Héctor González in Comunicación y Periodismo, Redes Sociales Corresponsal de Prensa Nov 13, 2020 · 1 min read · +200

"NOSTALGIA DE LOS NOVENTA".

"NOSTALGIA DE LOS NOVENTA".

No soy juez para decir cual era fue mejor, pero pienso claramente que los años 90, fue por lo menos, para mí, mi mejor década, y no me avergüenzo de haberlo vivido. En los 90 (como en la añeja década del 80) se bailaban los “lentos”, esas baladas románticas en ingles y castellano, que si hablaban de amor verdadero y no denigraban a las mujeres con letras sexistas y amarillentas como sucede con el reggaetón en los tiempos actuales. En los 90, los carretes de los jóvenes eran sanos, no habían cabros ni chiquillas menores o mayores de edad, tomando alcohol en la calle o en las plazas, como ahora, o se drogaban hasta borrarse, excepto, algunos loquitos que no han pasado por psiquiatras.

Los jóvenes en los 90, no hacían el amor a la vista de todos, como la loleria actual, lo hacían piola, callados, silenciosamente hablando, y clandestinamente, y lo hacían con condón, pero no faltaban los amermelados, como ahora, que presumiendo de ser muy hombres y muy machos viriles, follaban a diestra y siniestra a muchachas incautas para luego, embarazarlas y abandonarlas después, para hacerse los giles.

Las muchachas en los 90, eran recatadas, cuando las pasan bien en su tiempo libre, carreteando o pasándola bien sanamente en algún pub o restoran, pero no vociferaban a los cuatro vientos, como ahora, de que a varones les gustan mayores.

Pero así es la vida y todo cambia, pero gracias a Dios, sigo siendo el mismo, aquel que no transa sus valores morales, ni con las riquezas y vicios mundanos, como algunos tienen por costumbre hacer, mas en los 90, las feministas protestaban por sus derechos al estilo “Barbie”, vestidas decorosamente de rosado, y no en pelotas o con los senos al aire, como ahora.

Los muchachos y muchachas actuales seguramente pensarán para sus adentros ¿Cómo se atreve este viejo cuarentón (como yo), a cuestionar su perdida y errada forma de vivir?. Perdonen la franqueza, cabros, pero añoro los tiempos pasados, los de los noventa, y si se sintieron ofendidos por lo que he escrito aquí, no es culpa mía, sino de ustedes, si, ustedes son los autores de sus pecados. Simplemente yo soy solo un testigo mas, sentado en la butaca de este absurdo y viciado circo llamado Mundo, del cual hace tiempo atrás, me he bajado….