MI LADO FEMENINO de María Castells

MI LADO FEMENINO de María Castells  bibiana fierro photo


Me avergüenza a diario ser el ser inteligente que puebla la tierra, no hace falta más que ver las noticias para ver que como especie dominante no lo estamos haciendo muy bien; ni somos responsables con el medio, ni con las otras razas ni con los animales ni con las plantas.

Estamos lejos de poder hablar de la igualdad cuando no sabemos convivir en paz y armonía entre nosotros mismos, independientemente del sexo.

A pesar de haber respirado en un hogar moderno donde mi madre nos enseñó a valernos por nosotros mismos, viví una época post machista. Mi padre trabajaba todo el día y muchas noches fuera de casa y mi buena madre dejó su trabajo para poder criar a cinco hijos de una forma ejemplar. No ayudábamos en casa, sino que cada uno tenía su cometido, que además iba rotando semanalmente, niños y niñas indistintamente.

Es obvio reconocer que en aquellos tiempos distaba mucho la igualdad entre hombres y mujeres. Pero lo triste es que tampoco se ha avanzado mucho a pesar del esfuerzo de millones de personas.

Llamar la atención diciendo portavoz o “portavoza”, obligar a tener más mujeres en el comité de dirección, o cualquiera de las miles de iniciativas que se han promovido, no sirven de nada si no atacamos el origen del problema. Amigos, ahora os hablo a vosotros, el origen del problema está en nuestra conciencia.

La huelga la deberíamos hacer nosotros, los hombres. Pero la huelga de la puta vergüenza. La de tener cojones - ¡cómo nos gusta la maldita expresión! - para enfrentarnos a los otros machos de la manada defendiendo la igualdad. Ni más ni menos. Simplemente la igualdad de la que hablamos entre personas, no de sexos.

Me avergüenza ver que en pleno siglo XXI todavía sigamos matando mujeres, violando niñas y, maltratando e insultando a nuestras compañeras. Es lamentable cada nueva víctima machista y una vergüenza para los hombres de buena fe.

Tenemos que recapacitar y nuevamente dejar de mirar para otro lado, dejar de hablar de feminismo como si fuera una corriente que nos molesta y tomar cartas en el asunto. Pregúntate ¿qué puedo hacer yo para parar esta flagrante injusticia? Revisar los sueldos de mis empleados y no aceptar diferencias entre hombres y mujeres, ¿hacer en casa lo mismo que hace mi pareja? Encargarme de los niños “a pachas”, hoy le digo yo a mi jefe, que me voy antes porque el niño tiene que ir al dentista. Y cuando te enfrentes a él para decirle que te vas, que los hijos son de los dos, estás demostrando que le estás echando cojones. Que sepáis que a mí me llamaron maricón por cogerme la baja completa de paternidad. Y en el fondo no hizo este mierdecilla más que alagarme, porque evidenció que mi lado femenino todavía latía dentro de mi cuerpo peludo.

Chicos, hagamos nosotros la huelga de hacer las cosas mal o de dejarlas pasar, para agarrar el toro por los cuernos y decir ¡basta! Amplitud de miras, señores. O ¿es que tú no tienes madre, hermanas, mujer, hijas o amigas? No tenemos que sumarnos a su continua reivindicación, lo que tenemos que hacer es cambiar por dentro desde el primero hasta el último.

Chicas, sólo os puedo pedir perdón por todo este sufrimiento y angustia. No puedo decir nada más. Algunos hombres buenos estamos con vosotras y seguimos apoyando la igualdad cueste lo que cueste.

Hoy voy a firmar mi artículo con el nombre de María, que es mi segundo nombre, reivindicando que debo defender aún más a las mujeres para que os sintáis reconocidas. Para que se os pague lo mismo que a un hombre por hacer el mismo trabajo. Y sobre todo para que se os hable, se os trate y se os ame igual que me gustaría que me amaran a mí.


Love!



Jesús Castells Navarro 11/3/2018 · #21

#16 Tengo una madre muy moderna @Adela Garcia, que además creció sin padre, así que eso la hizo muy fuerte y muy cabal. No puedo estar más de acuerdo con lo que escribes, deberíamos empeñarnos en que sea normal ser igual.

+2 +2
Jesús Castells Navarro 11/3/2018 · #20

#15 Seguro que la hay @Isabel 🐝 Díaz Durán, otra cosa es que lo digan...

+2 +2

#18 con el Hembrismo tan poco estoy de acuerdo. Por eso los ✅(a favor) y ✖️(en contra) 😘😘😘 Adeliña.

+2 +2
Adela Garcia 10/3/2018 · #18

#17 Gracias @Irene 🐝 Rodriguez Escolar, por las definiciones exactas. La verdad es que puede que no me expresara bien.
Solo me refería a ese exceso de "Feminismo", ese que ya raya en el machismo, ese al que le dan ese otro significado a la palabra, que si, que puede que la palabra no sea la más adecuada, es una linea tan fina, que muchas veces la traspasamos, sin darnos cuenta, o quizás si.

+2 +2

✅Feminismo: es la defensa de la igualdad de derechos y oportunidades entre todos los seres humanos sin distinción. Ese es el verdadero significado (hasta el año pasado también yo pensaba que era la misma definición, con distinto sexo, que podian haber elegido otra palabra que no diese lugar a pensar que es lo mismo) debemos educar y reeducar nos.
✖️Machismo: es la falsa superioridad del hombre sobre la mujer (u otro hombre, también hay que decirlo) Provoca discriminación y violencia física y verbal.
✖️Hembrismo: falsa superioridad de la mujer sobre el hombre, provoca discriminación y violencia física y verbal.
✖️Feminazismo, feminazi: (me horroriza el sentido de la palabra) expresión utilizada por machistas para tratar de insultar a Personas Feministas.
✅Ser feminista es precisamente creer en la
igualdad de derechos y oportunidades
para todas las personas, sin
discriminación.

¿Alguna vez habéis leído los libros elije tú propia aventura?
Libro juego de la huelga feminista. Una gran manera de Educoconcienciar. Ya me cuentas #16

+2 +2
Adela Garcia 9/3/2018 · #16

👏👏👏👏👏Esta visión me gusta mucho más!!
Mucho mas que esa palabra feminista que no es más que el lado opuesto al machismo y que al fin y al cabo no deja de ser más de lo mismo.
Quiero personas portavoces, que sepan llevar la palabra, sin distinción de género, quiero presidentes que sepan presidir, sin distinción de genero, y quiero médicos profesionales que tengan ganas de ejercer su profesión, sin distinción de género, también quiero maestros que tengan vocación de enseñar, sin distinción de genero. En realidad lo justo serian profesionales que amen y sientan su profesión, sin distinción de género y que tengan ganas de trabajar, y en ello incluyo a los empresarios, sin distinción de genero, porque de ellos depende esa igualdad.
Es muy triste que a estas alturas todavia tengamos que subirnos a unos tacones para demostrar que podemos llegar al techo, somos nosotras las que tenemos que dejar de subir y la falda y bajar el escote, somos nosotras las que tenemos que aprender a decir NO, sin miedo y sin buscar justificaciones.
Gracias por sentirte mujer de vez en cuando, eso te hace ser mas hombre, y seguro que es todo gracias a tu mama.

+3 +3

Ojalá más gente pensase como tú!!! Un saludo
..............................................

+2 +2

#9 Algunas veces me siento más mujer que hombre @Anabel Timor Tornero Sobre todo cuando veo las noticias!

+3 +3