Jose Antonio Lopez Martinez en Abogados, Negocios y Empresa, Consultoría y Asesoría Managing Partner • Lopez, Gimenes, Torres 4/10/2016 · 1 min de lectura · +300

SOBRE LA FALSIFICACIÓN DE MEDICAMENTOS

SOBRE LA FALSIFICACIÓN DE MEDICAMENTOSEl pasado viernes, tuve el honor de intervenir como ponente en la Jornada sobre falsificación y consumidores que organizó la EUIPO y la Asociación General de Consumidores (ASGECO).

En esa Jornada, que espero se siga organizando pues resultó de mucho interés, tuvo un papel muy relevante el estudio del fenómeno de la falsificación en el ámbito de los productos farmaceúticos, y las conclusiones que se obtuvieron no pueden ser más alarmantes.

Me remito a la nota de prensa que se ha emitido con ocasión de la presentación del informe sectorial que mide el impacto económico de la venta de medicamentos falsos, que ha elaborado el Observatorio Europeo sobre Vulneraciones de Derechos de Propiedad Intelectual: https://euipo.europa.eu/ohimportal/es/web/observatory/ipr-infringement-pharmaceutical-sector

Los datos a destacar del estudio, según la Asociación Nacional de Defensa de la Marca (ANDEMA), que también estaba representada en las ponencias, son los siguientes:

- La UE pierde 10.200 millones de euros anuales debido a la falsificación de medicamentos.

- Cada años se pierden el 4,4% de las ventas legítimas de productos farmacéuticos en la UE debido a las falsificaciones.

- Tal reducción de las ventas se traduce en la pérdida directa de 37.700 puestos de trabajo en el sector farmacéutico en la UE

- Vía impuestos, las falsificaciones de medicamentos han generado unas pérdidas de 1.700 millones de euros en ingresos fiscales

- En España, las perdidas se estiman en 1.170 millones de euros, lo que equivale al 5,9 % de las ventas del sector farmacéutico español, afectando a la destrucción de 3.223 puestos de trabajo.

Sin embargo, yo personalmente por esta vez quiero destacar el aspecto humano del problema, que me parece escalofriante, puesto que pudimos considerar en el evento casos reales, con nombre y apellidos, de personas cuya salud ha sido víctima de la falsificación, y bien han fallecido, bien han tenido que ser hospitalizadas, bien tiene que arrastrar graves secuelas por haber consumido un medicamento falsificado y adulterado.

Es bien conocido el caso de la VIAGRA (marca registrada) cuyo principio activo es el sildenafilo y que se ofrece constantemente por Internet. Pues bien, cuando se analiza la composición de esa supuesta VIAGRA falsificada se ve que el sildenafilo brilla por su ausencia. ¿De qué se componen entonces los comprimidos? Les voy a ahorrar a Uds. la enumeración o identificación de lo que se ha llegado a encontrar...

Para terminar, apuntar que también queda uno preocupado al conocer los ejemplos que puede aportar la industria farmacéutica acerca de cómo los falsificadores logran en ocasiones acceder a un mercado tan supuestamente regulado y asegurado como el de la distribución farmacéutica. Tengamos el viernes en paz, y cuando alguien nos pretenda alegar que las falsificaciones son un problema menor, y que sólo afecta a los beneficios de las multinacionales, acordémonos de lo que sucede en el ámbito farmacéutico y en la salud de las personas.