Javier Aylagas Minelli en Estudiantes y Universitarios, Oficios y profesiones, Recursos Humanos Coach & Orientador laboral • Reorienta Tu Vida 28/11/2016 · 2 min de lectura · 2,4K

El terrible fallo que cometí cuando dejé mi trabajo y que quiero que tú no hagas

El terrible fallo que cometí cuando dejé mi trabajo y que quiero que tú no hagasDejar mi último trabajo es una de las mejores satisfacciones que he llegado a tener en toda mi vida, eso ya os lo expliqué en mi último post donde contaba mi historia.

A raíz de eso me di cuenta de que hubo una cosa que no expliqué en detalle. Es algo que hice mal y si tuviera que volver atrás lo cambiaría.

Además, es un fallo, creo, grande, y que quiero que, cuando tú te plantees buscar trabajo, no hagas.

Ese error es el no haber creado antes de dejar el empleo una estrategia a corto, medio y largo plazo con objetivos detallados y medibles.

Por eso el post va dedicado a esto mismo. Quiero explicaros en qué consiste, qué ganaréis y cómo lo debéis hacer para crear una estrategia irresistible hacia el nuevo trabajo.

¿En qué consiste?

El planteamiento es que: “Antes de hacer nada, escribe qué quieres hacer”.

Ojo! Que sepáis que en esa frase, mientras escribo el post, en vez de escribe puse plantéate, pero lo he cambiado radicalmente.

Planteárselo está muy bien pero al final la cabeza es vaga y luego se olvida. Además, nos ayuda a que si luego eso que hemos pensado no lo hacemos, no pasará nada, porque como no estaba escrito…

Al final el ser humano es tan básico que parece que si no escribes las cosas, tienes más libertad de no hacerlas… Madre mía jajaja.

De hecho mi error pasó por esto. Yo lo tenía pensado pero no escrito, ¿Eso qué me proporcionaba? Pues que si no lo llevaba a cabo, como no estaba escrito, no me autoexigía y si no iba al siguiente paso pensado, pues a otra cosa me ponía.

Y hay veces que lo sigo haciendo eh? Soy totalmente sincero con vosotros.

Cuando tengo miedos o no quiero exigirme ni concretar, no lo escribo, así me siento más libre de poder hacer lo que quiera sin tener objetivos, pero también os digo que poco a poco lo voy cambiando porque de esta manera es mucho más productivo.

Por eso os insisto lectores, comeros la cabeza, reflexionad y obligaros cosas porque si no el cuerpo volverá a su estado inicial, volverá a su zona de confort.

Pero vamos,al lío, que si no hablo mucho de mi y quien importáis sois vosotros.

¿Qué ganaréis?

Esto os lo resumo muy fácil.

  • Claridad a la hora de establecer objetivos
  • Estructura mental y orden
  • Autoexigencia y mayor compromiso
  • Motivación al tener un objetivo claro
  • Más eficacia a la hora de conseguir resultados
  • Tiempo para reflexionar sobre tus intereses y tu futuro profesiona

Creo que son bastantes razones para llevarlos a cabo y con beneficios positivos. Insisto, no hagáis como yo, sed listos y no vaguéis.

¿Cómo lo debéis hacer?

La estrategia es coger papel y boli, los más “techies” teclado y Excel (Word) y realizar una línea temporal a corto, medio y largo plazo.

Reflexionad previamente dónde estáis, qué queréis, qué tenéis y cómo hacerlo.

A partir de ahí y después de contestaros las preguntas, ya tendréis el marco inicial con el que empezar vuestro camino.

Luego los pasos siguientes son un mix entre tu motivación a cambiar – tu propia exigencia – tu tiempo planteado para llevar a cabo el cambio.

En cada punto de la linea deberán ir varias acciones a realizar. Eso sí, que esté todo lo necesario y en el tiempo adecuado (SUPER IMPORTANTE).

Buscad fechas y acciones concretas, objetivos medibles con números exactos.

Ejemplo:

El día 4 de Diciembre debo tener pensado, escritos y analizadas al menos 15 empresas donde podría encajar como empleado.

Como veis concreto fechas (15 Dic) y objetivos (analizar y escribit 15 empresas)

Preguntas como:

  • ¿A cuántas ofertas aplicaré?
  • ¿Cuándo debe ser mi siguiente paso?
  • ¿A cuántas empresas quiero optar a entrar?
  • ¿Cuánto tiempo dedicaré a preparar mi CV?

No es un trabajo fácil, requiere tiempo, ganas y estrujarse la cabeza pero hacedme caso. Yo lo estoy haciendo para el blog y poco a poco se van viendo los resultados que esperaba.

Por cierto, importante también, cada uno con su propia exigencia, nada de sobreeforzaros (al final es contraproducente) y con la calma necesaria.

Al final mi metodología a la hora de trabajar con los clientes es esta.

Empezamos estructurando todas las ideas y las enmarcamos en una línea temporal y de objetivos. Después desarrollamos con varias técnicas las habilidades y herramientas necesarias para conseguir el puesto.

¿Es la mejor metodología? No lo sé, es la que más utilizo y que me funciona, mis clientes pueden dar fe de ello.

Es importante entender que cada orientador tiene su propia visión de cómo encontrar trabajo y vosotros debéis escoger quién os llame más la atención.

Como conclusión os digo que por favor, trabajéis o no trabajéis, si queréis cambiar de trabajo. sentaros vosotros solos y estableceros una estrategia que os ayude a ordenar vuestra mente, a ganar motivación y a no dar pasos en falsos para no cometer errores.

Espero que os haya gustado y sois libres de comentar opinar y compartir el post . Un saludo chicos y a seguir luchando.



#3 Gracias Javier, post como el tuyo ayudan y mucho.
Lo importante es seguir "al pie del cañón" ;)

0
Javier Aylagas Minelli 28/11/2016 · #4

#1 Muchas gracias Pedro por tus palabras. Simplemente pongo en conocimiento lo que yo haría ya que, como le decía a Elena, no es tan fácil verlo a primera vista.

+1 +1
Javier Aylagas Minelli 28/11/2016 · #3

#2 Elena, como tú bien dices, es muy importante tener estrategia marcada. Valoro mucho lo que haces porque no es algo tan fácil de darse uno cuenta.

Por supuesto que se tiene que ir puliendo cosas. Si yo cada día estoy puliendo mis acciones para el blog, como no para encontrar trabajo. Así que de verdad te felicito!

+1 +1

Yo terminé un máster de biotecnología este verano, y en septiembre comencé a trabajar en serio en la búsqueda de trabajo. Me planteé una estrategia que pienso mantener hasta que a) encuentre trabajo, b) pasen 6 meses o un año como máximo. Esta estrategia la voy puliendo, corrigiendo errores, aplicando sugerencias y nuevas ideas y llevando un registro semanal y mensual de las ofertas a las que envío un CV (aparte de un diario en Word).

Comparto contigo que es muy importante marcarte objetivos y llevar un horario y agenda concretos, ayuda muchísimo a seguir en pie de guerra en la búsqueda de trabajo. Gracias por el post.

+3 +3
Pedro Gómez 28/11/2016 · #1

Muy bueno Javier, buenos consejos!!!

+2 +2