Regar con agua ozonificada

Regar con agua ozonificada

Cuáles son los beneficios de regar con agua ozonificada es el título de este artículo en el que os vamos a explicar en qué consiste esta técnica de regadío así como todas las ventajas de usar el ozono mezclado con líquido.

Para entender todo lo que se puede conseguir con agua ozonificada lo primero es explicar las características y propiedades del ozono.

Este gas se conoce como O3 u oxígeno enriquecido a causa de su composición interna ya que tiene tres moléculas de oxígeno. Esto hace que tenga un alto poder oxidante y sea el mayor desinfectante natural de la naturaleza.

La molécula que está libre se junta con otra del oxígeno en forma de gas (O2) y forma el ozono. Esto hace que tenga varias propiedades entre las que destacan las siguientes:

  • Puede actuar como agente desinfectante al eliminar todo tipo de bacterias y partículas tóxicas en el aire y en el agua.
  • Acción desodorizante para eliminar malos olores. Su capacidad de erradicar partículas tiene como consecuencia la habilidad de evitar que haya malos olores en estancias cerradas, incluso olores difíciles de quitar como el tabaco o el aceite.
  • Acción oxidativa ya que tiene un gran poder oxidante lo que lo hace óptimo para descontaminar el aire de cualquier superficie. Lo curioso es que su versión mala es mala para el ser humano, sin embargo, la parte positiva del ozono es que puede ayudar a limpiar el aire viciado de locales cerrados y poco ventilados.

Una vez sabemos estas tres propiedades y beneficios del ozono es momento de hablar de regar con agua ozonificada.