Jorge Hernández Alonso in Hotelaria, Gastronomia e Turismo, Gastronomía, Hostelería y Turismo Global Brand Ambassador beBee • Bebee May 4, 2018 · 2 min read · 6.9K

Hornazo en el Lunes de Aguas

Hornazo en el Lunes de AguasEl hornazo es una comida estacional, arraigada a la cultura gastronómica salmantina e inseparable de la fascinante y carnal historia del Lunes de Aguas.

Pobre del que se refiera al hornazo como una empanada hecha al horno con un relleno de embutido. Además de una referencia vaga, sobre todo es banal y simplista. Permíteme que te narre el origen de este embajador charro.

El joven Felipe II, el prudente

El 13 de noviembre de 1543, el joven monarca Felipe II, con tan solo 16 años entra en Salamanca para casarse con la que sería su primera mujer y prima, María Manuela de Portugal, al día siguiente.  El rey con fuerte formación católica y considerado un adalid de la moral visita la ciudad universitaria durante los 5 días de festejos organizados en honor a la unión real. Qué sepáis que fue el novio el que vistió de blanco y no la mujer.

Comprueba estupefacto el verdadero rostro de la ciudad. El panorama que le dejó asombrado no estaba vinculado a la historia universal, ni a Antonio de Nebrija y su gramática, ni a la precursora universidad que tuvo la primera mujer universitaria  y que también cuenta con el mismo hecho en su profesorado.

Nos referimos al oprobio, la lujuria. Salamanca era la Sodoma y Gomorra resucitada de sus cenizas. Las calles rebosaban de lupanares que ponen a prueba los deberes morales de los 8.000 estudiantes varones en plena efervescencia hormonal. La ciudad guarda un delicado equilibrio entre cultura y placer por lo que el monarca se ve en la obligación de tomar medidas.

El edicto y la prohibición de la carne

Ese mismo año dictó un mandato Real con algunas ordenanzas poco populares para los jóvenes estudiantes libres de la vigilancia familiar. En este escrito obligaba a desterrar a las mujeres de moral distraída que habitaban en la Casa de Mancebía de Salamanca. Eran trasladadas a partir del Miércoles de Ceniza al Arrabal del Puente, al lado izquierdo del río Tormes. De esta forma, durante el periodo de Cuaresma la “carne” no sería probada respetando los preceptos católicos. Para salvaguardar este edicto, la Iglesia creó un vigilante, el Batman de la moralidad: El padre Lucas Carmenas que no permitiría acercarse a las meretrices a menos de una legua de la capital, (5.000 varas castellanas de Burgos, es decir, unas 2,6 millas romanas, 15.000 pies castellanos, vamos unos 4 kilómetros), bajo amenaza de fuertes castigos.

El Padre putas

El celador de la virtud de la urbe era un sacerdote llamado Lucas. Un diácono responsable de vigilar, cuidar y atender tanto a las mujeres en el exilio, como de mantener a raya a aquellos pecadores que trataban de saltarse la prohibición.

Por su oficio, recibió el nombre de “Padre Putas” y cómo no, las maldiciones de miles de lujuriosos viciosos que no podían hacer frente a sus desahogos lascivos. Pasó a la historia y se convirtió en objeto de sátiras, de hecho es el cabezudo más representado en las fiestas salmantinas.

El regreso de las rameras y con ellas el hornazo

Cerrado el proceso de penitencia y ayuno que concluye con el Lunes de Pascua, las decanas del placer podían regresar a la ciudad, pero tenían que esperar al siguiente lunes: “El lunes de aguas”. El retorno de ellas suponía el inicio del descontrol y desenfreno reprimido durante 40 días con sus noches. Tal era el ansia de los universitarios, que cruzaban en barca para realizar la operación lo más rápidamente posible, lo que hoy llamamos “operación retorno de Semana Santa”, la última de las procesiones y la menos religiosa de ellas.

La orilla del Tormes se convertía en una orgía, cientos de jóvenes esperaban a las exiliadas con bebida y comida, el hornazo era el plato oficial.

El hornazo es el único elemento preservado de esta efemérides

Los salmantinos rememoran este desembarco, la tarde del Lunes de Aguas. Salen a merendar a las praderas provistos con hornazos y por supuesto, sin mujeres de compañía, ni sacerdotes que fueron olvidados con el paso de los años quedando como un poso pagano. Curas y prostitutas son sustituidas por familias y amigos.

¿Hornazo con huevo o sin huevo?

En ciertos periodos, la Iglesia consideró los huevos como carne y por tanto, su consumo en Cuaresma estaba prohibido. Como es obvio, las gallinas no saben de preceptos y por tanto seguían poniendo huevos. Así que para poder aprovecharlos, se cocían hasta que su consumo estuviera permitido. Esto explica por qué hay tantos postres y tradiciones de consumo en las fechas posteriores a las Pascuas (huevos de pascua, monas de pascua, cocas). Por esta razón encontramos de forma habitual hornazos con huevos cocidos en su interior acompañando al jamón, el lomo y el chorizo.



...

Puedes seguir leyendo el artículo en nuestro blog:

https://koketo.es/hornazo

__________________________________________
[www] http://koketo.es
[beBee]
@jorge-hernandez-alonso

http://www.facebook.com/chefkoketo
[Tw] @chefkoketo 
[Instagram] @jorgehdezalonso
[Instagram] @chefkoketo

[Tumblr] jorgehdezalonso
[Flickr] jorgehdezalonso
___________________________________________
[YT] http://youtube.com/jorgehdezalonso
[PT] 
http://pinterest.com/jorgehdezalonso

___________________________________________



Jorge Hernández Alonso Jul 30, 2018 · #12

#9 muchas gracias. Igualmente.

0
Jorge Hernández Alonso Jul 30, 2018 · #11

#8 muchas gracias Ignacio.

+1 +1
Fernanda datos Gomes Gomes Jul 25, 2018 · #10

#9 Brasil....

0
Fernanda datos Gomes Gomes Jul 25, 2018 · #9

#7 Ten un buen dia!!!!

+1 +1
(Nacho) Ignacio Orna Jul 24, 2018 · #8

Que cosas más curiosas. Gracias por hacerlas saber.

+1 +1
Jorge Hernández Alonso May 7, 2018 · #6

#5 Muy cierto @Vega 🐝 Gómez Hernández Ten un buen día.

+3 +3

#2 El hornazo es contundente pero tomado con moderación delicioso 😋

+3 +3