Joseca Arnau en Directivos y Ejecutivos, Comunicación y Periodismo, Estudiantes y Universitarios Fundador • J CA 6/12/2017 · 1 min de lectura · 2,0K

La Constitución no es la solución [El Tintero en Valencia Plaza]

Tampoco la Constitución es el problema, ni mucho menos. Pero en estos meses donde muchos no paran de reivindicar la inminente necesidad de reformar la Constitución española para solventar los problemas, hay que colocar a nuestro texto supremo en el lugar que corresponde.

6/12/2017 - Cualquier nación democrática y civilizada organiza su vida y su convivencia en torno a un texto legal denominado constitución, es decir, “Ley fundamental de un Estado, con rango superior al resto de las leyes, que define el régimen de los derechos y libertades de los ciudadanos y delimita los poderes e instituciones de la organización política.” Así lo define el diccionario y es de fácil comprensión su significado y su valor, especialmente porque define y garantiza “derechos y libertades de los ciudadanos”, la clave de una democracia occidental con ciertos aspectos liberales.

Este año ha supuesto un hito en nuestra historia reciente, sólo comparable al año 1981, cuando se produjo el golpe de estado a manos de un grupo de militares. Pero la diferencia es notable, el intento golpista de principios de la democracia, pese a producirse a poco más de dos años desde la aprobación de la Constitución y en una época donde muchos altos mandos podían considerarse (al menos sociológicamente) más próximos al franquismo, fue minoritario, rápidamente desmontado con el Rey a la ca