Reducir el consumo de plástico de un solo uso (o empezar a aprovecharlo)

Reducir el consumo de plástico de un solo uso (o empezar a aprovecharlo)


El consumo excesivo de plástico de un solo uso es sin duda uno de los problemas más importantes que nos apremian en esta era. Sin embargo, hay diversas pequeñas acciones que podemos llevar a cabo para controlar este consumo desmedido. 

Por ejemplo, el hecho de evitar comprar botellas de plástico. Como alternativa, podemos filtrar el agua del grifo para que sea potable y llevarnos una pequeña cantimplora siempre con nosotros para tener agua disponible todo el tiempo. 

Otros plásticos prescindibles son las pajitas de plástico, las bolsas de plástico de supermercado o las cápsulas de café. El hecho de comprar productos a granel y evitar en la medida de lo posible aquellos que vengan envueltos en muchos plásticos también sirve de gran ayuda. 



Por último, los chicles contienen en su composición plástico. En cambio, existen algunas alternativas como chicles 100% naturales y ecológicos.

No obstante, como sabemos que la reducción del uso del plástico en nuestra vida es algo que todavía se está haciendo de manera gradual, hay otras acciones que podemos llevar a cabo y que resultan mucho más ecológicas para nuestro planeta, ya no solo hablando dentro del ámbito de su reciclado, sino de su reutilización.

Por ejemplo, una garrafa de agua grande (para aquellos que todavía las consumen) puede convertirse fácilmente en una cesta si le cortamos la parte superior. El plástico de las botellas, en general, puede tener una multitud de usos si usamos nuestra imaginación, como por ejemplo, para hacer lámparas o macetas.



Algunas bandejas para alimentos pueden ser reutilizadas también para volver a almacenar comidas e, incluso, para emplearlas como organizadores para otro tipo de objetos de nuestra casa.

Pero, ante todo, para hacer un uso responsable reutilizando el plástico, es importante tener en cuenta el tipo de material que tenemos entre manos, ya que hay algunos que pueden llegar a ser tóxicos si se calientan demasiado.

Siguiendo estos pequeños consejos, estaremos velando por nuestro futuro.