Jorge Lázaro Molina en Ávila, Foodie Managers, Foodies Director de Sistemas • beBee 10/11/2016 · 1 min de lectura · 1,4K

Ávila en el plato

Aprovechando un festivo de estos que te parten la semana por la mitad, hemos hecho una pequeña escapada a la vecina Ávila. En concreto hemos ido a la zona del pantano del Burguillo. Por allí hemos estado dando un largo paseo por el castañar de El Tiemblo para abrir el apetito y para disfrutar de los colores del otoño en pleno castañar.Ávila en el plato

Pero después del paseo nos sentamos a la mesa y nos ponemos a degustar las maravillas. Mientras esperamos nos sirven una ricas aceitunas caseras, del tipo de campo real pero con un poco mas de fuerza en el aliño. Acompañado del vino de la casa, en este caso un vino generoso que acompaña muy bien a las aceitunas y nos servirá para el resto de la comida.

Ávila en el plato

Pronto llegan los entrantes, que consisten en un revuelto de morcilla, con el huevo poco cuajado para darle más jugosidad. La morcilla no está excesivamente condimentada, con lo que resulta muy suave al paladar y no empalaga, y gracias a la melosidad del huevo el sabor de la morcilla se integra perfectamente con los piñones y puedes tomar bocado tras bocado sin sobrecargarte.

Ávila en el plato

Alternamos el revuelto con unas setas a la plancha con virutas de jamón. Aprovechando que estamos en temporada disfrutamos de su frescura, su textura y su sabor bien contenido en cada pieza. Las setas están en su punto, sabrosas, jugosas y carnosas, las virutas de jamón en este caso apenas añaden unas notas de color al plato pero nada de sabor frente a tan buen material.

Ávila en el plato

Y al ir terminando las setas llegan los platos principales, solomillo y chuletón de ternera de Ávila, carne de denominación de origen y de sabor excepcional. Ambos platos son de un tamaño considerable, y la calidad de la carne es excelente. El solomillo es tierno como mantequilla y concentra un sabor intenso al soltar sus jugos en cada bocado.

Ávila en el plato

Mientras que el chuletón tiene un sabor más ligero que el solomillo, es también muy sabroso y jugoso, y de un tamaño importante. La carne tiene una textura excepcional, y una ternura que hace que sea fácil de cortar. Bocado a bocado nos vamos terminando la pieza entera con gran placer. Esto hay que vivirlo, cualquier descripción se queda corta.

Ávila en el plato

Ya para terminar, un buen café y un arroz con leche casero. Este arroz era bastante bueno, con el arroz en su punto y con un gran sabor a leche de verdad, y en una cantidad muy generosa, con el que terminamos de llenar los pocos huecos que aún podían quedarnos después de tan pantagruélico festín.

Ávila en el plato

El sitio en concreto en el que hemos disfrutado de tan buenas viandas es Restaurante el Descanso, en Pantano del Burguillo, El Barraco, Ávila. En estas fechas recomendamos reservar mesa con tiempo!


Alvaro INFANTE SANCHEZ 14/11/2016 · #10

Morcilla con piñones.....interesante 😏😏😏

+1 +1
Belen Robles 11/11/2016 · #9

#6 en todo Castilla y León siempre se come de lujo ;) Tenemos 12 D.O, 14 Indicaciones Geográficas Protegidas y 18 Marcas de Garantía en toda clase de productos....vinos, carnes frescas, embutidos, quesos, lácteos, legumbres, frutas, verduras, panadería y repostería .....por calidad y variedad es una de las Comunidades más recomendables para hacer una escapada gastronómica.

+5 +5
Mamen Delgado 10/11/2016 · #8

Qué fotazas @Jorge Lázaro Molina!! Y qué bueno todo... Mil gracias por toda la info!!

+4 +4
Javier beBee 10/11/2016 · #7

Qué buen zumbido de la abeja comilona!! 😉😉😉 Aún estamos esperando al primer zumbido del resto de techies !

+8 +8

Comimos de lujo allí ayer, muy recomendable!!!!

+4 +4
Maria Luquero Vila 10/11/2016 · #5

pintón!! es que ahí se come genial!!!!!!!

+4 +4
Marta Carretero Garcia 10/11/2016 · #4

que buena pinta!

+4 +4

Que rico!!! gracias @Jorge Lázaro Molina por traernos estas delicias. Me encanta la zona del Burguillo.

+5 +5