Jesus Solanillos en poker, Ocio y estilo de vida, Juegos de Azar Analista-Programador • CESTEL (Grupo Progescar) 10/1/2018 · 5 min de lectura · +100

Pensamientos de un Novato II: Ganando mi primer torneo Online de Póker.

Hoy he ganado mi primer torneo Online de Póker  

...Así que al poco tiempo hice un ingreso de 25€ en PokerStart para poder jugar en torneos o en mesas Sit&Go...

Todo iba sobre la seda!! Pronto en mis primeros Sit&Go jugando a 1€ iba ganando una, perdía dos, ganaba de nuevo… y mi saldo variaba entre los 20€ y los 37€ que llegue a coger en una buena racha. Esto es Jauja!!

Pues no, no es Jauja… pronto empiezas a ver que en el más absoluto desorden empiezas a jugar torneos cuando no debes, - antes de cenar, antes de que tu mujer te diga, vamos a ver una peli, dos horas antes de quedar con los amigos – Y así no puede ser, así se juega desconcentrado y te das cuenta que para jugar un torneo medianamente serio lo más importante es tener tiempo libre. La mitad de los torneos tuve que dejarlos antes de acabar, aun estando en buenas posiciones, y la otra mitad los perdí por la precipitación de no estar centrado y de intentar eliminar a todos pronto. Cuando me quise dar cuenta, entre torneo y torneo precipitado de 0.50 y 1€ mi saldo bajó hasta los 8€, y empecé a jugar los Sit&Go, con sus distintas modalidades, premio para los 3 primeros o fifty – que si participan 10 jugadores ganan 5 de ellos – Esta modalidad es mucho más segura, y mis 8 € oscilaban subiendo hasta los 12€ o bajaban hasta los 5€, hasta que un día me quedé a cero.

Ahora está el según como te lo tomes. Madre mía que he perdido 25€!! Esto es una catástrofe y me voy a arruinar porque soy un leudópata y esto es peor que la cocaína y he perdido dinero y ahora necesito desintoxicarme!! No voy a volver a jugar nunca mas Online!!! O tomártelo como la cosa más normal del mundo, llevo jugando 2 meses al póker por 25€… a cuanto sale la hora de ocio? A céntimos? Una mañana con los amigos en el Paintball ya cuesta el doble, y no digamos ir al zoo o al parque de atracciones… y el cine con las palomitas? El objetivo para mí no es ganar dinero, ni siquiera ganar, es pasárselo bien, y a mi me compensaba el tiempo disfrutado con las sensaciones.

Así que después de un par de semanas jugando de nuevo con fichas ficticias y a torneos gratuitos volví a ingresar 25€, el objetivo? Que me duraran más de dos meses, que es lo que me duraron los anteriores.

Pero como me gustaba ver en la televisión el ETP – European Poker Tour – y las timbas presenciales con el maestro eran mini-torneos, volví a jugar los torneos, pero tomándomelo más en serio. Así que empecé a jugar por la noche los martes o los jueves, después de cenar, mientras la mujer dormía a la peque – y en muchas ocasiones se dormía ella también - .

Ahora me lo tomé mucho más en serio, no regalaba una ficha y respetaba los faroles de los demás, a la larga es esperar a que el farolero se encuentre con una buena jugada tuya, es cuestión de tiempo.

Uno de los primeros problemas/fallos que tuve por el cual no conseguía despegar en los torneos fue el no saber elegir el tipo de torneos en los que jugaba. Yo simplemente jugaba en los más baratos, sin mirar mucho más… Pero la mayoría de los torneos baratos o incluso gratuitos tienen más de 1 hora de “renganches” al torneo, es decir, si te quedas sin fichas por una pequeñísima cantidad de 0.10 o 0.25 puedes continuar y te dan otras 1500 o 2000 fichas. La gente lo paga para entrar en los premios y continuar jugando y resulta que un torneo de 800 personas, que llevas jugando casi una hora y vas 150 de 700 que quedan y que se han renganchado 500 veces, entran de nuevo otros 200, antes del cierre del torneo y del cierre de los renganches (al ser tan barato la entrada), por lo que estás de nuevo como si empezaras de cero, con mas gente que en la guerra y con varios jugadores que con un poco de suerte y conocimiento que se han aprovechado de los “reenganchistas” para tener un número de fichas descomunal. Por lo que decidí después de varios fracasos en estos torneos a filtrar torneos y jugar aquellos que no permitieran reengancharse, es decir, si te quedas sin fichas estás fuera sin remedio, y sin poder volver a entrar al torneo.

El siguiente fallo que tuve es que como los torneos suelen ser muy largos, paralelamente y a la vez jugaba algún Sit&Go, te aburres menos cuando el torneo va muy lento, pero si hablábamos de rentabilidad es peor, se está menos concentrado. Además de que no se disfruta igual, no se puede estar tan pendiente de cómo reacciona cada jugador y lo que ganaba en los Sit&Go solo vale para dinamitar el Torneo, que pronto me quedaba muy atrás y me comían las ciegas. Así que empecé a ser ordenado, si me apetece jugar al poker una tarde que tengo un par de horas libres pero luego he quedado Sit&Go, si juego por la noche o tengo todo el tiempo del mundo, pues un torneo, y hay que estar a lo que se está, concentrado y disfrutando del juego, como si fuera presencial!!!

De esta forma me quedé asombrado de mi mismo, y de la suerte que iba teniendo. Empecé a entrar en premios muchos de los torneos que jugaba!! Si eran torneos de poco dinero 0.10 o 0.25 había muchos jugadores – 2.500 a 4.000 – suelen entrar en premio a partir del 250 y aunque eran largos lo conseguía y recuperabas esos céntimos y la satisfacción de estar entre los elegidos. Si la entrada del torneo es más cara – de 1€ a 3€ - había muchos menos jugadores – 40 a 100 – y se repartía premios entre los 10 o 12 primeros y sorprendentemente también conseguía llegar o estar muy muy cerca!!

Anoche me apunté a un torneo de 2€, y fue el primero que gané!!! Y lo contaré ilustrándolo con imágenes que fui capturando.

El objetivo, como venia haciendo últimamente era el aguantar lo máximo posible y entrar en los premios. En este caso participaban 96 jugadores y los 15 primeros tendrían premio.

Pensamientos de un Novato II: Ganando mi primer torneo Online de Póker.

Empecé bien, y es que la suerte es indispensable para jugar al Póker… y en definitiva para todo en la vida. A las cuatro manos echadas me salió un full en el flop y uno que hablaba antes que yo metió muchas fichas de farol, el siguiente con un A K – creo recordar – lo vio y yo con el full ya en la mesa metí unas pocas fichas más, el farolero hizo all-in, y el del A-K lo vio, y yo por supuesto, así que gané y me tripliqué. En estas condiciones, lejos de volverme loco decidí ser conservador, defendía mis ciegas al tener mas fichas y solo iba con jugadas claras, así que me mantuve toda la partida por encima del promedio.

A mitad de la partida los jugadores se van partiendo, es decir, hay muchos que se conservan dentro del promedio, un grupo de 6 o 7 escapados que duplica el promedio y muchos que tienen pocas fichas, aquí se vuelve peligroso el torneo porque estos locos ya juegan a la desesperada para irse o duplicarse en fichas y aunque tengas buenas manos la suerte tiene que volver a aparecer para que tu pareja de Q-Q ganadora no se vea vencida por dos 6-6 guarros y que salga otro 6, o que un proyecto imposible se haga realidad para tu desdicha. En esta fase del juego tuve problemas al intentar echar, con unas cartas claramente favorables a dos o tres jugadores con mil y poco fichas y se duplicaron a mi costa, pero como la cabra siempre tira al monte, era esperar a que volvieran al all-in y que mis cartas fueran mejores y la estadística funcionara correctamente – cosa que no siempre sucede –

Cuando quedaban aproximadamente 30 personas tuve otro golpe de suerte, como al principio del torneo y como en mi fase de mala racha que conseguí sobrevivir. Yo con unas 21.000 fichas vs un jugador de 39.000 fichas –aproximadamente - y con una doble pareja que pensé que era ganadora quise el All-IN de mi adversario que ya tenía en el flop un trio. Ohhhh nooo!! Me iba a quedar 30 de 95 después de una buena tarde...Pero el destino es caprichoso y como hemos dicho, no solo hace falta jugar bien y tomar buenas decisiones, sino tener suerte, y empezaron a salir corazones hasta completar un color a mi favor que desquició a mi adversario, no solo al perder 21.000 fichas sino que en la siguiente jugada hizo all-in en el pre-flop con las fichas que le quedaban, unas 17.000 y yo con J-J de mano dije que OK y gané!!!

En ese momento me puse primero con una diferencia abismal, puse el juego en “ausente la próxima mano” y me fui diez minutos a comer un yogurt y a bajar la adrenalina, iba primero con mucha diferencia sobre los demás!!

Cuando volví seguía primero, seguí jugando y ya solo quedábamos 15, ya estaba en premios!!! Así que empecé a jugar de nuevo involucrándome más en cada mano, sobre todo con los que quedaban con 5.000 fichas o menos, que ya estaban también satisfechos con el reparto de premios, pero hubo un par de jugadores que empezaron a tener una buena racha de suerte, bajé mi estatus en fichas y me tranquilicé para intentar quedar lo más arriba posible, al poco rato ya solo quedábamos nueve de 96!!! Y yo estaba en un sorprendente tercer puesto con 23.000 fichas!!! 


Yo ya me daba por satisfecho, pero una oportunidad así no se presenta cada día, así que seguí jugando todavía más seguro y sin regalar una ficha, y conseguí subir un poco pasando las 30.000 fichas, entonces en poco rato la gente se volvió loca y ante mi inactividad y atónita mirada fue desapareciendo gente, hasta quedarnos 3 jugadores, siendo yo el tercero en discordia y con un premio asegurado de 22€ por la tercera posición.


Tuve la suerte de no ir pillando nada, – si, os aseguro que muchas veces eso es una suerte – y los dos contrincantes que tenía o les entraban parejas o ases y se iban restando fichas entre ellos, a favor claramente del que iba primero, y yo sin todavía cartas para poder entrar en pelea. Hubo un all-in entre ellos que se resolvió con la eliminación del que menos fichas tenía, ya era segundo!!!! Aunque claro, el primero me sacaba muchas muchas fichas…


El virtual campeón empezó a aprovecharse de sus fichas y empezó a ir a todas las manos robándolas y echando all-in a la menor ocasión. Yo no tenía nada que perder, y estaba más que satisfecho con el segundo puesto y el montante del premio que ya era de 29 €, pero… tampoco iba a regalar mis fichas con cualquier cosa, y fui aguantando pasando y perdiendo fichas hasta quedarme en menos de 16.000 y hasta que por fin la estadística actuó – no podían salirme siempre malas cartas - y me salió una buena jugada, dos damas, Q-Q que aceptaron el all-in de mi contrincante y me dupliqué, y casi a la siguiente jugada le quise otra montaña de fichas con lo que se igualó la partida:

Mi contrincante tenía doble pareja y yo iba con 2 doses y un tercer 2 en el flop. Antes del River terminó la jugada en all-in y, además de ya ir ganando, en la última carta salió el cuarto 2, póker de doses!!!!!  Gracias a la diosa suerte!!! Yo estaba súper motivado por haber logrado igualar la partida y tener bastante más de 30.000 fichas y él menos de las 100.000

A partir de ahí fue todo muy rápido, dos subidas en el pre-flop me pusieron por delante en la partida y mi contrincante se precipitó en un all-in absurdo, que fue aceptado por mí, cuando de repente apareció ante mí esta deliciosa pantalla:


No me lo podía creer, fui a ver el LOBBY – información del torneo – y capturé esta histórica pantalla:


Dos horas y media jugando, 96 jugadores, 43.04€ de premio para el primer… Y el primero era yo!!!

Ya sé que no es para volverse loco, pero la primera vez siempre hace ilusión, así que lejos de jugar el fin de semana o estar deseando echar otro torneo, lo voy a disfrutar con calma, hasta el miércoles o jueves de la semana que viene no volveré a jugar al póker, y mientras, he decidido hacer este artículo para que no se me olviden las sensaciones y para que los novatos del póker, como yo, vean que siempre puede haber una primera vez para llevarse una alegría rodeado de corazones, diamantes, tréboles y picas.

Espero que os haya gustado!!

ALL-IN!!