Cómo invertir en inmuebles

Cómo invertir en inmuebles

El artículo de hoy trata de dar respuesta a la pregunta: ¿cómo invertir en el mercado inmobiliario? En anteriores artículos os hablábamos de la posibilidad de invertir entre acciones y viviendas.

Teniendo en cuenta que son dos formas de inversión diferentes y que con ambas se pueden conseguir más o menos los mismos beneficios, si se siguen una serie de normas que explicamos al detalle en dicho artículo, hoy nos vamos a centrar en los aspectos a tener en cuenta si decidimos invertir en inmuebles.

Claves a tener en cuenta si invertimos en inmuebles

La decisión de invertir en una casa o piso para sacar réditos debe estar muy meditada, pero sobre todo, preparada y planificada para aumentar las posibilidades de venta al precio que nos interese y nos garantice un interés económico que valga la pena el esfuerzo de tiempo y dinero invertido.

Y es que, la reciente crisis económica ha demostrado que casi todo el mundo que compró un piso por encima de sus posibilidades económicas no pudo mantenerlo. Incluso muchas personas que adquirieron viviendas para especular se llevaron un palo ya que el mercado bajó los precios y de repente no hubo compradores al cerrar el grifo de las hipotecas por parte de las entidades bancarias.

Lo que queremos decir es que una inversión de este tipo debe estar muy bien planificada y tener en cuenta aspectos como imprevistos, crisis y recesiones. Es decir, debemos tener un plan B en caso de que todos los planes principales fallen.

Para ello debemos hacer una hoja de ruta en la que definiremos los siguientes aspectos:

  • Nuestras necesidades. No es lo mismo comprar un piso de 2 habitaciones sin trastero que otro de 3 estancias con garaje y trastero.
  • Compra sin forzar tus ahorros ni tus posibilidades económicas.
  • Ubicación y tamaño del piso. 
  • TIpología de viviendas.
  • El uso que le vayas a dar a la vivienda. ¿La quieres alquilar o vender?
  • Precios de los pisos de zonas cercanas. No puedes pretender elevar el precio por encima de la media del mercado.
  • Tiempo de venta. Periodo de tiempo estimado en el que pretendes conseguir un cliente, bien sea para comprar bien sea para vender.
  • Consulta con profesionales. Cuando decimos que cuentes con ayuda de expertos no significa que delegues todo el proceso en ellos, (aunque es lo más recomendable), lo que queremos decir es que puedes solicitar consulta en determinados momentos y para procesos específicos. Por ejemplo, para hacer un estudio de mercado, para valorar el precio de la vivienda y pedir un precio recomendado de salida, para negociar con el futuro comprador, etcétera. La compra de una propiedad suele ser la inversión más importante y grande en la vida de una persona por lo que es recomendable dejarse aconsejar en un tema tan delicado.
  • Cálculo de la ganancia máxima estimada.

Una vez hemos valorado estos aspectos es hora de hacer cuentas. Para ello os vamos a decir cómo invertir en propiedades inmobiliarias.