James Birdseye en Medicina Alternativa 11/1/2018 · 1 min de lectura · ~10

La quiropráctica y la escoliosis

La escoliosis es un problema que afecta a la columna vertebral de las personas, que supone una desviación lateral de la misma. Esta desviación implica a nivel de estética un inconveniente, pero sobre todo, es el dolor de espalda que suele generar.

Este problema suele ser más habitual en el género femenino que en el masculino, y especialmente se tiene que prestar más atención antes de que la mujer tenga la regla, motivo por el que todavía se encuentra en desarrollo y crecimiento.

Después de tener la regla, el desarrollo se va paralizando y aunque la escoliosis ya no suele seguir avanzando en la mayoría de los casos, es muy importante seguir llevando un control y aplicar un tratamiento.

El primer paso es acudir al médico para que este lleve a cabo revisiones periódicas para calcular en un primer caso el grado de desviación y rotación de la columna y cómo este va evolucionando. Se procura frenar la progresión de la escoliosis a través del empleo de un corsé, y aconsejando ejercicio. La intervención se considera como opción si el avance de la desviación es rapidísima.

Ciertas enfermedades están implicadas en la escoliosis más la una gran parte de las escoliosis son idiopáticas que sencillamente viene a significar que no se sabe por qué razón ocurren.

La quiropráctica tiene un papel esencial en el cuidado de la escoliosis

El tratamiento quiropráctico escoliosis es una técnica que se emplea para frenar su avance por el hecho de que la quiropráctica normaliza el movimiento de la columna y afecta al control del sistema nervioso que controla y regula toda la musculatura.

La enorme mayoría de músculos están bajo control involuntario y la columna tiene 4 capas de músculo desde los más internos hasta la superficie en la espalda.

El control de esta musculatura es de suma importancia en el cuidado de la escoliosis y forma una parte integral en frenar su avance.

Tras la madurez esquelética (cuando ya no hay desarrollo) la escoliosis incluso puede dar dolor y asimismo adelantar el proceso de la degeneración (artrosis) por los cambios mecánicos que son consecuencia de una columna desviada. La quiropráctica ayuda a reducir el dolor o bien aún quitarlo. Lo logra pues la quiropráctica corrige la estructura y reduce las fuerzas mecánicas incorrectas en la columna del paciente.La quiropráctica y la escoliosis