Jacklyn Inlakech en El club de las madres, Coaching Motivadora y responsable de contenido • Padres Felices Hijos Sanos 1/3/2018 · 1 min de lectura · +600

La paternidad ¿mata la pareja?

La paternidad ¿mata la pareja?


"Eran  dos, ahora son el infinito entero"

Con mucha frecuencia las parejas que se convierten en padres atraviesan un choque de sentimientos e ideas acerca de lo que "cómo debe cambiar su amor", ante la presencia de la responsabilidad que conlleva la crianza de un hijo. 

Por un lado las mujeres suelen sentir cierta culpabilidad si no enfocan toda su atención a sus vástagos, pues de pronto su deseo de recibir atención, se convierte en una necesidad de dar más atención a esos seres que son parte de ella. 

Por su parte, los hombres experimentan algo similar aunque con un enfoque totalmente distinto. Para ellos, su mujer deja de ser la "fuente" de su deseo para convertirse en imagen de respeto, pues deja de ser en su psique su amante, para convertirse en la madre de sus hijos. 

De aquí viene la idea de que el amor cambia con el tiempo, que deja de ser "pasional" para convertirse en algo más "maduro" y "duradero". De ahí que muchas parejas jóvenes o adultas, experimentan esa sensación de ser felices por un lado, pero infelices por otro. 

Obviamente hay una gran satisfacción por ser padres y formar una familia, pero en el fondo tienen cierta añoranza por ser aquella pareja de dos que se divierten, se apasionan y disfrutan de su compañía y nada más. 

Las parejas más optimistas, piensan que el "sacrificio" de ser padres vale la pena y que volverán a tener su tiempo cuando los hijos abandonen el nido. Entonces volverán a estar juntos y podrán hacer "eso" que las parejas hacen.  Existen otros más que no soportan la idea, y que ven como única salida la infidelidad o bien el divorcio. Pero ¿realmente ser padres es lo que puede llegar a matar a la pareja?  ¡Por supuesto que no!

Lo que puede llevar a la fractura de la pareja es la falta de conocimiento, o el exceso de información equivocada. 

Culturalmente se ha arraigado la idea de que lo más importante en la vida de una pareja es la familia... sigue leyendo aquí