión, como avancé en ¿Podemos promover una cultura de conexión humana en la era de las máquinas? es que lo humano será diferencial precisamente por ser humano, imperfecto, por incorporar valores, ética, por ser cambiante.

Me reafirmo cuando leo contenidos como este de la revista digital Puro Marketing: El 90% de los contenidos digitales serán generados por “bots” en 5 años. Lo podemos ver como un problema, yo prefiero verlo como una oportunidad, lo humano es espontáneo, quizás errático, pero conecta más.

Lo que somos, lo que pensamos, lo que hacemos, lo que proyectamos, los resultados y el legado, el gran hexágono de la marca personal1

La vida de María Callas me ayuda a entender que quizás la marca personal, vista con perspectiva de años, es más de lo que creemos. No es solo lo que somos, nuestra identidad. Ni lo que pensamos, nuestro ADN emocional y cognitivo. Tampoco es solo lo que hacemos, alrededor de una propuesta de valor que consigue resultados para nuestros clientes. Ni es solo lo que proyectamos, identidad percibida. Ni los resultados, lo que conseguimos nosotros. También es lo que dejamos, en forma de legado de VALOR. Seis partes que forman un hexágono

Seguramente piensas que en el caso de Maria Callas el hexágono es fácil. Mi buen amigo y colega, el Profesor Vladimir Estrada, trabaja con un modelo tridimensional de marca personalformado por 1. Lo que somos 2. Lo que hacemos 3. Lo que logramos. Me apasiona la simplicidad del modelo. El caso de la soprano me hizo pensar que hay algo más que conforma nuestra marca personal, y son esos tres puntos adicionales que configuran la parte humana.

Y ahí está la diferencia en Callas: si no fuera humana, su marca personal no existiría.

Entraré más a fondo en otro post sobre este hexágono. De Callas nos queda un legado, desde 1977 no está con nosotros. Tuvo amigos porque tuvo grandes y poderosos enemigos. Tuvo la mejor voz porque su madre no le permitía estar más de 30 segundos frente a un espejo. Según ella, llegó lejos en la música porque no amó. Y cuando lo hizo (con el armador griego Onassis), dejó de cantar.

Callas no era perfecta, según ella misma, cuando se encontraba emocionalmente bien, no quería cantar. Si no fuera humana, no nos hubiera dejado esta maravilla:





Comparto mi última entrada (miel), espero que te guste

0