Isabel Díaz Durán en Oficios y profesiones, Atención al cliente, Administrativos Recepcionista - Administrativa 14/11/2016 · 5 min de lectura · 5,1K

Obesidad mental: como ella te puede estar confundiendo a la hora de crear ideas innovadoras. Traducción del artículo de Augusto Santos:Obesidade mental, como ela pode estar te atrapalhando na criação de ideias inovadoras

¡Hola abejas!


Hoy os traigo un artículo que escribí  como Guest Post para la web  de mi amigo Daniel Scott. El link del artículo original está al final del texto. No dejéis de clickar para cotejar este texto y otros buenos artículos sobre productividad, emprendimiento y el mundo de los negocios en general.


Decidí traer este texto íntegro para  beBee también, para el deleite de mis seguidores y para que todos los usuarios tengan acceso a él de primera mano. ¡Buena lectura!



La sobrecarga de información no está solamente en lo que los medios de comunicación "nos empujan" a nosotros a través de los medios de divulgación sino también en aquello que decidimos absorber para nosotros mismos 

Augusto Santos

Obesidad mental: como ella te puede estar confundiendo a la hora de crear ideas innovadoras. Traducción del artículo de Augusto Santos:Obesidade mental, como ela pode estar te atrapalhando na criação de ideias inovadoras

Designed by Freepik


No es novedad que, en las últimas décadas, estamos siendo impactados diariamente por un torbellino de informaciones por todos lados. Desde vallas publicitarias, coches con megáfonos de sonido, propagandas en la televisión, hasta pop-ups en blogs, webs y post patrocinados en redes sociales. La publicidad y la propaganda son los agentes principales de la distribución de información que sobrecargan nuestro cerebro. muchas veces, con contenido innecesario para nuestro desarrollo.


Pero no nos frustremos. La sobrecarga de información no está solamente en lo que los medios de comunicación nos "meten"  a través de los medios de divulgación sino también en aquello que decidimos absorber para nosotros mismos.


¡Es eso mismo! Muchas veces, nosotros somos los propios agentes responsables del desarrollo de nuestra Obesidad Mental (Nota: el vídeo enlazado está en portugués, podéis activar los subtítulos y a continuación elegir la opción traducir al español)


Así como la obesidad física, la obesidad mental trae consecuencias negativas para la salud mental, que infelizmente, muchos de nosotros ignoramos diariamente. Imaginemos que , aquella serie de la televisión que "consumimos" en nuestras horas libres, es equivalente al chocolate que comimos en la sobremesa, por ejemplo. Así como, si el chocolate es consumido en exceso, nos puede hacer mal, sin embargo, a diferencia de la obesidad física, la obesidad mental , es un mal no visible, para el cual se exige una atención mayor para detectarlo y controlarlo. 


Esa obesidad es producto de la absorción masiva de contenido e información( no necesariamente superflua) en una escala en que nuestro cerebro no consigue retener el conocimiento de forma eficaz.


Yo mismo pase por esto muchas veces, y me voy a presentar como ejemplo para que comprendáis un poco mejor. 


Estoy fascinado por el Emprendimiento y el  Marketing Digital, son dos temas que, si no me controlo, paso todo el día "engullendo" artículos y vídeos sobre el tema, y como en un abrir y cerrar de ojos, mi día pasa sin darme cuenta. 


Entonces, yo pienso:  "¡Ah todo bien! Por lo menos, pasé el día aprendiendo bastante sobre el asunto, no tengo nada de que quejarte, ¿verdad?


¡ERROR!


Por más que el contenido sea muy interesante y de valor para mí, consumirlo en exceso fue un error. La justificación para esto es simple: mi cerebro no absorbió el conocimiento de forma eficiente. O sea, yo no aprendí realmente con aquello, no tuve tiempo para procesar el contenido y, lo peor, no practique el conocimiento. 


Este es un problema bastante común de todos  que paran para estudiar alguna materia específica, pero se quedan solamente en la lectura, y se olvidan de realizar los ejercicios para fijar lo aprendido. 


Acciones que pueden agravar nuestra obesidad mental y que hacer para dejar nuestro intelecto "curado"



1. Golosinas (Entretenimiento) en exceso


Ver muchas películas diariamente, hacer maratones de series americanas toda la semana, pasar casi todo el día jugando a videojuegos, pasar prácticamente 24 horas al día en redes sociales... Estos y otros medios de distracción en el mundo informatizado que tenemos hoy en día son trampas fatales para desalinear el proceso de productividad de nuestro cerebro.

No me entendáis mal. No estoy diciendo que abandonéis Neftlix , vender vuestra consola de videojuegos y desactivar vuestra cuenta de Facebook. NADA DE ESO. Nuestro cerebro necesita de descanso y de recompensa para los momentos de descanso. Lo que no debemos hacer es transformar estos entretenimientos en las principales actividades del día a día.Evitemos hacer de nuestro momento de ocio , un vicio incontrolable. 

Midamos la dosis correcta para cada actividad, dediquemos un fin de semana solo para películas, veamos solo uno o dos episodios al día, programemos una hora al día para jugar a nuestro juego favorito, dejar a un lado las redes sociales, las notificaciones no se van a ir a ningún lado, podemos estar tranquilos.

2.Gula por conocimiento


¿Sabéis cuanto entramos en un blog super interesante , lleno de asuntos fantásticos y consejos increíbles sobre nuestra área de actuación? Leemos un artículo y luego encontramos un link externo en el tercer párrafo ... y otro link... y otro más. ¿Dónde es que paramos? Ah sí, hay un vídeo tutorial bien interesante para ver también.

Cuando nos damos cuenta, tenemos diferentes pestañas en nuestro navegador, leídas por la mitad, con tres tutoriales abiertos, y nosotros ahí, sin tiempo de leer todo eso, y aún por encima, sabiendo menos aún de todo eso.

La gula por conocimiento es como una bola de nieve que aumenta sin control. Vamos acumulando un poco de un texto de aquí, un trozo de una frase de allí, crea aquella enorme bola de conocimiento excesivo y cuando la bola gigante de nieve encuentra un obstáculo y finaliza su trayecto, toda aquella información es dispersada sin la menor firmeza en el aprendizaje.

Así como en el entretenimiento, nuestro aprendizaje profesional debe ser reglado. El exceso de información hace con que nada entre en nuestra cabeza derecho, y todo el esfuerzo aplicado para el aprendizaje ha sido en vano. Además de eso no todo conocimiento es válido , estad atentos.(Nota: activarle los subtítulos en español).

3.Sedentarismo intelectual


La falta de ejercicio también afecta a nuestro intelecto. Así como practicar ejercicios nos ayuda a mantener el cuerpo en forma y lo mismo hasta no sería diferente con nuestras mentes. El sedentarismo intelectual está más presente en nuestro día  a día de lo que imaginamos. 

Para detectarlo es muy simple, basta con enlazar ejercicios físicos a los ejercicios y actividades que acostumbramos  hacer en nuestra sala de aulas. Con toda certeza, aquellos que hacen ejercicios y actividades escolares regularmente tendrán más facilidad en una disciplina que aquellos que pararon de estudiar hace tiempo y que no consiguen responder a una pregunta sin pedir ayuda. 

Es por este motivo, que evitar la gula por conocimiento es importante, para que tengamos tiempo de practicar aquello que absorbemos, para que el conocimiento quede bien definido en nuestra mente y, se vuelva de hecho en un aprendizaje.

Practiquemos regularmente: respondiendo preguntas sobre lo que estamos estudiando. haciendo reseñas de los libros que leemos, escribiendo una redacción o un artículo sobre búsquedas que realizamos en internet, iniciando un debate con los amigos para tener otra perspectiva de nuestro aprendizaje.


Interferencia en el proceso creativo en la generación de ideas innovadoras. 


En este punto, ya es posible ver con claridad las perjuicios de un "intelecto obeso"  puede traer para nuestro aprendizaje y para nuestra productividad. En lo que comprende al proceso creativo, la dificultad en la creación de  ideas innovadoras nada más es una consecuencia de la falta de práctica en  combatir  la obesidad mental.

Una de las características más significativas de las ideas innovadoras y de más éxito en los últimos tiempos es la simplicidad. Creo que podemos habernos dado cuenta de que hay alguna persona que tiene éxito a través de su emprendimiento  con una idea tan simple , que nos preguntamos: ¿Como nadie había pensado en eso antes?

Tal vez, la respuesta a esta pregunta sea, al analizarlo, la obesidad mental. No hay ninguna encuesta que muestre datos de cuantas personas son víctimas de la obesidad mental, pero es posible percibir que ella puede estar presente en cualquier lugar.

Teniendo esto en cuenta, tiene sentido que nadie haya pensado en aquella idea innovadora antes, al final, la mayoría de la población está tan sobrecargada de informaciones  voluminosas y complejas , que no había espacio para dejar entrever , un problema simple , que estaba presente en la sociedad sin una solución práctica y eficaz.

Reducir el volumen de informaciones que en nuestro día a día es el secreto para mejorar nuestra creatividad (artículo en portugués). Procuremos relajarnos un poco más, observar mejor las cosas de nuestro alrededor y no permanecer sujeto a unas rutinas que nos sobrecarguen de contenido perjudicial para nuestra salud mental.


Bonus- Cuidado con los "adelgazantes milagrosos"


Y para finalizar, me gustaría de alertaros sobre los falsos adelgazantes milagrosos con los cuales nos podemos encontrar a lo largo de nuestra jornada contra la obesidad mental. Como si no bastase, hasta para la Obesidad Mental existen "remedios" y "dietas" que prometen hacer milagros en poco tiempo.

Aquí me refiero a diversos servicios, productos y hasta contenido gratuito en internet con el que debemos andar con la mosca detrás de la oreja antes de tomarlos  en serio o invertir nuestro dinero. Es posible que nos encontremos cursos online, programas o aplicaciones para el móvil que prometan: trabajar la práctica de actividades intelectuales con eficiencia o ayudarnos en el control y programación de nuestros estudios. 

Tenemos que tener cuidado. Por más que parte de estos objetos nos puedan ayudar de alguna forma a trabajar nuestro intelecto, no debemos depender solo de ellos para desenvolvernos. Procuremos utilizarlos para ayudarnos en nuestro aprendizaje.

Otro hecho curioso el sobre el tema Obesidad Mental, donde al buscarlo en internet podemos encontrarnos con un texto escrito por un supuesto profesor llamado Andrew Oitke, cuyo libro jamás fue encontrado. 

Lo interesante, es como el texto, por más que carezca de fuentes y de credibilidad, despierta reflexiones y debates sobre como la teórica Obesidad Mental puede estar presente en diversos problema de la sociedad moderna.


*Clicka aquí para cotejar la publicación  original deste artículo.


Artículo Original: obesidade mental como ela pode estar -te atrapalhando na criação de ideias inovadoras

Autor: Augusto Santos


Traducción: Isabel Díaz Durán






Isabel Díaz Durán 17/11/2016 · #9

Obrigada eu @Augusto Santos!!! Os seus textos são muito bons e acho interessante traduzir ao espanhol. Grande abraço!

+1 +1
Augusto Santos 16/11/2016 · #8

#1 Muito obrigado por traduzir este artigo @Isabel Díaz Durán. Fico muito contente com o público espanhol que apreciam meus textos. Tudo isso graças a você Isabel, parabéns pela ótima tradução!

+1 +1
Isabel Díaz Durán 15/11/2016 · #7

Muchas gracias @Jorge Carballo Pérez por compartir y comentar! Un saludo!

+2 +2
Jorge Carballo Pérez 15/11/2016 · #6

Excelente Post @Isabel Díaz Durán Mega Interesante. Te comparto. Gracias, Un Saludo

+2 +2
Isabel Díaz Durán 14/11/2016 · #5

@Sonia Roselló Puig a mi también me ha pasado , ponerme a leer un artículo , ver otro link interesante, clickar y al final como bien dices terminamos saturados. Sobre la infoxificación creo como tú que cada vez está más presente porque no paramos de recibir información constante y nuestro cerebro no puede atender a tantas ideas a la vez. Me alegra que te haya resultado un artículo de interés. Un saludo

0
Isabel Díaz Durán 14/11/2016 · #4

#2 Comparto tu idea @Angel Coca, creo que las universidades deberían compaginar teoría con práctica en todas las carreras como hacen en otros países europeos en los que los alumnos tienen un período de prácticas en empresas para ver como se aplica lo que están estudiando. Además serviría a l@s alumn@s para saber si realmente les gusta lo que están estudiando. La verdad creo que las universidades deberían actualizarse un poco en ese sentido. Un saludo y gracias por comentar!

+2 +2
Sonia Roselló Puig 14/11/2016 · #3

Me identifico con la gula por conocimiento, a veces ocurre que te entretienes leyendo cosas interesantes y acabas saturada de información imposible de digerir y asimilar, has perdido el tiempo y no has obtenido lo que realmente era significativo. El término infoxicación está muy ligado a este artículo, y realmente, hay que tener mucho cuidado con todo esto para no caer en ella. Muy interesante @Isabel Díaz Durán la traducción de este artículo porque todo esto ocurre diariamente y cada vez en aumento.

+4 +4
Angel Coca 14/11/2016 · #2

Tiene toda la razón. Por experiencia, recuerdo mi época en la facultad. Un profesor me preguntó que cambiaría, que mejoraría de la carrera. Le dije: "Mucha más práctica y menos teoría. La teoría es necesaria, pero nos sobrecargan con tanta teoría que, al final, la parte práctica se reduce a lo mínimo." Me terminó dando la razón.

También he leído en diversos artículos el desfase que existe entre las universidades y el mundo laboral. Cuando un universitario termina su carrera, tiene muchísima teoría en la cabeza, pero casi no sabe trabajar de su profesión. Si esto pasa en las universidades, imagino que también pasará en otros estudios, como pueden ser los que estudian una formación profesional de grado superior o cualquier otros estudios.

Otro dato importante: la excesiva dependencia que hay con internet a través de los teléfonos móviles. Hay quien duerme con el móvil encendido para no perderse la última novedad que haya en internet. Se puede vivir sin estar todo el día conectado ni a internet ni al móvil.

+5 +5